¿Quieres Invertir Bien? Evita estos 35 Errores

En nuestro anhelo por ayudar a invertir bien a quien quiera conseguirlo, hemos creado una serie de guías de inversión óptimas para ello. Abarcan cuestiones desde cómo empezar a invertir, cuáles son los riesgos de no hacerlo, pasando por qué tipo de inversiones hay, hasta esta que te explica un buen número de errores que deberías evitar a toda costa.

¡Pero mucho ojo!

Evitarlos no implica llegar y conseguir éxito inmediato. El mundo de la inversión en bastante más complejo. En cualquier caso, lo que sí sabemos por experiencia propia es que si cometes los errores que acontinuación te explicamos, tus probabilidades de perder dinero aumentarán ostensiblemente.

A medida que avances verás que ordenamos los errores en grupos según su tipología. Toma buena nota, y en caso de dudas pregúntanoslas al final de todo, en el espacio habilitado.

CONOCER LOS RIESGOS DE INVERTIR

Los siguientes son una serie de errores al invertir que tienen que ver con no valorar correctamente los riesgos que asumes.

¿No saber qué quieres conseguir?

Si no sabes a dónde vas, probablemente acabarás en otro lugar. Imagina que estás planeando un viaje. Si sabes a dónde quieres ir, puedes elegir el mejor camino y tomar decisiones que te acerquen a tu destino, ¿verdad?.

Pues en el mundo de las inversiones, esto significa que tienes un plan que se alinea con tus objetivos de vida. El problema es que mucha gente cae en la trampa de seguir lo que está de moda, o trata de ganar mucho dinero rápidamente, con una alta probabilidad de que todo salga al revés.

En cambio, si tienes metas claras, como ahorrar para la educación de tus hijos, para la jubilación, o simplemente para aumentar tu patrimonio, eso te da una guía sólida. Te ayuda a tomar decisiones reflexionadas y mantenerte en el camino para intentar alcanzar tus objetivos financieros a largo plazo.

Desde cómo planeas invertir hasta qué tipos de inversiones eliges, todo debería estar pensado considerando tus metas personales.

No hacer bien el test de perfil de riesgo

Imagina que eres un inversor que busca inversiones conservadoras…. Un error significativo en el camino de la inversión es descuidar la realización de un test de perfil de inversor real y objetivo que sirve para comprender cuál es tu tolerancia al riesgo, tus metas financieras y el horizonte temporal, o tiempo que quieres invertir. Ignorar este paso podría llevarte a realizar inversiones poco conservadoras que no se alinearan con tu capacidad real para asumir riesgos y dormir tranquil@.

Antes de tomar decisiones de inversión, es crucial someterse a un test de perfil de inversor. Este proceso ayuda a determinar el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir y a establecer estrategias que se ajusten a tu perfil único. Pasar por alto esta evaluación puede resultar en una cartera desequilibrada y en inversiones que no se adaptan a tus necesidades financieras, con el consiguiente perjuicio.

Piensa en ello como planificar un viaje. No solo te fías del pronóstico del tiempo, también miras el mapa y consideras tus propias necesidades y preferencias. Si, por ejemplo, decides invertir solo porque alguien dice que será un «verano financiero», podrías encontrarte en apuros si llega una tormenta.

Así que, no subestimes la incertidumbre del mercado y no te dejes llevar demasiado por lo que otros dicen. Un enfoque más equilibrado, considerando tu situación personal y aceptando la imprevisibilidad del mercado, suele ser la jugada más inteligente.

Olvidarte de la importancia de la diversificación

Imagina decides meter todo tu dinero en acciones de una sola empresa del sector de la tecnología, con la esperanza de ganar un montón de dinero. Parece emocionante, ¿verdad? Pero hay un problemilla: si las cosas no van bien para esa empresa o para el sector de la tecnología en general, podrías perder bastante.

Aunque la concentración puede generar ganancias significativas, si la inversión que haces sufre un revés, las pérdidas serían considerables y se te desmontaría todo el plan. Ignorar la diversificación y concentrar en exceso puede exponerte a riesgos innecesarios. Un enfoque más equilibrado y repartido amortiguará el impacto de las fluctuaciones de los mercados.

Confiar todo en una sola inversión, aunque suene tentador, a veces funciona, pero cuando no lo hace, las consecuencias pueden ser un desastre financiero. Algunas personas piensan que diversificar demasiado, o sea, tener inversiones en muchas cosas diferentes, tampoco es bueno. El truco está en encontrar un equilibrio, algo así como la cantidad justa de huevos en diferentes canastas.

Asumir que las inversiones siempre irán bien

Imagina que estás planeando tus inversiones a largo plazo y decides que una cartera de fondos bien diversificada es la clave para tener los niveles perfectos de riesgo y rendimiento. Suena bien en teoría, ¿verdad? Pero aquí está la trampa: asumir que todo irá siempre bien a lo largo del tiempo es un error que mucha gente comete, sobre todo quienes empiezan a invertir en pleno mercado de valores al alza.

