¿Sabías que ahorrar dinero, o, mejor dicho, desarrollar el hábito de ahorro periódico es la base para conseguir una vida financieramente equilibrada, además de una gran satisfacción personal?

 

Si te entrenas desde muy joven y te esfuerzas por ahorrar, tendrás la capacidad y medios para invertir y aprovechar situaciones muy favorables que, con una alta probabilidad…

 

Te facilitarán disfrutar una vida económicamente “estable”, con las grandes ventajas que ello te supondrá.

 


¿CÓMO AHORRAR DINERO PARA INVERTIR?

 

  ¿Cómo empezar a ahorrar desde hoy si te estás iniciando, o aprender a ahorrar más y mejor si ya sabes de qué va esto?

 

Para ayudarte hemos creado esta Guía de Ahorro – Inversión que actualizamos periódicamente, e incluye reflexiones, ejemplos prácticos, trucos, vídeos y una masterclass.

Antes de empezar, mira esta tabla para inspirarte y ver lo que podrás alcanzar en cuanto te pongas seria/o con este tema.

 

Tablas de interés compuesto. Crecimiento del ahorro con el paso del tiempo

Ahorro mensual \ Rentabilidad Media Anual4%5%6%7%8%9%10%
3.000€1.050.000€1.190.000€1.350.000€1.540.000€1.760.000€2.020.000€2.330.000€
2.500€876.000€992.000€1.130.000€1.290.000€1.470.000€1.690.000€1.940.000€
2.000€701.000€793.000€902.000€1.030.000€1.170.000€1.350.000€1.550.000€
1.500€525.000€595.000€676.000€771.000€882.000€1.010.000€1.160.000€
1.000€350.000€397.000€451.000€514.000€588.000€674.000€775.000€
750€263.000€298.000€338.000€385.000€441.000€506.000€581.000€
500€175.000€198.000€225.000€257.000€294.000€337.000€388.000€
250€88.000€99.000€113.000€128.000€147.000€169.000€194.000€

 

La tabla te muestra ejemplos de cuánto dinero puedes acumular tras 25 años ahorrando e invirtiendo, y lo hace en función de:

 

  • El dinero que ahorres e inviertas cada mes (en la tabla desde 250€, a 3.000€),
  • La obtención de una rentabilidad media anual (en la tabla desde un 4%, a un 10%),

Por ponerte un ejemplo a partir de los datos que ves en la tabla.

Imagina que cada mes puedes invertir 1.000€, los cuales se revalorizan anualmente un 4%; pasados 25 años tendrás 350.000€ ahorrados.

 

(*) Cifras redondeadas. En negrita a partir de 1 MM. de euros. Datos ajustados a una inflación del 2,5%. Fuente Lyn Alden.

 

¿Te gustaría poder llegar a conseguir las cifras de ahorro que acabas de ver?

 

Esta guía te ayudará a ello, y lo hará explicándote:

 

  • Cuáles son las diferencias entre ahorrar e invertir.
  • Cómo ahorrar y desarrollar hábitos de ahorro que no fallan.
  • Cómo llevar un buen control de tus finanzas personales.
  • Qué pautas debes seguir para hacerlo bien paso a paso.
  • Y qué instrumentos y técnicas tienes a tu alcance para invertir y hacer crecer tus ahorros.

 

Disfrútala, y recuerda que cualquier duda, comentario y/o experiencia personal que aporte nuevas ideas,  puedes compartirla al final de todo.

 


¿Conoces el banco online Myinvestor?

 

myinvestor fondos de inversion

¿Sabías que con su servicio Fondos Plus, puedes elegir los mejores entre más de 1.000 fondos de gestión activa y pasiva, de varias de las principales gestoras nacionales e internacionales?

Una interesante y completa propuesta de servicios de inversión, muy bien valorada, elegida por varios miles de inversores particulares, de muy bajas comisiones, sin mínimos obligatorios para empezar a operar, y con una operativa muy ágil y segura a través de su página web y/o app.

 

MIRA AQUÍ TODAS LAS OPCIONES DE INVERSIÓN QUE PROPONE MYINVESTOR

 


 

 


1) AHORRAR DINERO o INVERTIR DINERO, ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

 

Ahorrar dinero e invertir dinero son dos cosas totalmente diferentes.

 

Mucho de lo que te acontecerá en el futuro, especialmente en el área económica de tu vida (y también en muchas otras afectadas indirectamente), dependerá en gran medida de cómo, cuánto, desde cuándo, y con qué habilidad ahorres e inviertas tu dinero.

 

Ahorrar e invertir juegan papeles distintos, pero ambos tienen grandes implicaciones en el éxito financiero que podrás alcanzar.

 

¿Conoces en qué se diferencian estos dos conceptos?

Sigue leyendo para averiguarlo.

 

→  ¿Qué es ahorrar dinero?

 

Ahorrar es apartar un dinero sobrante, y dejarlo “quieto” en instrumentos con muy bajo riesgo de pérdida de capital, que además, te permitan acceder a tu dinero con la máxima velocidad.

