Qué duda cabe que los fondos value, cuando se eligen bien, pueden aportar buenos crecimientos a largo plazo en una cartera de fondos de inversión. La historia así lo demuestra. ¿Pero qué pasa en años