¿Qué es el Fondo de Emergencia? ¿Cómo crearlo e Invertirlo?

En este artículo nos sumergiremos en las aguas profundas y fascinantes de un tema que puede marcar la diferencia entre la tranquilidad y el caos en tu vida: ¡el misterioso pero crucial fondo de emergencia, también conocido como colchón de seguridad, o dinero para imprevistos!

Imagina esto: estás navegando por las aguas de la vida cuando, de repente, te enfrentas a una tormenta económica. ¿La buena noticia? ¡Tienes un bote salvavidas llamado «fondo de emergencia» que te ayudará a hacer frente a esta súbita situación»! Pero, ¿qué tan robusto es tu bote? ¿Será capaz de resistir más embates imprevistos?

En este emocionante viaje, no solo descubriremos por qué un fondo de emergencia es como el superhéroe financiero de tu vida, sino que también desentrañaremos los secretos para construir uno que te haga sentir invencible ante cualquier tormenta económica que pueda sucederte.

Así que, prepárate para embarcarte en una lectura que te llevará a tener las herramientas óptimas para construir un buen colchón de seguridad.

¿QUÉ ES EL FONDO DE EMERGENCIA?

El fondo de emergencia es una reserva de dinero líquido, fácilmente accesible, destinada a cubrir gastos imprevistos o emergencias financieras. También llamado colchón de seguridad, colchón de ahorro, o colchón financiero, su objetivo principal es brindarte tranquilidad y estabilidad ante situaciones inesperadas que requieran una respuesta económica rápida, sin que te suponga endeudarte o venderte tus inversiones apresuradamente y en un mal momento.

Son varios los aspectos que explican la importancia del colchón de seguridad:

  • El colchón de seguridad actúa como un escudo protector contra eventos imprevistos, como la pérdida de empleo, gastos médicos inesperados, reparaciones del hogar o cualquier otra situación que requiera recursos financieros inmediatos.
  • Contar con un colchón de seguridad evita la necesidad de recurrir a préstamos rápidos, tarjetas de crédito o endeudamiento en momentos de emergencia. Esto evita la acumulación de deudas y sus correspondientes intereses.
  • Está constatado que la existencia de un colchón de seguridad proporciona paz mental y estabilidad emocional, ya que brinda la confianza necesaria para hacer frente a imprevistos sin preocuparte por las consecuencias financieras negativas.

¿Cuánto dinero destinarle?

La cantidad de dinero que debes tener en tu colchón de seguridad puede variar según tus circunstancias y preferencias personales. Sin embargo, como referencia general, se recomienda tener de 3 a 6 meses de tus gastos básicos cubiertos. (*)

(*) Nosotros somos partidarios de intentar acumular de 9 a 12 meses.

Para determinar la cantidad exacta, primero tendrás que hacer una evaluación realista de cuáles son tus gastos mensuales, incluyendo necesidades básicas como alimentación, vivienda, educación, servicios públicos, transporte y seguros. Calcula el total de estos gastos y multiplica esa cantidad por el número de meses que deseas cubrir en caso de emergencia.

cuanto dinero tener el fondo de emergencia, una hucha cerdito rodeada de manos y dinero
¿Cuánto ahorrar en el fondo de emergencia?

Por ejemplo, si tus gastos mensuales suman 1.500 euros y deseas tener un colchón de seguridad para cubrir 6 meses, multiplicarías 1.500 euros por 6, lo que resulta en un total de 9.000 euros.

Recuerda que esta cifra es solo una guía y puede ajustarse según tu situación financiera y nivel de comodidad.

Ten en cuenta que, factores individuales como la estabilidad de tu empleo, tu red de seguridad personal y cualquier otra situación especial, afectarán a la cuantía que decidas destinar al fondo de emergencia.

  • Si tienes un trabajo seguro, o sabes que en caso de perderlo tardarás relativamente poco en tener un nuevo, puedes permitirte tener menor colchón que si tienes un trabajo menos seguro.
  • Si tienes de 25 a 35 años, no tienes familia que mantener, y tu trabajo es relativamente estable, tu fondo de emergencia puede ser menor que si tienes mayores responsabilidades financieras, como una hipoteca o una familia que dependan de ti.

¿Cuándo utilizarlo?