 

ahorro de los españoles
Evolución de la tasa de ahorro de los españoles desde 1999. ¿Qué % de nuestros ingresos ahorramos? | Banco Sabadell

Ejemplos de instrumentos y alternativas donde guardar tus ahorros o una parte de ellos, serían:

 

 

La opción u opciones que elijas deberán permitirte alcanzar los objetivos que tengas en mente, y, en cualquier caso, serán siempre el paso previo antes de empezar a invertir.

 

Cuando empiezas a ahorrar lo que buscas es generar una o varias bolsas de dinero, a partir de las cuales poner en marcha otras acciones.

 


Sabías que…

 

Siempre deberías mantener ahorrada una cantidad de dinero con la que puedas cubrir tus principales gastos de vida de varios meses (*).

 

Este dinero será el “SEGURO” que te permitirá dormir tranquila/o ante cualquier evento imprevisto que pueda sucederte en el futuro.

 

Una vez tengas cubierta esta cantidad, la cual es bueno mantener siempre en niveles similares, el resto de tu dinero lo deberías invertir a largo plazo con el objetivo de obtener una rentabilidad media anual como mínimo superior al aumento del coste de la vida (o inflación).

(*) Al dinero que dejas “aparcado” para cubrir un número determinado de meses de gastos de vida, se le llama COLCHÓN DE SEGURIDAD o FONDO DE EMERGENCIA. Más adelante te volveremos a hablar de ello.

 


 

→  ¿Qué es invertir dinero?

 

Invertir es utilizar dinero sobrante para comprar uno o varios activos, del tipo que sean, cuyo valor futuro esperamos que sea mayor al de la inversión.

 

A diferencia de cuando ahorras, cuando inviertes:

 

  • Estás pensando en el largo plazo (varios años).
  • Esperas que tu dinero crezca con el paso del tiempo (como mínimo, por encima de la inflación acumulada para no perder poder adquisitivo (*)).
  • Y para ello, asumirás más riesgos, aceptando que el valor de tus inversiones oscile, y que su liquidez (o facilidad de convertirse en dinero efectivo), pueda ser menor que en el caso de ahorro.

 

Ejemplos de activos en los que invertir serían (*):

 

en que invierten los españoles
Cómo se reparte el ahorro de los españoles | Fuente BBVA

 

  • Comprar acciones de empresas (cotizadas o no cotizadas),
  • Invertir en una cartera fondos de inversión.
  • Comprar bonos gubernamentales y/o corporativos a largo plazo;
  • Comprar un inmueble;
  • Comprar sellos, arte o joyas;
  • etc.…

 

Como te decíamos antes, si quieres invertir y hacerlo bien, primero deberás ahorrar.

 

De hecho, lo más aconsejable es que NO EMPIECES A INVERTIR hasta que tengas cubierto tu colchón de seguridad.

 

Además, con el objetivo de que tu dinero crezca por encima de la inflación (*), en una inversión asumirás riesgos que, serán mayores o menores en función de:

 

  • Tu perfil de riesgo: tus objetivos, y capacidad para sostener la incertidumbre, las oscilaciones, y las posibles pérdidas futuras;
  • Tus expectativas de ganancias: a mayores expectativas de beneficios futuros, mayores riesgos tendrás que asumir.

 


En esta guía no hablamos de conceptos como el trading, la especulación comprando y vendiendo acciones a corto plazo, o invertir en criptomonedas como Bitcoins.

Para nosotros, estas son  alternativas de muy alto riesgo de pérdida de capital, que solo deberían contemplar inversores altamente especializados, dispuestos, incluso, a perder una gran parte del dinero que “inviertan”.


 

(*) La inflación (o subida media de los precios de lo que compramos) es un fantasma que año tras año reduce nuestro poder adquisitivo.

Dicho con un ejemplo, no del todo riguroso, pero que te será mucho más fácil de entender:

 

  • Si en España la inflación media anual es del 2%, cada diez años nuestro dinero pierde un 20% de su poder de compra (2% x 10 años).
  • Imagina que hoy tienes 10.000€.
  • Pasados 10 años, su poder de compra se reducirá a 8.000€ (10.000€ iniciales, menos el 20% (2.000€) por el efecto de la inflación.)

Por eso, cuando inviertas a largo plazo, como mínimo deberías esperar obtener una rentabilidad igual a la inflación acumulada durante el periodo de tu inversión, y con ello no perder poder adquisitivo.


 

→ Ahorrar dinero sobrante

 

¿Te has fijado que cuando hablamos de ahorrar y de invertir siempre mencionamos “utilizar un DINERO SOBRANTE”?

 

Al hablar de sobrante, nos estamos refiriendo al dinero que:

 

  • En caso de AHORRO, guardarás en una herramienta de poco o nulo riesgo de pérdida, con un horizonte temporal de corto plazo (no superior a 12 meses), de muy baja rentabilidad, y con alta liquidez (facilidad para convertir tu ahorro en dinero líquido).

 

  • Mientras que, en caso de una INVERSIÓN, elegirás opciones de más riesgo, plazos de tiempo superiores (habitualmente varios años), opciones de ganar más, y con una previsible menor liquidez en función del tipo de inversión que sea (*).

 


(*) Por ponerte otro ejemplo.

No es lo mismo la liquidez de un inmueble (la facilidad y rapidez con la que puedes venderlo y convertirlo en dinero efectivo), que la de un fondo de inversión que puedes deshacer y convertir en dinero en un par o tres de días.


