Cometer errores al invertir en fondos de inversión es algo relativamente habitual y a veces “inevitable”. Sea por malos consejos de inversión (cuando son terceros los que nos asesoran sin el adecuado conocimiento), o por