La realidad es que el mercado financiero es como el clima: impredecible. Incluso si planificas tu cartera con cuidado, no hay garantía de que las cosas vayan según lo esperado. Y aquí es donde viene el problema: depender demasiado de lo que otros dicen o esperan del mercado es un riesgo.

¿Sabías que, la inmensa mayoría de sabios se equivocan cuando cuentan lo que esperan que suceda con los mercados financieros en el futuro? Por eso, confiar ciegamente en las expectativas externas puede llevarte por mal camino. Es clave no caer en la trampa de depender demasiado en lo que otros piensan que va a pasar.

Nadie puede predecir con certeza cómo se comportará el mercado. NADIE!!!

¿Cuánto dinero perderás si sale mal?

Es fundamental que conozcas la importancia de evaluar y comprender las posibles pérdidas asociadas a cada inversión que hagas. Con frecuencia, un error significativo radica en no tener en cuenta adecuadamente el riesgo de pérdida y no considerar experiencias pasadas como guía.

Analiza cuánto podrías perder en caso de que la inversión no alcance las expectativas previstas. Esta evaluación precisa no solo te proporcionará una comprensión realista de los posibles escenarios, sino que también te ayudará a evitar decisiones impulsivas sin tener en cuenta qué puede pasar si algo sale mal.

Mirar hacia atrás y examinar el rendimiento pasado puede ofrecer valiosas lecciones. Comprender cómo se comportaron las inversiones en circunstancias similares puede ser clave para anticipar posibles desafíos. Este enfoque preventivo no solo te brinda una mayor conciencia de los riesgos, sino que también te permitirá tomar decisiones sobre cuánto y en qué arriesgar.

Ejemplo: Supón que eres un inversor considerando invertir en un fondo de inversión que invierte en acciones de grandes compañías. Antes de realizar la inversión, deberías investigar el historial de rendimiento del fondo de como mínimo 5 años hacia atrás, y si no lo tiene, ver qué han hecho otros fondos de inversión similares en el pasado.

Con la información delante, revisa las caídas, su duración en el tiempo, su tamaño (cuánto perdió el fondo), y el tiempo que tardó en recuperarse. Conociendo esta información, y mejor aún, si en vez de porcentajes le pones dinero a las caídas, tendrás más datos para saber cuánto estás dispuesta/o a arriesgar.

Por si te interesa, en este otro artículo te hablamos de los principales errores al invertir en fondos.

PACIENCIA, CORTO PLAZO Y TEMPLANZA

En el mundo de la inversión la paciencia y la templanza son claves, así como evitar tomar decisiones en el corto plazo. Veamos por qué.

Invertir sin paciencia

Imagina a un inversor que, afectado por la impaciencia y la ansiedad frente a los movimientos diarios del mercado de valores, decide realizar cambios significativos en su cartera de inversión cada vez que percibe un pequeño cambio en las tendencias.

En el ámbito de la inversión, la paciencia se considera una virtud. Los beneficios finales de una estrategia de inversión requieren tiempo para materializarse. Roma no se construyé en un día. Sin embargo, la tendencia a operar con excesiva frecuencia y realizar modificaciones constantes en las tácticas de inversión y composición de la cartera puede tener consecuencias perjudiciales. No solo se aumentan los costes pagando comisiones de transacción más altas, sino que también te pueden llevar a asumir riesgos imprevistos.

En lugar de dejarte llevar por el impulso para realizar cambios frecuentes, utiliza este impulso como una señal para aprender más sobre las inversiones que tienes, o para leer qué tácticas siguen grandes inversores como Warren Buffet.

Quienes se enfocan en el corto plazo

En el mundo de las inversiones, hay un error bastante común: concentrarse demasiado en el rendimiento a corto plazo en lugar de mirar el panorama general. Es como estar tan enfocado en el día a día que te olvidas de la meta a largo plazo.

El problema es que algunos inversores se dejan llevar por las fluctuaciones diarias del mercado. Supongamos que eres un inversor a largo plazo y, debido a los movimientos darios, decides vender parte de tus fondos de inversión. El lío aquí es que estás tomando decisiones basadas solo en lo que pasa hoy, sin pensar en el futuro.

La recomendación es alejarse de esa obsesión por el rendimiento a corto plazo. En lugar de dejarte llevar por las emociones del día a día, es mejor mirar el panorama más grande. Enfócate en los elementos fundamentales que afectan el rendimiento a largo plazo.

Imagina que tienes una empresa sólida con buenas bases para crecer a lo largo del tiempo. Si te dejas llevar por las subidas y bajadas diarias del mercado y vendes tus acciones, podrías estar perdiendo de vista la verdadera historia. Es como dejar que el clima de hoy te impida ver que estás en camino a un hermoso destino.