 

ahorrar en fondos de inversion, invertir en fondos de inversionSea lo que sea lo que hagas, nuestra opinión es que solo deberías empezar a ahorrar e invertir cuando consistentemente generes dinero sobrante, en exceso al de tus gastos para vivir.

Para intentar generar este dinero sobrante, será fundamental tu COMPROMISO junto a una óptima planificación financiera (*) gracias a la que:

 

  1. Adaptes tus gastos a tu capacidad real de generar ingresos: no vivas por encima de tus posibilidades.
  2. Definas cuánto quieres ahorrar, cómo lo vas a hacer, y para qué.
  3. Sepas cómo gestionar tus deudas.
  4. Te focalices en aumentar tus fuentes de ingresos.
  5. Entiendas qué es invertir, cómo hacerlo bien, y todas las implicaciones que conlleva.

 

Veamos cada caso en concreto para entenderlo todo mejor.

 


(*) ¿Qué es la planificación financiera?

 

La planificación financiera es la práctica, o prácticas, que te permiten llevar un control preciso de tus finanzas personales (gastos, ingresos, bienes y deudas); y gracias a ello poderte marcar objetivos futuros relacionados con el uso de tus recursos y la toma de decisiones de inversión.

 

Dicho de otra forma, si planificas tus finanzas personales con rigor, es muy probable que en tu vida económica haya orden, pocas sorpresas, junto a buenas oportunidades de inversión y de generar más dinero.


 

2) ¿CÓMO APRENDER A AHORRAR?

 

Si quieres aprender a ahorrar, o ahorrar más de lo que ya ahorras, es más que conveniente que sigas todos estos pasos: adapta tus gastos a tus ingresos; reduce tus gastos; evita asumir deudas; genera vías alternativas de ingresos.

 

2.1 ¿Cómo adaptar tus gastos a tus ingresos reales?

 

Esto que parece tan sensato, son muchos/as quienes se han MAL acostumbrado a NO hacerlo, y como consecuencia viven por encima de sus posibilidades.

 

Seguro que al leer esto habrá quien diga que él o ella ingresan muy poco, tienen una estructura familiar compleja, además de otros problemas que les impiden plantearse ahorrar ni 1 euro.

 

Qué duda cabe que casuísticas las hay de todo tipo, y algunas son realmente difíciles de sostener.

 

Pero si tu realidad no es de las objetivamente complicadas, y estás comprometida/o con empezar a ahorrar desde ya, lo primero que podrías empezar a hacer es seguir los puntos que te indicamos a continuación.

 

→ ¿Cómo hacerte la contabilidad personal para saber cuánto ingresas, cuánto gastas, y cuánto te queda?

 

Si quieres llevar a día tu contabilidad personal para saber en todo momento dónde estás, sigue estos pasos:

 

planificacion financiera, control de gastos e ingresos
Planificación Financiera Personal | IMF

1) Identifica cuáles son tus INGRESOS BRUTOS anuales (el total de dinero que recibes durante un año).

2) A esa cantidad, réstale los IMPUESTOS que pagas (IRPF, Autónomos…).

 

A la cantidad resultante de esta resta, que podemos llamar INGRESOS NETOS, …

 

3) Réstale tus GASTOS FIJOS (aquellos que pase lo que pase siempre tienes, aunque se sucedan con distintas fechas y en una cuantía no siempre igual).

Para saber cuáles son estos gastos fijos, hazte una lista agrupándolos, por ejemplo, por categorías:

 

  • Gastos Casa: alquiler, hipoteca, luz, agua, gas, teléfono, seguros…
  • Gastos Alimentación: supermercado…
  • Gastos Hijos (si los tienes): colegios, ropa, libros, actividades…
  • Gastos transporte: coche, moto, seguros, gasolinas, tickets metro o autobús.
  • Gastos Médicos: farmacia, mutuas…
  • Gastos Bancos: comisiones, intereses de créditos, préstamos o hipotecas…
  • Gastos Formación: cursos, libros…
  • Gastos Ocio: salidas, restaurantes, deportes, clubs, viajes, suscripciones, cafés, cervezas…
  • Etc…

 

Dentro de cada categoría, desglosa todos los gastos que incluye esa categoría. Hazlo por mes y año. Y no te dejes ni uno, pues incluso los más pequeños pueden tener impacto.

 

Al hacer lo anterior, le pondrás conciencia no sólo a cuánto gastas, sino también a en qué gastas tu dinero, aspectos  fundamentales para controlar y buscar opciones para gastar menos.

Para ayudarte con esta primera fase, hemos buscado una Masterclass sobre finanzas personales que, te será útil para llevar a cabo el orden, análisis y planificación de tus gastos y cuentas.

 

 

¿Seguimos?

 

Ahora, a la cantidad resultante de restarle tus gastos fijos a tus ingresos

 

4) Le has de restar tus GASTOS VARIABLES; el detalle de estos gastos lo puedes sacar también de la lista preparada anteriormente.

 

Para hacerlo, tendrás que diferenciar qué gastos tienes que son fijos y cuáles son variables. 

 

Recuerda que, gastos variables serán aquellos cuyo importe y periodicidad puede ser fija o no serlo, y que tienes opciones de reducir y/o eliminar. (ejemplo: comer en restaurantes…).