La utilización de tu colchón de seguridad será necesaria en caso de que tengas que afrontar gastos imprevistos, o te quedes sin trabajo.

Veamos cada caso:

  • Gastos de emergencia. Utiliza tu colchón de seguridad únicamente para gastos inesperados y urgentes, como una reparación importante del automóvil o una visita médica no cubierta por el seguro. Evita utilizarlo para gastos cotidianos o innecesarios que pueden comprometer tu reserva financiera.
  • Periodos de desempleo. Si te enfrentas a una pérdida de empleo o una reducción significativa de tus ingresos, el colchón de seguridad puede proporcionarte el soporte necesario para cubrir los gastos básicos mientras buscas nuevas oportunidades laborales.

¿CÓMO CALCULAR EL DINERO DEL COLCHÓN DE SEGURIDAD?

Calcular el tamaño adecuado de tu colchón de seguridad es una parte importante de tu planificación financiera. Te presentamos un método sencillo para hacerlo:

Primero evalúa tus gastos mensuales

Haz una lista detallada de todos tus gastos mensuales, incluyendo alimentos, vivienda, servicios públicos, transporte, seguros, préstamos, entre otros. Asegúrate de tener en cuenta tanto los gastos fijos como los variables.

cuenta de ingresos y gastos para determinar el fondo de emergencia
Presupuesto con ingresos y gastos e mensuales.

Multiplica los gastos mensuales por la duración deseada

Por ejemplo, si tus gastos mensuales suman 2.000 euros y deseas tener un colchón de seguridad para cubrir 6 meses, multiplicarías 2.000 euros por 6, lo que resulta en un total de 12.000 euros.

Recuerda que este cálculo es una guía general y puede ajustarse según tus necesidades y circunstancias individuales. Si tienes obligaciones financieras adicionales o te sientes más cómodo con una mayor reserva de emergencia, puedes aumentar la cantidad objetivo.

Recuerda que el colchón de seguridad está diseñado para brindarte tranquilidad y protección en caso de emergencias financieras inesperadas. Tener esta reserva te permitirá enfrentar situaciones difíciles sin tener que recurrir a deudas o desestabilizar tu situación económica.

¿CÓMO CREAR UN FONDO DE EMERGENCIA?

Una vez que hayas calculado el tamaño adecuado de tu colchón para emergencias, establece metas realistas para ahorrar gradualmente esa cantidad. Puedes hacerlo mediante la creación de un presupuesto, automatizando tus ahorros, reduciendo gastos innecesarios, manteniendo la disciplina y aprovechando ingresos inesperados.

Elabora un presupuesto

Crea un presupuesto detallado que incluya tus ingresos mensuales y todos tus gastos, como alquiler, servicios públicos, alimentos, transporte, seguros y otros gastos esenciales. Ajusta tus gastos en la medida de lo posible para liberar algo de dinero que puedas destinar a tu colchón de seguridad.

Automatiza tu ahorro

Configura una transferencia automática desde tu cuenta principal a una cuenta de ahorro separada designada exclusivamente para construir tu colchón de seguridad. Establece esta transferencia para que se realice inmediatamente después de recibir tu salario o ingresos mensuales.

Mantén la disciplina

Es importante mantener la disciplina y seguir ahorrando mes a mes según tu plan. Realiza un seguimiento regular de tu colchón de seguridad y verifica tu progreso hacia tu meta. Si experimentas cambios en tus ingresos o gastos, ajusta tu plan en consecuencia para asegurarte de que sigas ahorrando de manera constante.

Aprovecha ingresos inesperados

Además de tus ahorros mensuales, aprovecha cualquier ingreso inesperado que recibas, como bonificaciones laborales, reembolsos de impuestos o ingresos adicionales. En lugar de gastar ese dinero en compras innecesarias, destina una parte o la totalidad de esos ingresos extras a tu colchón de seguridad. Esto acelerará el crecimiento de tu reserva financiera.

Supongamos que recibes un reembolso de impuestos de 500 euros. En este caso, destina la totalidad de esos 500 euros a tu colchón de seguridad, lo que aumentará significativamente tu saldo acumulado.