Comprar alto y vender bajo: el mundo al revés

A pesar de que el principio esencial de la inversión es comprar a precios bajos y vender a precios altos, surge una paradoja: ¿por qué tantos inversores eligen hacer lo opuesto? En lugar de tomar decisiones racionales, muchas elecciones de inversión se ven impulsadas por emociones como el miedo y la codicia.

En numerosas ocasiones, los inversores optan por invertir a precios elevados, buscando ganar lo máximo a corto plazo en lugar de perseguir metas de inversión a largo plazo, y paradójicamente deciden vender sus inversiones en los momentos de caída.

finizens coronavirus
Periodos de mercados alcistas y bajistas bolsa americana | Finizens

Supongamos que eres un inversor que, influenciado por el entusiasmo de la bolsa, decide comprar acciones de una empresa en pleno auge mediático y con precios en su punto más alto. Esta elección, basada en la búsqueda de beneficios rápidos, contradice el principio fundamental de comprar bajo y vender alto. La empresa, aunque popular en el momento, puede no mantener su valor a largo plazo. Un enfoque más sensato sería esperar a que los precios se ajusten o buscar oportunidades de acciones infravaloradas.

Sobre todos estos temas tenemos tres artículos que te ayudarán a profundizar:

¿Controlas tus emociones o te controlan ellas?

La influencia emocional en las decisiones de inversión puede ser un obstáculo significativo para hacerlo bien. Es esencial reconocer y abordar las emociones asociadas con las decisiones financieras para evitar la parálisis y tomar elecciones no analizadas.

Los sesgos psicológicos en inversión son patrones sistemáticos de pensamiento irracional que afectan las decisiones financieras. Estos sesgos, como la sobreconfianza o la aversión a las pérdidas, pueden llevarte a tomar a decisiones impulsivas y afectar negativamente el rendimiento de una inversión. Reconocerlos y gestionalos es crucial.

Veamos algunos ejemplos:

  1. Sesgo de confirmación: Ccurre cuando los inversores tienden a prestar más atención y dar más peso a la información que confirma sus creencias existentes. Evitan información que contradice sus puntos de vista, lo que puede llevar a decisiones de inversión sesgadas.
  2. Sesgo de pérdida adversa: Los inversores a menudo sienten el dolor de las pérdidas más intensamente que la alegría de las ganancias. Este sesgo puede llevarte a tomar decisiones impulsivas para evitar pérdidas.
  3. Efecto manada (sesgo de conformidad): Muchos inversores tienden a seguir las decisiones de la multitud, especialmente en momentos de alta volatilidad. Esto puede conducir a comportamientos de «manada», donde las personas siguen las tendencias del mercado sin realizar una evaluación independiente.
  4. Sesgo de sobreconfianza: Ocurre cuando los inversores sobreestiman sus habilidades y conocimientos. Pueden subestimar los riesgos asociados con sus decisiones de inversión y tomar medidas más arriesgadas de lo que sería prudente.
  5. Sesgo de anclaje: Implica dar demasiado peso a la primera información que se recibe (el «ancla») al tomar decisiones. Por ejemplo, si un inversor se ancla a un precio pasado de una acción, puede influir en sus decisiones futuras, incluso si la situación del mercado ha cambiado.

PLANIFICACIÓN FINANCIERA

Antes de invertir dinero, debes saber muy bien donde estás financieramente hablando. Para ello, Así pues, mejor evita los siguientes errores.

Invertir sin conocer tus cuentas personales

Un error fundamental en el mundo de las inversiones es lanzarse a invertir sin tener un conocimiento sólido del estado de tus cuentas personales. No comprender tus ingresos, gastos, deudas y activos puede llevarte a tomar decisiones financieras basadas en información incompleta, aumentando el riesgo de enfrentar dificultades económicas.

Antes de invertir, es esencial tener una visión clara de tu situación financiera actual. Esto incluye conocer tus flujos de efectivo, entender tus obligaciones de deuda y evaluar tu capacidad para asumir riesgos. Ignorar este paso puede resultar en inversiones inadecuadas para tu situación y metas financieras.

Ejemplo: Imagina a alguien emocionado por invertir, pero que desconoce la magnitud de sus deudas pendientes o no tiene claro cuánto gasta mensualmente. Sin una comprensión completa de sus cuentas personales, este inversor podría subestimar su tolerancia al riesgo o no tener suficiente capital disponible para emergencias. Al conocer a fondo el estado de sus cuentas personales, puede tomar decisiones de inversión más informadas y alineadas con su situación financiera actual. La transparencia financiera es clave antes de embarcarse en cualquier estrategia de inversión.

No hacer una planificación financiera antes de invertir

Imagínate a ti mism@ con muchas ganas por empezar a invertir, pero que aún no has creado un colchón de seguridad. Inviertes, enfrentas una emergencia de dinero, y te ves obligad@ a vender tus inversiones o parte de estas a precios desfavorables o, peor aún, a asumir deudas para pagar la emergencia.