 

Resumiendo todos los pasos en una imagen:

Cuenta de ingresos y gastos personales, como ahorrar dinero para invertir
Cuenta de ingresos y gastos personales. Asume que, los ingresos y gastos son los mismos cada mes, junto a un tipo impositivo del 25%.

 

 

Acabadas estas sumas y restas, tendrás una visión detallada de CUÁNTO DINERO TE QUEDA cada mes y año.

 

Si tras esta primera fase de análisis el resultado final es POSITIVO (te queda algo de dinero), tus cuentas indican que…

 

No vives por encima de tus posibilidades, por lo que es sensato empezar a ahorrar si aún no lo has hecho (luego veremos cómo).

 

En cambio, si el resultado de estos cálculos es NEGATIVO (o no te queda nada), entonces todo indica que gastas más de lo que ingresas, y que, si realmente quieres empezar a ahorrar…

 

Vas a tener que ponerte seria/o y tomar medidas para conseguirlo.

 


Sabías que…

 

Junto a llevar una rigurosa contabilidad personal, algunos de los trucos más usados para ahorrar son:

 

  • Querer hacerlo y ponerte cuanto antes; estar dispuesto/a a sacrificar una satisfacción hoy, de cara a tenerla en un futuro.
  • Empezar por poco, idealmente marcando una cantidad fija mensual realista, e ir aumentándola a la que puedas: lo más importante al principio no es la cantidad, sino habituarte a ahorrar algo cada mes.
  • Definir objetivos alcanzables sobre dónde quieres llegar, cuándo quieres llegar, para qué, y qué harás para conseguirlo.
  • Tener más de una cuenta corriente, cada una dedicada a un objetivo concreto: la que recibe tus ingresos, la que paga los gastos de casa, la que ahorra para vacaciones, la que guarda el colchón de seguridad, etc…

 

MIRA AQUÍ LAS CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS DE LA CUENTA ONLINE DE MYINVESTOR

 

Y que el dinero que destines a tu colchón de seguridad y a invertir, te lo pagues siempre a principio de cada mes (hay quien lo llama preahorro), como si fuera un gasto más, y no a final de mes con lo que te sobre.

 

Es decir, que en vez de ahorrar lo que te queda después de gastos, lo hagas al revés y gastes lo que te queda después de ahorrar.

 

→ Pagarte a ti primero

 

La siguiente imagen te resume qué quiere decir pagarte primero a ti.

como ahorrar mas dinero, trucos para ahorrar mas, ahorrar e invertir
Cuenta de ingresos y gastos personales.

 

 

El cálculo asume que cada mes destinas 1.000€ a ahorro (en color verde), y como puedes comprobar, lo mete como si fuera un gasto mensual más, y lo coloca el primero de todos, separado del resto. 

Especificar cuánto quieres ahorrar, y hacerlo como si fuera un gasto más, te ayudará a saber cuánto tienes que reducir tus gastos (y/o aumentar tus ingresos) para poderlo conseguir.

 


Sabías que…

 

Son muchas las entidades que te ayudan a automatizar tu ahorro mensual (un ejemplo lo tienes en los Robo Advisor), de manera que en cuanto cobres tu nómina, lo primero que salga de tu cuenta corriente sea una cantidad destinada a: una cuenta de ahorro, un plan de pensiones, o una cartera de fondos de inversión.


 

→ ¿Cómo hacer presupuestos de ingresos, gastos y ahorro?

 

Un último punto no menos importante…

 

Una vez tengas clara las fuentes de los ingresos y gastos de tu economía personal, te será muy útil planificar el futuro.

Para ello, lo óptimo es realizar presupuestos mensuales y anuales de gastos, ingresos y ahorro final.

¿Cómo puedes hacerlo?

 

  • Utilizando una hoja de cálculo en Excel;
  • En una primera columna detalla todos tus ingresos (por categorías) y tus gastos (también por categorías), y en el resto de columnas pon los meses del año (de enero a diciembre).
  • En la última columna de todas, suma todos los datos para sacar un total individual y global.
  • Hecho esto, empieza a rellenar las celdas con tus ingresos y gastos previstos en cada mes, obtén la cifra mensual y anual de ingresos menos gastos, y también la del % que ahorras sobre el total de tus ingresos.

 

ahorro personal, cuanto ahorrar, como ahorrar, cuenta de ingresos y gastos
Simulación hoja de cálculo para presupuestos. Fíjate que el % final de ahorro es del 23% (515 € divididos entre los 2.250 € de ingresos). Dicho de otra forma, gastas el 77% de lo que ingresas.

 

 

Cuando tengas la tabla rellenada, juega con ella, cambia cifras, y verás con más claridad y realismo qué puedes intentar hacer para conseguir un mayor porcentaje de ahorro mensual y anual.

 

Una vez montada esta tabla, lo óptimo es que cada mes la actualices con la que haya sido tu realidad ese mes y compares.

Para hacerlo, incorpora los ingresos y gastos que has tenido, y compara el resultado final con el que tenías previsto conseguir de ahorro.

Si haces este ejercicio de forma recurrente:

 

  • Entenderás en qué se te va el dinero.
  • Verás cómo con el paso del tiempo cada vez afinas más.
  • Te evitarás sobresaltos.
  • Tu mente se irá enfocando para ayudarte a conseguir lo que buscas.
  • Y con una alta probabilidad aumentará tu capacidad de ahorro.