Recuerda que construir un colchón de seguridad requiere tiempo y esfuerzo, pero a medida que te acerques a tu meta, disfrutarás de una mayor tranquilidad financiera al saber que cuentas con un respaldo para enfrentar imprevistos o emergencias económicas.

¿Y cuando tengas que utilizarlo?

Hablemos sobre la importancia de contar con un fondo de emergencia. Este dinero está destinado a ser utilizado en situaciones verdaderamente necesarias. Aunque a muchos no les resulta agradable tener que recurrir a él, es crucial comprender que si llega el momento de utilizarlo, debes sentirte orgulloso por haber tomado la precaución de crearlo. Acumular este fondo probablemente haya requerido un esfuerzo significativo.

Cuando te encuentres en la situación de tener que usar todo o parte de ese fondo, agradece la posibilidad de contar con él y trabaja para reponerlo tan pronto como sea posible.

¿EN QUÉ INVERTIRLO?

Recuerda que la misión principal del dinero que tengas en el colchón de seguridad no es rentabilidad sino seguridad y disponibilidad inmediata cuando lo necesites. Esto que te acabamos de decir es muy importante y no debes olvidarlo nunca.

Ojo con la codicia de querer utiliar todo o parte de tu colchón para una inversión irresistible, o para comprarte un capricho que, en el fondo, sabes que no necesitas.

Recuerda que, si realmente quieres beneficiarte de la traquilidad que aporta tener un fondo de emergencia, debes tenerlo totalmente disponible cuando lo necesites.

Mantenlo en liquidez de muy fácil acceso

Dado que el colchón de seguridad lo utilizarás para emergencias y gastos imprevistos, es esencial que los mantengas líquido (que facilmente puedas convertirlo en dinero) y que te sea rápido acceder a él.

Ni se te ocurra meterlo en inversiones de largo plazo o de alto riesgo, ya que puede afectar a su capacidad de respuesta ante situaciones urgentes. Recuerda que estas situaciones urgentes suceden sin avisar y cuando menos te lo esperas. Así que no te la juegues metiendo el dinero del colchón donde no debes.

Sabemos de gente que se ha dejado llevar por la codicia, han invertido su colchón de seguridad en inversiones de riesgo, y cuando lo han necesitado tenían menos dinero del que habían invertido.

Así que, para invertir tu fondo de emergencia busca alternativas de inversión que ofrezcan rentabilidad sin comprometer la seguridad y la liquidez (*) de tu colchón de seguridad. Algunas opciones incluyen cuentas corrientes, depósitos a plazo fijo, letras del tesoro, o fondos monetarios.

monedas en montoncitos, invertir el fondo de emergencia

(*) liquidez es la velocidad con la que puedes convertir una inversión en dinero contante y sonante.

El colchón de seguridad es un componente esencial de una planificación financiera sólida. Al proporcionar protección frente a imprevistos y evitar el endeudamiento innecesario, te garantiza la estabilidad económica y emocional a largo plazo.

Al aprovechar opciones de inversión seguras y estables, puedes lograr un equilibrio entre seguridad y crecimiento de tu reserva financiera.

Pérdida del poder adquisitivo del colchón para emergencias

La inflación es el fenómeno que eleva el nivel general de precios de bienes y servicios con el paso del tiempo. A mayor inflación, mayor pérdida de poder adquisitivo.

Perder poder adquisitivo significa que, con el tiempo, la misma cantidad de dinero puede comprar menos cosas debido al aumento generalizado de los precios en una economía. Mira el siguiente ejemplo para ilustrar este concepto:

  • Imagina que hoy puedes comprar una pizza por 10 euros.
  • Si la tasa de inflación anual es del 3%, el próximo año esa misma pizza podría costar 10,30 € (10 + 3% de inflación) debido al aumento de los precios.
  • Si tu salario, ingresos o colchón no aumentan al mismo ritmo que la inflación, seguirás teniendo 10 euros, pero ahora podrías comprar menos de una pizza con esa cantidad, ya que la pizza cuesta más.

Para evitar la pérdida de poder adquisitivo de tu colchón de seguridad causada por la inflación, es importante invertir todo o parte de lo que tengas acumulado, para intentar que genere un rendimiento que compense la tasa de inflación.