Un error crucial que muchos inversores cometen es no realizar una planificación financiera sólida antes de embarcarse en sus inversiones. La falta de una estrategia clara puede dar lugar a decisiones apresuradas, falta de dirección y, en última instancia, a resultados financieros no deseados.

La planificación financiera implica definir metas, evaluar la tolerancia al riesgo, y establecer un horizonte temporal. Ignorar este paso puede llevarte elegir inversiones inapropiadas para las que no estés preparad@.

Empezar a ahorrar tarde y mal

Es común escuchar a la gente afirmar que no pueden prever el futuro, pero a menudo olvidan mencionar que sí pueden tomar medidas para influir en él. Aunque no puedes controlar las fluctuaciones del mercado, ¡sí puedes controlar cuánto dinero ahorras! La inversión constante de capital a lo largo del tiempo puede tener un impacto tan significativo en la acumulación de riqueza como el rendimiento de la inversión en sí. Es la estrategia más segura para aumentar la probabilidad de alcanzar tus metas financieras.

Descuidar el control de lo que está a tu alcance, como el ahorro continuo, puede limitar tu capacidad para forjar un futuro financiero sólido. Tomar medidas activas para ahorrar y gestionar tus finanzas es un paso esencial para fortalecer tu posición financiera a lo largo del tiempo.

Invertir sin tener un colchón de seguridad

Uno de los errores más cruciales es lanzarse a invertir sin tener un colchón de seguridad previamente establecido. Este colchón, también conocido como fondo de dinero para emergencias, actúa como un salvavidas financiero en tiempos de adversidad. Invertir sin este respaldo puede exponerte a riesgos significativos y afectar tu capacidad para mantener tus inversiones a largo plazo.

Antes de aventurarte en el mundo de las inversiones, es esencial tener un colchón de seguridad bien establecido. Este fondo proporciona protección contra imprevistos como pérdida de empleo, gastos médicos inesperados o cualquier otro evento infortunado. Ignorar este paso puede poner en peligro tus inversiones si enfrentas situaciones financieras imprevistas.

Ejemplo: Imagina a alguien emocionado por empezar a invertir, pero que no ha creado un colchón de seguridad. Cuando enfrenta una emergencia financiera, se ve obligado a vender sus inversiones a precios desfavorables o, peor aún, a asumir deudas. Al tener un colchón de seguridad establecido, este inversor podría afrontar las emergencias sin afectar sus inversiones y mantener una posición financiera más sólida a lo largo del tiempo. La seguridad financiera es la base necesaria antes de embarcarse en cualquier aventura de inversión.

Empezar a invertir tarde

Para muchos inversores novatos, el error de comenzar las inversiones tarde en la vida puede tener consecuencias significativas. Comprender la importancia del tiempo en el juego financiero es esencial, ya que el interés compuesto, puede marcar la diferencia en la acumulación de riqueza.

El inicio tardío puede limitar las oportunidades de aprovechar al máximo el crecimiento compuesto. Este fenómeno se ilustra mejor con una simple comparación. Consideremos dos inversionistas: uno que comienza a invertir a los 25 años y otro que inicia a los 35 años.

Ejemplo: Imagina a dos amigos que invierten 2.000€ anuales, con una rentabilidad del 5% cada año. Uno de los dos empieza a invertir a los 35 años, mientras que el otro lo hace a los 45 años. ¿Cuánto dinero tendrán ambos a los 67 años)

  • Inversor 35 años: 148.680€
  • Inversor 45 años: 78.386€

El mensaje es claro: iniciar las inversiones temprano, siempre que estén bien hechas, claro, proporciona una ventaja sustancial gracias al efecto del interés compuesto. Ignorar esta oportunidad puede resultar en la necesidad de asumir riesgos más altos o contribuir con sumas sustanciales para alcanzar las mismas metas financieras. La lección es clara: ¡comienza a invertir temprano para aprovechar al máximo el tiempo a tu favor!

COMISIONES, IMPUESTOS, E INVERTIRLO TODO DE GOLPE

Ni se te ocurra invertir sin conocer exactamente qué comisiones vas a pagar. Así mismo, mejor no vendas nada hasta conocer el impacto fiscal de harcelo.

Pagar altas comisiones

Un error frecuente en la inversión es la elección de fondos de inversión que cobran altas comisiones. Aunque las comisiones parezcan pequeñas al principio, con el tiempo pueden convertirse en un drenaje significativo de la riqueza acumulada a lo largo del tiempo.

La búsqueda de fondos de inversión con comisiones bajas, y la evaluación de si se está obteniendo un valor adecuado por las tarifas de asesoramiento pagadas son aspectos cruciales. Es por ello que los Roboadvisor están teniendo tanto éxito en España.

comisiones robo advisor - gestion pasiva
Comparativo de dos fondos similares, un con mayores comisiones que el otro.