 


2.2 ¿Cómo reducir tus gastos?

 

Vivimos en una sociedad en la que lo fácil y normal es gastar, y lo complicado y raro parece que sea ahorrar.

 

Por eso, siempre que la tuya NO sea una de esas situaciones complicadas por las que pasan algunas personas y familias, seguro que, si te pones y buscas cómo hacerlo, encontrarás opciones para gastar menos.

 

Pero claro, tu COMPROMISO es indispensable, y deberás hacer renuncias.

 

Sobre qué renuncias hacer y cómo hacerlas, te aconsejamos que en los mejores libros para optimizar tus finanzas personales busques trucos para:

 

  • gastar menos,
  • evitar caer en la trampa de la compra impulsiva,
  • eliminar los gastos hormiga (aquellos que aun siendo pequeños, también tienen impacto cuando los sumas),
  • etc…

 

También puedes darle una ojeada a este interesante vídeo que te aporta buenas ideas al respecto:

 

 

 

2.3 ¿Cuánto dinero ahorrar, desde cuándo, y para qué?

 

 ¿Cuándo es el mejor momento para empezar a ahorrar? ¿Cuánto dinero necesitas acumular para conseguir lo que buscas? ¿Cuánto tiempo tardarás en tenerlo?

 

Vayamos paso a paso.

Como te decíamos antes, el mejor momento para empezar a ahorrar es ayer, cuanto antes, y sin que al principio sea necesario destinar una cantidad de dinero alta.

 

Da igual si son 5€, 25€, 50€ o mucho más. Lo importante es empezar y acostumbrarte hacerlo cada mes.

 

A partir de entonces, cuando consigas seguir un riguroso control de tus finanzas personales (y/o familiares), lo siguiente que deberías hacer es ahorrar para crear tu colchón de seguridad o fondo de emergencia.

Este fondo de emergencia te ayudará a:

 

  • Sufragar gastos imprevistos que puedas tener;
  • Costear tu vida si por lo que sea tus ingresos menguan en un futuro;
  • Evitarte sobre reaccionar y mal vender tus inversiones ante situaciones repentinas que puedan acontecerte y para las que necesites dinero.
  • Y a la postre, dormir mucho más tranquila/o sabiendo que tienes dónde recurrir en caso de imprevistos.

 

→ ¿Cómo construir un fondo de emergencia (colchón de seguridad)?

 

¿Te parece que utilicemos un ejemplo práctico para ayudarte a entender mejor cómo construir un Fondo de Emergencia?

 

Imagina que:

fondo de emergencia, como ahorrar, fondo de seguridad
Ir creando tu fondo de seguridad

 

  • Tus gastos fijos mensuales ascienden a 1.500 €;
  • Que esa cantidad te es realmente imposible, o muy difícil, reducirla;
  • Tienes un trabajo relativamente estable;
  • Y capacidad para en caso de quedarte sin, reinventarte y/o buscar otro similar con relativa celeridad (en pocos meses).

A partir de las premisas anteriores, decides que antes de invertir (*) y por precaución, quieres consolidar un FONDO DE SEGURIDAD equivalente a 12 meses de tus gastos.

 

Entonces…

 

Si tus 1.500 euros de gastos fijos los multiplicas por 12 meses, te da como resultado 18.000 €, que es el tamaño que debería tener tu colchón de seguridad.

 

Ahora supongamos que tus ingresos exceden a tus gastos mensuales, y que cada mes puedes aparcar en torno a 300€. (como parece ser que hacen muchos hogares españoles).

Pues bien, para llegar a los 18.000 € de ahorro, y hacerlo de trescientos en trescientos euros, necesitarás que pasen 60 meses (18.000 / 300 = 60 meses; o 5 años), hasta conseguir llegar a tu colchón de seguridad óptimo.

¿Lo ves mucho tiempo y te gustaría ir más rápido/a para empezar a invertir cuanto antes?

Si la respuesta es que si te gustaría, entonces tienes tres opciones:

 

  • La primera, de la que ya te hemos hablado, es buscar fórmulas para reducir tus gastos, y que gracias a ello tu excedente mensual aumente;
  • La segunda, es eliminar y/o controlar, muy, pero que muy bien tus deudas.
  • La tercera, implica buscar fórmulas para aumentar tus ingresos, algo que nunca deberías dejar de hacer.

 


(*) Vete con mucho ojo con “PEDIR UNA HIPOTECA” para comprarte una casa, y hacerlo antes de consolidar tus finanzas personales y tu colchón de seguridad.

Por muy barato que sea el interés que te ofrezcan, una cuota hipotecaria por encima de tus posibilidades te puede dejar muy cojo/a si por lo que sea tus ingresos flojean en un futuro (en general se recomienda que, como mucho, la cuota de tu hipoteca no represente más de un 30% de tus ingresos).

Y vete también con mucho ojo con “PICAR” ante la llamada del comercial de tu oficina bancaria, ofreciéndote un gran producto de ahorro para “invertir” el dinero que tienes en cuenta corriente como colchón de seguridad. 