Pero recuerda que la finalidad del fondo de emergencia no es darte rentabilidad, sino la máxima seguridad de que cuando lo necesites lo tendrás a mano con toda seguridad. Así que, mejor evita hacer experimentos raros con el dinero que acumules, hay veces que es mejor dejar de ganar que conseguir hasta el último euro posible.

Cuentas corrientes para invertir el fondo de emergencia

Nosotros tenemos repartido nuestro fondo de emergencia en tres entidades que ofrecen propuestas con las características que te hemos explicado:

  • Myinvestor: Ofrece una cuenta corriente con alta remuneración, con la posibilidad de mantener este rendimiento de manera indefinida. Además, tambien dispone de depósitos a corto plazo, y de varios de los mejores fondos monetarios.
  • Finizens: Este innovador roboadvisor, ofece una cartera compuesta por varios fondos monetarios de alta calidad, con alta remuneración, alta liquidez, y muy bajas comisiones, ideal si quieres rentabilidad ligada a la evolución de los tipos de interés, sin riesgos innecesarios ni cláusulas restrictivas. A partir de 1.000€ y sin límites.
  • InbestMe: Otro roboadvisor que destaca por su amplia propuesta de inversiones, también ofrece una propuesta que llama Cartera Ahorro, formada por varios fondos monetarios, óptima para invertir el dinero que guardas en liquidez. A partir de 1.000€

¿Puedo invertir antes de tenerlo cubierto?

Esta pregunta es típica. Imagina que espués de hacer tus números decides que necesitas tener un colchón de seguridad de 10.000€. Supongamos que ahorras un media de 500€ mensuales, por lo que tardarás 20 meses (10.000 dividido entre 500) en completarlo.

Ahora supón que cuando tienes acumulados 6.000€ aparece la oportunidad de invertir en algo que te gusta, y que en caso de hacerlo, te impedirá destinar dinero a tu colchón al ritmo que querías.

¿Qué debes hacer, invertir o no hacerlo hasta que tengas el colchón de seguridad completo?

Somos de la opinión que aunque lo óptimo es tener el colchón cubierto antes de invertir, si te sale una buena oportunidad, tu ritmo de ahorro va a ser el mismo, y tu situación personal y profesional no tienen pinta de cambiar, puedes plantearte la posibilidad de dejar de aportar temporalmente, sabiendo que una vez hayas completado la inversión, deberás volver a destinarle tu remanente mensual hasta tenerlo 100% construido.

Pero ojo, ya que si por alguna razón llegara a ocurrir uno de los eventos para los cuales se destina el dinero del fondo de emergencia, es probable que no dispongas de la cantidad que tenías prevista. Podrías encontrarte en la situación de tener que vender rápidamente una inversión realizada o recurrir a tarjetas y acumular deudas, algo nada recomendable.

—- xxx —–

Esperamos que este articulo te hay sido interesante. Estamos a tu entera disposición para contestar cualquier duda que tengas. Y recuerda registrarte a continuación para recibir en primicia y por email, nuevos consejos de inversión.

¿Lo valoras del 1 al 5?
product image
Valoración
1star1star1star1star1star
Valoración
5 based on 20 votes
Nombre
¿Qué es el fondo de emergencia?

Simula tu inversión en finizens. Click en la imagen y pruébalo.
simulador de inversiones finizens, simulador de ahorro finizens
en MYINVESTOR encuentras los mejores fondos de inversión

Temáticas

¿Qué inversiones propone el RoboAdvisor líder en España?↓Clic en la imagen para averiguarlo↓

Toda la información que leas en esta página web, es meramente informativa, y en ningún caso supone una recomendación de inversión o desinversión, ni tampoco de invitación, asesoramiento, oferta, solicitud, u obligación, para que realices algún tipo de transacción financiera. Lo que exponemos son opiniones estrictamente informativas. Para proporcionar la máxima transparencia a nuestros lectores, nos gustaría explicarte cómo y de quién generamos ingresos. Lo puedes leer en el pie de página, dentro del menú quiénes somos y cómo mantenemos esta página web.

Invertir en fondos de inversión 2024 © | c/ Búho Real 16, 11500, Puerto de Santa María, Cádiz | Lunes a viernes: 10 a 17 hr. Tel: (34) 670 29 30 55

Política de privacidad Aviso Legal – Política cookies Condiciones de UsoContacto