La recomendación es ser consciente del impacto a largo plazo de las comisiones en la rentabilidad de la cartera. Al buscar oportunidades de inversión, es fundamental no solo centrarte en el rendimiento potencial, sino también en los costes asociados. Garantizar que las tarifas sean proporcionales al valor proporcionado por el asesoramiento puede ser determinante para maximizar los beneficios de la inversión.

Invertir sin tener en cuenta los impuestos

Cuando invertimos, es fundamental entender que las decisiones financieras van más allá de las ganancias y pérdidas en el mercado. Uno de los errores más comunes es pasar por alto la implicación de los impuestos en nuestras inversiones.

No considerar los impuestos puede llevar a sorpresas desagradables al final del año fiscal. Las ganancias de las inversiones están sujetas a impuestos, y la forma en que manejamos nuestras transacciones puede afectar significativamente nuestra carga tributaria. Antes de venderte nada, es crucial comprender las implicaciones fiscales para evitarte sorpresas desfavorables.

Considera hablar con un asesor financiero o un fiscalista especializaco para asegurarte de que tus decisiones de inversión estén alineadas con una estrategia fiscal eficiente. La planificación cuidadosa puede marcar la diferencia entre maximizar tus ganancias netas y enfrentar sorpresas fiscales no deseadas.

Tenemos una completa guía sobre los impuestos de los fondos de inversión.

Invertir de golpe sin tener experiencia

Uno de los errores más arriesgados que cometen miles de inversores noveles, es lanzarse al mercado invirtiendo grandes sumas de dinero importantes para ellos y ellas, sin realizar pruebas preliminares o análisis exhaustivos. Este enfoque impulsivo puede exponerte a riesgos innecesarios y comprometer tus recursos financieros de manera significativa.

Recuerda que una de las claves de éxito de los grandes inversores es evitar tener grandes pérdidas. Por eso, invertir todo de golpe sin un análisis previo puede llevarte a situaciones de alto riesgo. Los mercados son volátiles y pueden experimentar cambios repentinos. Apostar todo en una sola inversión sin entender completamente sus fundamentos y comportamientos históricos es un enfoque muy arriesgado que puede resultar en pérdidas considerables.

En lugar de invertir todo de una vez, considera implementar una estrategia gradual. Realiza inversiones más pequeñas inicialmente, prueba el rendimiento y observa cómo se comporta tu cartera. Esto te brinda la oportunidad de ajustar tu enfoque y reducir el impacto de posibles pérdidas.

Un enfoque prudente y paso a paso es clave para una inversión exitosa a largo plazo.

MEJOR QUE NADIE TE ENGAÑE

Hay cuestiones que debes tener muy, pero que muy claras antes de invertir. Veámoslas todas.

No conocer bien a tu asesor de inversiones

Ignorar la importancia de verificar la formación, experiencia y ética de quienes manejan tus finanzas puede ser un riesgo significativo. ¿Por qué no aprovechar la oportunidad de asegurarte de que quienes manejan tu dinero sean dignos de tu confianza? Preguntar por referencias y examinar detenidamente su historial es crucial.

En el peor de los casos, dedicar un tiempo a la verificación previa puede ser un pequeño esfuerzo a cambio de una mayor tranquilidad financiera. En el mejor de los casos, evitarás caer en esquemas fraudulentos similares al de «Madoff».

Por todo esto, la importancia de dedicar tiempo a encontrar al asesor correcto supera con creces la conveniencia de tomar una decisión rápida.

No elegir una buena entidad

Este es otro gran error que puedes evitar. Es fundamental que para realizar tus inversiones elijas una que te ofrezca un amplio abanico de opciones, que esté excelentemente bien valorada por sus clientes, y que cobre bajas comisiones.

Para ayudarte tienes este ranking con las mejores entidades para invertir y comprar fondos de inversión en España.

Olvidar la importancia de la educación financiera

Un error común es subestimar la relevancia de la educación financiera, lo cual puede tener consecuencias significativas para la toma de decisiones financieras. La falta de comprensión de conceptos financieros básicos puede conducir a elecciones poco constatadas, pérdidas innecesarias y oportunidades desaprovechadas.

La educación financiera es esencial para capacitar a los inversores, proporcionándoles las herramientas necesarias para entender los mercados, evaluar riesgos y tomar las mejores decisiones. Subestimar esta importancia puede llevar a la falta de preparación ante cambios económicos, la ignorancia de oportunidades de inversión valiosas o la adopción de estrategias poco efectivas.

Para ayudarte, hemos creado más de veinte guías de inversión que puedes descargarte gratuitamente. Así mismo, ponemos a tu alcance una completísima selección de mejores libros para invertir.

No saber cuál es el impacto real de la inflación

Muchos inversores caen en la trampa de concentrarse en los rendimientos nominales en lugar de los rendimientos reales, olvidando considerar el impacto de la inflación.