 

Recuerda que, este colchón de seguridad es mejor que no asuma ningún riesgo de pérdida de capital, ni que lo metas en algo que te bloquee la disposición del dinero cuando lo necesites. Su función es bien distinta, tal y como ya te hemos explicado.

 


 

→ ¿Qué es un simulador de ahorro?

 

Una interesante forma de ver cuánto ahorro acumularás con el paso del tiempo, gracias a la que verás la importancia y el impacto que tendrá empezar cuanto antes, es utilizando un simulador de ahorro (también conocido con el nombre de simulador de inversiones).

 

Utilizarlos es muy sencillo:

 

  • Especificas tu inversión inicial.
  • Indicas cuánto esperas aportar cada año.
  • Los años que esperas poder hacerlo.
  • Eliges una cartera de fondos de inversión adaptada a tu perfil de riesgo.
  • Y en base a todo ello, la herramienta te dice cuánto dinero podrías acumular pasado el tiempo.

 

¿Te gustaría “juguetear” con uno para saber en qué se puede convertir un dinero invertido hoy?

 

A continuación hemos incorporado dos opciones que puedes probar, facilitadas por dos de los Robo Advisors mejor valorados actualmente en España: Myinvestor y Finizens .

 

simuladores de ahorro, simulador carteras myinvestor
Simulador de evolución de una cartera conservador en Myinvestor

 

 

Prueba aquí el perfil y simulador de carteras robo advisor de myinvestor

 

 

simulador de ahorro, evolucion ahorro, simulador inversiones
Simulador de inversión | Finizens

 

 

PRUEBA AQUÍ EL SIMULADOR DE INVERSIONES DE FINIZENS

 

 


Sabías que…  

 

Quienes buscan alcanzar la LIBERTAD FINANCIERA para retirarse cuanto antes (o tener la posibilidad de hacerlo, aunque al final no lo hagan), y vivir del dinero que han ahorrado, hacen el siguiente cálculo para saber cuánto necesitarán para conseguir sus objetivos:

 

  • Multiplican sus gastos anuales x 25.
  • El resultado de esta multiplicación, es la cantidad de dinero que deben acumular, y de la que vivirán.
  • Lógicamente, cuanto más dinero gasten, más dinero necesitarán acumular, y más tiempo necesitarán para acumularlo.
  • De ahí la importancia de optimizar los gastos para poder ahorrar e invertir el máximo posible, lo antes posible.

Por ejemplo.

Si tus gastos anuales ascienden a 20.000€, y crees que podrás mantenerlos en el tiempo; necesitarás acumular un ahorro de 500.000€ (20.000€ x 5).

Este dinero, invertido en alternativas cuyo objetivo sea generar una rentabilidad media anual coherente con tu perfil de riesgo, será suficiente para ir retirando un porcentaje anual, costear tus gastos, y no quedarte sin dinero a la primera de cambio.

Respecto a qué porcentaje podrás retirar cada año, hay diversas teorías:

 

  • La más conocida es la de retirar como máximo el 4% del dinero acumulado.
  • A nosotros, una fórmula que nos parece más conservadora y sensata sería esta otra:

 

Retirar anualmente el dinero equivalente a: Rendimiento anual, menos inflación, menos 1% de protección.

 

O sea:

 

  • Si tu cartera de inversiones y ahorro es de 500.000€;
  • Obtienes una rentabilidad media del 5%;
  • La inflación es del 1,5%;
  • Y guardas un 1% como protección…

 

Podrías disponer de 12.500€ anuales: 500.000 multiplicado por la siguiente resta (5% – 1,5% – 1%).

 


 

2.4 ¿Cómo controlar las deudas para evitar que te ahoguen?

 

Todo aquello que te compres, no puedas pagar con dinero contante y sonante, y tengas que aplazar, automáticamente se convertirá en una deuda que tarde o temprano tendrás que devolver.

 

A partir de aquí, el precio (o coste) que tendrás que pagar por el aplazamiento (llamado el interés), variará en función de quien te preste el dinero, el tipo de deuda que asumas, y tu capacidad para devolverla.

Qué duda cabe que, si quieres ahorrar y esa es tu prioridad…

 

Debes evitar cualquier tipo de nueva deuda, y si ya tienes, ponerte muy serio/a para reducirlas paulatinamente, empezando, por ejemplo, por las que te cobran más intereses (*).

 

como gestionar las deudas
Si asumes deudas, estate muy atenta/o a cuánto pagas en intereses. Poco a poco, y sin casi darte cuenta, los intereses de tus deudas pueden dejarte a cero…

De verdad que en el camino del ahorro no hay atajos ni excusas, y menos si de lo que hablamos es de asumir deudas cuyos intereses, poco a poco, te van a ir desangrando.

 

Así que, cuanto antes empieces a entrenarte para DEJAR DE QUERER POSEER lo que no necesitas, no te toca tener, no te hará feliz, y que además no puedes pagar con dinero sobrante, mejor para ti.

 

Ni te imaginas el impacto positivo que lo anterior tendrá en tu autoestima y finanzas personales a lo largo de tu vida.

 

Pero para hacerlo deberás tener muy claras tus prioridades, y asumir que la sociedad (tus círculos más cercanos), la prensa, televisión, internet, redes sociales, etc…, te lo van a poner muy, pero que muy difícil para que priorices ahorrar antes que consumir.