El rendimiento nominal es la tasa de rentabilidad antes de ajustarla por la inflación, mientras que el rendimiento real tiene en cuenta la inflación, proporcionando una medida más precisa del poder adquisitivo. La diferencia entre ambos refleja el impacto de la inflación en el valor real de la inversión.

Supongamos que inviertes en bonos con un rendimiento nominal del 5%. Si la inflación es del 2%, el rendimiento real sería del 3%, ya que ajusta el rendimiento nominal restando la tasa de inflación, reflejando el crecimiento real de tu poder adquisitivo.

Cultivar la disciplina de enfocarse en lo verdaderamente importante, es decir, tus rendimientos ajustados por los crecientes costes e inflación te conocer el resultado real de tus inversiones.

Caer en la trampa del timing de mercado

Es común caer en la ilusión de poder sincronizar perfectamente las inversiones y desinversiones del mercado, un fenómeno conocido como «timing de mercado: intentar comprar o vender inversiones en los mejores momentos, basándose en predicciones sobre las tendencias del mercado.

Sin embargo, esta habilidad es extremadamente desafiante y, para quienes no están debidamente entrenados, puede llevar a consecuencias financieras negativas.

Para ilustrar la dificultad del timing de mercado, considera el impacto de perderte los mejores días de negociación para el índice S&P 500 entre 1993 y 2019. Un inversor ausente en estos días clave habría experimentado un rendimiento anualizado notablemente inferior, destacando la inconsistencia de intentar prever momentos específicos del mercado.

Así pues, lo mejor es que reconozcas la complejidad del timing de mercado y optes por un enfoque más constante. La consistencia a lo largo del tiempo tiende a superar la búsqueda ineficaz de sincronización perfecta en el mercado volátil.

Mucho cuidado con las pérdidas

caidas de la bolsa y recuperacion
Caídas de la bolsa y recuperación necesaria. En la parte inferior se muestras caídas en negativo. Encima, ves cuánto debe subir para recuperar esa pérdida. Ej: si tu inversión cae un -70%, necesitará subir un 233% para recuperarse.

A menudo, los inversores pueden subestimar la importancia de comprender cómo las pérdidas financieras pueden afectar emocionalmente sus decisiones. Invertir en el mercado puede generar ansiedad y estrés, especialmente cuando se experimentan pérdidas. Ignorar el impacto psicológico de las pérdidas puede llevar a decisiones impulsivas o a la parálisis financiera.

Es fundamental reconocer que las emociones pueden influir en las decisiones financieras y aprender a gestionarlas de manera efectiva.

Un buen entendimiento de cómo las pérdidas afectan emocionalmente puede ayudarte a tomar mejores decisiones de inversión, y a desarrollar estrategias para mantener la calma durante periodos de volatilidad. Al abordar conscientemente el aspecto psicológico de las inversiones, puedes construir una base más sólida para tomar decisiones financieras a largo plazo.

Descuidar el ciclo de vida en la planificación de inversiones

Es común cometer el error de no tener en cuenta el ciclo de vida al planificar las inversiones, lo cual puede tener un impacto significativo en la capacidad de alcanzar metas financieras a largo plazo. La planificación de inversiones no debe ser estática, ya que las necesidades y objetivos financieros evolucionan a lo largo de la vida de una persona.

indexa capital plan de pensiones de empleo
Indexa Capital tiene un plan de pensiones de empleo que asigna el % en acciones y bonos un función del ciclo de vida del partícipe

Confiar sólo en el rendimiento pasado de una inversión

¿Por qué crees que en la información sobre los resultados de algunas inversiones, se añade la siguiente frase: «resultados pasados no son una garantía de lo que suceda en el futuro»?

Uno de los errores comunes entre los inversores es depositar toda su confianza en el rendimiento pasado de una inversión. Si bien el historial de rendimiento puede ofrecerte información valiosa, como por ejemplo para identificar buenos gestores de fondos de inversión, depender exclusivamente de él puede ser engañoso y un gran error. Los mercados financieros son dinámicos y están sujetos a cambios, y lo que funcionó bien en el pasado puede no ser indicativo de resultados futuros.

Confiar ciegamente en el rendimiento pasado puede aumentar el riesgo de pérdidas. Es fundamental complementar la evaluación del rendimiento histórico con un análisis más amplio de los fundamentos del activo, las condiciones del mercado actual y las proyecciones futuras.

Endeudarte para empezar a invertir

Endeudarse para invertir implica pedir préstamos, créditos, o utilizar opciones y futuros financieros para aumentar el dinero que tienes disponible para invertir.

Aunque puede incrementar las ganancias potenciales, también conlleva riesgos MUY significativos, como pérdidas amplificadas, costes de interés y presión emocional. Por eso, esta estrategia es tan arriesgada y no se recomienda para inversores principiantes, ya que requiere una comprensión completa de los riesgos y una gestión cuidadosa.

RENTABILIDAD

Y, ¿cómo saber si estás ganando lo que deberías ganar?

Arriesgar demasiado, o demasiado poco

Un error inherente a la inversión es la tendencia a arriesgarse demasiado, o demasiado poco. Invertir implica inherentemente asumir un nivel de riesgo en busca de una recompensa potencial. Sin embargo, el desafío radica en encontrar el equilibrio adecuado que se alinee con los objetivos financieros y la tolerancia al riesgo del inversor.

Tomar demasiado riesgo puede conducir a fluctuaciones extremas en el rendimiento, lo que puede resultar incómodo y llevarte fuera de tu zona de confort. Por otro lado, asumir muy poco riesgo puede implicar rendimientos insuficientes para alcanzar metas financieras que buscas.

La recomendación es comprender tui capacidad financiera y emocional para asumir riesgos. Reconocer y evaluar los riesgos de inversión es crucial para ajustar la exposición al riesgo de acuerdo con las circunstancias y objetivos individuales.

No saber si la rentabilidad de tus inversiones es buena o mala

A menudo, las personas tienen una comprensión limitada de lo buena o mala que es la rentabilidad que obtienen. Se centran en los resultados generales o el desempeño de algunas posiciones individuales, sin tener en cuenta el panorama completo de su cartera. Incluso si se tiene cierta información, no es suficiente; es esencial evaluar el rendimiento de la cartera en relación con:

  • el plan financiero que estableciste;
  • otras inversiones similares;
  • un benchmark cuando de lo que hablamos es de fondos o de una selección de acciones.

Imagina que inviertes en una cartera de fondos. Acaba el año y obtienes una pérdida del 2,5%. ¿Cómo saber si esta pérdida ha sido un buen o mal resultado? La única forma es comparando tu cartera o tus fondos, uno a uno, con los índices de los mercados en los que invierten. Si los índices han caído un 5,6%, tu cartera lo habrá hecho mejor. Si los índices ha subido un 1%, tu cartera lo habrá hecho peor.

Por eso, no te quedes solo con el dato del resultado final. Es solo un dato. Compara tu rentabilidad con índices de referencia, y en el caso de fondos, con fondos similares.

INFLUENCIA EXTERNA

Cuando inviertas, serán muchos los ruidos que entrarán por tus oidos. Aprende a gestionarlos adecuadamente.

¡Ojo con el ruido informativo¡

Muchos inversores caen en la trampa de reaccionar excesivamente a las noticias financieras transmitidas por la TV, prensa y redes sociales. Un error común es depender exclusivamente de las noticias como fuente principal de análisis de inversión.

Invertir de manera exitosa implica más que simplemente reaccionar a las noticias del momento. Los inversores experimentados optan por recopilar información de diversas fuentes independientes para llevar a cabo su propia investigación y análisis. Este enfoque permite filtrar la información relevante y evitar caer en la trampa de tomar decisiones basadas únicamente en titulares mediáticos. Es fundamental comprender que, cuando la información se hace pública, ya ha sido incorporada en la fijación de precios del mercado.

Por eso, adpta un enfoque más reflexivo y equilibrado, integrando varias perspectivas, de cara a evitar respuestas impulsivas a la volatilidad mediática.

Perseguir las inversiones ganadoras

La búsqueda de inversiones con rendimientos excepcionales puede ser seductora para muchos inversores. La idea de conseguir las mayores ganancias posibles puede resultar tentadora, pero este enfoque tiene sus peligros. Un error común es basar las decisiones de inversión únicamente en el rendimiento pasado, sin considerar que los rendimientos anteriores no garantizan rendimientos futuros y que rendimientos más altos suelen ir de la mano con mayores riesgos.

Cuán típico es ver cómo sube el patrimonio gestionado de los fondos de inversión que mejor lo están haciendo en el año.

Es fundamental que tengas en cuenta que la inversión exitosa va más allá de la búsqueda de rendimientos excepcionales. Por eso, lo mejor es adoptar una perspectiva más holística (global y abierta), considerando no solo el rendimiento pasado sino también el panorama general, los riesgos asociados, la evolución respecto a inversiones similares, etc..

Sucumbir a las modas de inversión

Es un error común caer en la trampa de seguir las modas de inversión sin realizar una investigación adecuada, lo cual puede tener consecuencias negativas para la salud financiera. La atracción hacia las tendencias de inversión populares a menudo se basa en la emoción y la influencia del mercado, en lugar de en un análisis fundamentado.

Un claro ejemplo lo tienes con las criptomonedas. ¿Sabías que 7 de cada 10 inversores en criptodivisas, declararon pérdidas?

Pérdidas en criptomonedas

Invertir sin investigar las modas puede llevar a decisiones impulsivas y a la adopción de estrategias que no se alinean con los objetivos financieros a largo plazo. Es esencial resistir la presión de las modas y tomarse el tiempo necesario para entender las implicaciones y riesgos asociados con cualquier tendencia de inversión antes de tomar decisiones.