 


 

¿Sabías que 10.000 € ahorrados hoy, si los inviertes en algo que te dé un 4% anual de media durante 25 años, se convertirán en más de 26.600 € gracias al efecto del interés compuesto?

 

calculadora de interes compuesto,
Ejemplo calculadora de interés compuesto. 10.000 Euros ahorrados al año, durante 25 años, con una rentabilidad media anual del 4%.

 

→  ¿Qué es el interés compuesto?

 

El interés compuesto en una inversión de largo plazo, es aquel gracias al que los intereses generados se suman a la cantidad invertida, y a su vez, año tras año, generan más intereses. 

 

Desconocido por muchos/as, el impacto positivo que tiene el interés compuesto es fabuloso, pero para ello requiere de:

 

  • Una buena selección de inversiones.
  • Mantener invertido el principal y los intereses anuales.
  • Realizar inversiones con un horizonte temporal de muchos años, cuantos más mejor.

¿Te acuerdas de la tabla de evolución de dinero que te enseñábamos al inicio de esta guía?

 

Tablas de interés compuesto. Crecimiento del ahorro con el paso del tiempo

Ahorro mensual \ Rentabilidad Media Anual4%5%6%7%8%9%10%
3.000€1.050.000€1.190.000€1.350.000€1.540.000€1.760.000€2.020.000€2.330.000€
2.500€876.000€992.000€1.130.000€1.290.000€1.470.000€1.690.000€1.940.000€
2.000€701.000€793.000€902.000€1.030.000€1.170.000€1.350.000€1.550.000€
1.500€525.000€595.000€676.000€771.000€882.000€1.010.000€1.160.000€
1.000€350.000€397.000€451.000€514.000€588.000€674.000€775.000€
750€263.000€298.000€338.000€385.000€441.000€506.000€581.000€
500€175.000€198.000€225.000€257.000€294.000€337.000€388.000€
250€88.000€99.000€113.000€128.000€147.000€169.000€194.000€

 

Viene a decirte que, si inviertes periódicamente una cantidad y la mantienes invertida durante muchos años, con el paso del tiempo su tamaño aumentará exponencialmente.

Dicho de otra forma con un ejemplo sencillo.

 

Si inviertes 1.000€ que el primer año te dan un 5%, al final de año tendrás 1.050€ (tus 1.000€ iniciales más 50€ de intereses). Si el segundo año mantienes invertido lo acumulado, y vuelves a obtener un 5%; al final de este segundo año tendrás 1.102,5€ (los 1.050€ más 52,5€ de intereses). 

 

Y así sucesivamente.

 

¿Entiendes ahora la magia del interés compuesto, y cómo los intereses de los intereses aumentarán a medida que pase el tiempo?

 

Pues bien, esta magia está a tu alcance siempre que ahorres, inviertas rigurosamente, empieces cuánto antes, lo hagas con una visión de largo plazo, y evites asumir deudas cuyos intereses se coman poco a poco el dinero que podrías invertir y beneficiarte del efecto del interés compuesto.

Y sobre todo no olvides que, el efecto bola de nieve del interés compuesto funciona igual pero al revés cuando en vez de ahorro e inversiones, lo que tienes son deudas que no reduces.

 

¡Cada año deberás más dinero y tendrás que pagar más intereses!

 

Para acabar, veamos un último punto importante.

Junto a tener claro cuánto debes y qué intereses te cobran por las deudas, es igualmente bueno saber cuál es tu realidad patrimonial.

 

2.5 ¿Cómo calcular el tamaño de tu patrimonio?

 

Para saber el tamaño de tu patrimonio, debes poderte responder a la pregunta ¿Cuánto tengo?

 

Para calcularlo, de nuevo puedes recurrir a un Excel, o a un papel si prefieres hacerlo a mano:

 

  • Primero detalla, uno a uno, el valor de mercado de todo lo que poseas (vehículo, cuentas corrientes, inversiones, vivienda…);
  • A continuación haz lo mismo con el monto de tus deudas, detallándolas una a una, y también los intereses que pagas;
  • Y para acabar haz la resta (lo que poseo, menos lo que debo).

El resultado de esta resta te servirá para saber cuánto patrimonio tienes en todo momento, ver su evolución, tomar decisiones, y saber si estás siguiendo el camino que te propusiste andar (*).

 


(*) Un ejercicio que hacen quienes quieren alcanzar la independencia financiera cuanto antes, es el siguiente.

 

  • Averiguan sus gastos fijos mensuales.
  • Averiguan el tamaño de su patrimonio líquido (el que ya es, o pueden convertir en dinero cuando quieran).
  • Y por último hacen la división: patrimonio líquido dividido entre gastos fijos.

 

El resultado de esta división les permite saber cuántos meses de gastos tienen ahorrados.

 

Veamos un ejemplo.

 

  • Imagina que tus gastos fijos mensuales son 2.500€.
  • Y que tu previsión es poderlos mantener a estos niveles.
  • Si tu patrimonio líquido acumulado asciende a 25.000€, y divides esta cantidad por 2.500€, obtienes como resultado 10; o sea, ya tienes ahorrados 10 meses de gastos.

Si tu objetivo es retirarte a los 50 años, y presumes una esperanza de vida de 80 años, vas a necesitar tener ahorrados 360 meses (30 años x 12) para cubrir tus gastos sin problemas.