Ejemplo: Imagina a un inversor que, seducido por una moda de inversión popular en un momento específico, decide seguir la corriente sin investigar. Más tarde, descubre que la tendencia no era sostenible o no se alineaba con sus metas financieras. Al resistir la presión de seguir ciegamente las modas y en su lugar, dedicar tiempo a la investigación, este inversor podría haber evitado decisiones financieras perjudiciales y construido una estrategia más sólida y alineada con sus objetivos.

El impacto ambiental, social y de gobernanza (ESG) en las inversiones

Para muchos inversores, pasarse por alto el impacto ambiental, social y de gobernanza (ESG) al tomar decisiones de inversión puede ser un error relevante. ESG se refiere a factores que van más allá de los simples rendimientos financieros y consideran cómo las inversiones afectan al medio ambiente, a las comunidades y a la gestión empresarial.

Ignorar estos aspectos puede llevarte a invertir en empresas o activos que no solo buscan rendimientos financieros, sino que también tienen un impacto negativo en el mundo que nos rodea. Reconocer la importancia de ESG no solo contribuye a un mundo más sostenible, sino que también puede alinear las inversiones con valores éticos y a largo plazo.

¿Sabías que, el volumen de dinero que los inversores destinan a los fondos de inversión sostenibles no deja de aumentar cada año?

REVISIÓN DE LAS INVERSIONES

Y por supuesto, la revisión es clave para saber si vas en la dirección que esperabas…

Olvidarte de revisar tus inversiones

Un error común entre los inversores es la falta de revisión regular de sus inversiones. En el contexto de una cartera diversificada, es probable que algunas inversiones experimenten aumentos mientras otras disminuyen. Al llegar al final de un trimestre o año, la cartera puede mostrar una imagen significativamente diferente.

Por eso, ignorar estas variaciones puede resultar en desviaciones no deseadas de los objetivos originales.

Lo más recomendable es realizar revisiones periódicas de tu cartera, al menos una vez al año, para asegurarte de que las inversiones siguen siendo coherentes con tu situación financiera y objetivos como inversor.

Ignorar el ciclo de vida puede llevarte a elegir inversiones que no se alinean con las etapas específicas de tu vida. Es crucial adaptar la planificación de inversiones a las distintas fases de la vida, considerando factores como la tolerancia al riesgo, las obligaciones financieras y los plazos de los objetivos.

Ejemplo: Imagina que, al no considerar el ciclo de vida, inviertes agresivamente en acciones durante tu jubilación, exponiéndote innecesariamente a riesgos de caídas. Al reconocer la importancia de ajustar la estrategia de inversión según las etapas de la vida, podrías optar por una asignación de activos más conservadora.

¿Las revisas cada día?

Así como es importante revisar periódicamente tus inversiones, lo que no es aconsejabla esta mirar su evolución en plazos de tiempo excesivamente cortos. Si no puedes evitarlo, entonces es probable que las inversiones que habrás hecho no estén bien planteadas, ni adaptadas a ti.

Ni te imaginas la de lectores que nos escriben diciendo que no parar de mirar la evolución de su fondo de inversión, y lo angustiados/as que están con las pérdidas. Una muestra de que la inversión no estuvo bien planteada de inicio.

— xxx —

Esperamos que hayas tomado buena nota de todos los errores de inversión. Para recibir nuevos artículos, regístrate a continuación. También puedes seguirnos en redes sociales (X, Linkedin, Facebook e Instagram).

Otras fuentes de información: Business insider , CFA Institute.

¿Lo valoras del 1 al 5?
product image
Valoración
1star1star1star1star1star
Valoración
5 based on 3 votes
Nombre
Los 35 errores al invertir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simula tu inversión en finizens. Click en la imagen y pruébalo.
simulador de inversiones finizens, simulador de ahorro finizens
en MYINVESTOR encuentras los mejores fondos de inversión

Temáticas

¿Qué inversiones propone el RoboAdvisor líder en España?↓Clic en la imagen para averiguarlo↓

Toda la información que leas en esta página web, es meramente informativa, y en ningún caso supone una recomendación de inversión o desinversión, ni tampoco de invitación, asesoramiento, oferta, solicitud, u obligación, para que realices algún tipo de transacción financiera. Lo que exponemos son opiniones estrictamente informativas. Para proporcionar la máxima transparencia a nuestros lectores, nos gustaría explicarte cómo y de quién generamos ingresos. Lo puedes leer en el pie de página, dentro del menú quiénes somos y cómo mantenemos esta página web.

Invertir en fondos de inversión 2024 © | c/ Búho Real 16, 11500, Puerto de Santa María, Cádiz | Lunes a viernes: 10 a 17 hr. Tel: (34) 670 29 30 55

Política de privacidad Aviso Legal – Política cookies Condiciones de UsoContacto