 

Si ya tienes 10, te quedan por ahorrar 350 meses para conseguir esa ansiada independencia financiera. 


 

2.6 ¿Cómo aumentar tus ingresos?

 

Llegamos a la parte de aumentar ingresos, a priori menos sencilla que la de reducir gastos, pero que con buenos hábitos y ganas también podrás poner en marcha.

 

fuentes de ingresos, como ingresar más
¿Cómo conseguir nuevas fuentes de ingresos? Quienes lo consiguen, no explican todo el esfuerzo que acumulan a sus espaldas. Evita quedarte en la superficie.

 

 

Si te comprometes (y recuerda que el compromiso suele implicar algún tipo de renuncia a corto plazo) y te esfuerzas por conseguirlo, indudablemente tus opciones de encontrar nuevas fuentes de ingresos aumentarán.

 

Quienes escribimos estas líneas lo hemos hecho, y nuestra conclusión es que se puede conseguir, pero claro, hay que currárselo sabiendo que puede no salirte a la primera.

Así que, investiga, fórmate en nuevas áreas, prueba, y mantén el foco hasta que encuentres la o las fórmulas que mejor te funcionen para aumentar tus ingresos y las fuentes de éstos.

De nuevo, te será útil leer artículos y libros en los que quienes lo han conseguido te explican cómo lo hicieron, y con ello abrirás tu mente a nuevas posibilidades.

 


3) ¿EN QUÉ INVERTIR, CUÁNTO INVERTIR, Y CÓMO HACERLO?

 

Llega otro de los momentos clave: decidir en qué inviertes tu dinero, cuánto inviertes y cómo lo haces.

 

Supongamos que:

 

  • Has conseguido equilibrar tus finanzas (personales y/o familiares), de tal forma que periódicamente generas un excedente de dinero (sea el que sea).
  • Este excedente te ha servido inicialmente para acumular un colchón de seguridad con el que hoy te sientes tranquila/o, porque tienes donde recurrir en caso de necesitarlo súbitamente.
  • Y ahora, te toca decidir en qué, cuánto y cómo invertir los excedentes de dinero que ya has empezado a generar.

Las opciones que tienes son muchas:

 

 

Una lectura que te permitirá conocer interesantes opciones de ahorro e inversión en cuentas corrientes, depósitos, carteras de fondos y de planes de pensiones, todas de muy bajas comisiones, alta calidad, y adaptadas a gran diversidad de bolsillos y perfiles de riesgo.

 

  • También te aconsejamos que, en caso que necesites formarte (algo que siempre deberías hacer antes de invertir en nada), revises y te descargues gratuitamente todas las Guías para aprender a invertir en fondos que tenemos publicadas.

 

—- xxxx —-

 

Hasta aquí esta guía para ayudarte a ahorrar e invertir.

Recuerda que cualquier duda que tengas, nos puedes utilizar y preguntarnos a continuación.

No olvides registrarte aquí para recibir en tu email nuevos artículos de inversión que periódicamente publicamos.

 


 

 


 

Toda la información que leas en esta página web, es meramente informativa, y en ningún caso supone una recomendación de inversión o desinversión, ni tampoco de invitación, asesoramiento, oferta, solicitud, u obligación, para que realices algún tipo de transacción financiera. Lo que exponemos son opiniones estrictamente informativas.

Para proporcionar la máxima transparencia a nuestros lectores, nos gustaría explicarte cómo mantenemos esta página web.

Algunas empresas de las que hablamos y analizamos pueden pagarnos ingresos publicitarios por distintos conceptos:

  • afiliación,
  • veces que son vistos sus anuncios,
  • promoción de eventos,
  • revisión de sus productos o servicios…

Si quieres saber cuáles son, las tienes listadas en el apartado de política de privacidad.

También verás que en nuestros artículos hay anuncios publicitarios que una herramienta de Google inserta automáticamente.

No aceptamos retribuciones por hacer revisiones positivas cuando los datos de nuestros análisis indican lo contrario, ni por ofrecer cualquier tipo de asesoramiento.

Tampoco por hablar de temas que se apartan del valor que queremos aportar, ni por parámetros económico – financieros relacionados con la actividad de los clientes de las empresas que aquí se publicitan.

Los ingresos publicitarios que percibimos nos permiten: 

  • reinvertir en esta página web para mejorarla,
  • cubrir gastos como los de hosting web,
  • los editoriales,
  • de software de edición,
  • de agencias de marketing con las que colaboramos,
  • y mantener los servicios de suscripciones, entre otros.

También nos sirven para probar servicios de los que hablamos, y así ser más objetivos cuando los analizamos.

Todos los análisis que publicamos siguen criterios de objetividad, independencia y transparencia.

Cuando leas, esperamos que notes cuánto nos apasiona lo que hacemos.

Nos esforzamos al máximo para que gracias a los conocimientos que publicamos, nuestros lectores aprendan y puedan valorar por su cuenta la calidad de los servicios y productos financieros que les interesan.

Antonio Basso
¿Lo valoras del 1 al 5?
product image
Valoración
1star1star1star1star1star
Valoración
4.5 based on 61 votes
Nombre
Cómo ahorrar dinero