¿Qué es la Rentabilidad de una Inversión y Por Qué Debería Importarte?

Cuando hablamos de empezar a invertir, el concepto rentabilidad de una inversión se convierte en el código secreto el cual es abosolutamente necesario saber descrifrar.

No es un concepto complejo a pesar de sus distintas formas. Desde la rentabilidad acumulada, que muestra el cambio total en el valor de una inversión a lo largo del tiempo, hasta la rentabilidad anualizada, que nos da una vista más detallada al considerar el rendimiento promedio anual. Lo fundamental, en cualquier caso, es que entiendas qué significa y por qué es tan importante averiguarla.

Con esta guía te vamos a guiar a través de los distintos tipos de rentabilidades, y lo vamos a hacer con ejemplos de fondos de inversión, de manera que al acabar tengas bien claros los conceptos más relevantes.

Disfruta la lectura y, por supuesto, no dudes en preguntarnos cualquier duda que te surja. Estamos aquí para ayudarte a solucionarlas.

myinvestor

¿QUÉ ES LA RENTABILIDAD DE UNA INVERSIÓN?

La rentabilidad de una inversión es, en esencia, una medida que te indica cuánto dinero has ganado o podrías ganar con respecto al dinero que has invertido. Es como un termómetro financiero que te ayuda a saber si una inversión está “caliente” (ganando dinero) o “fría” (perdiendo dinero o estancada).

La rentabilidad es como el ‘puntaje’. Imagina que eres un entrenador de fútbol y tu dinero son tus jugadores. Quieres saber quién es el mejor, ¿verdad? La rentabilidad te dice eso. Si inviertes 100€ en algo y, después de un tiempo, terminas con 110€, entonces has ‘ganado’ 10€. En porcentaje, esto se traduce en una rentabilidad del 10%. (10 dividido entre 100 y multiplicado por 100)

Ejemplo con Manzanas. Imagina que compras una caja de manzanas por 100€ para venderlas en un mercado. Al final del día, has vendido todas las manzanas y tienes 110€ en tu caja registradora. Has ganado 10€ más de lo que gastaste. En términos de rentabilidad, has ganado un 10%.

¿Cómo se calcula?

El cálculo de la rentabilidad varía según el contexto y el tipo específico de rentabilidad que estés evaluando. Datos como la inversión inicial, el valor final de la misma, y el tiempo transcurrido desde el inicio al final, son indispensables para poder averiguarla.

Para calcular la rentabilidad de forma básica, sigue estos pasos: 

 1º. Identifica el Valor Inicial y el Valor Final: Supongamos que invertiste 1.000€ y al final tienes 1.100€. 

 2º. Resta el Valor Inicial del Valor Final: 1.100€ (final) – 1.000€ (inicial) = 100€ (ganancia). 

 3º. Divide la Ganancia entre el Valor Inicial: 100€ (ganancia) / 1.000€ (inicial) = 0,1.

4º. Multiplica por 100 el resultado anterior para obtener un porcentaje: 0,1 * 100 = 10%. 

 Y ahí lo tienes, una rentabilidad del 10%. 

¿Para qué sirve?

La rentabilidad es como tu brújula. Te dice qué tan bien lo está haciendo una inversión respecto a lo que esperabas, respecto a otras opciones, o respecto a cómo lo hizo en un pasado.

Conocer la rentabilidad de una inversión te sirve para:

  • Entender si tu esfuerzo (tu dinero invertido) está dando los suficientes frutos (beneficios).
  • Evaluar si una inversión está funcionando como esperabas. Es un indicador que puede orientarte en la toma de decisiones sobre qué hacer con esa inversión.  

Supongamos que inviertes 1.000 euros en dos fondos de inversión globales, dirigidos a un perfil de riesgo moderado, y que lo haces en dos entidades diferentes.

Al cabo de un año, en uno de los fondos tienes 1.050€ (has ganado un 5% de rentabilidad), mientras que en el otro tienes 1.120€ (un 12% de rentabilidad). La comparación de estas cifras te ayudará a decidir si mantienes tu dinero en esos mismos fondos, si mueves todo al más rentable, o si buscas otras alternativas. 

  • Cuando tienes múltiples opciones para invertir tu dinero, la rentabilidad es una excelente herramienta para comparar inversiones similares de forma objetiva. Te dice qué inversión te ofrecería un mejor rendimiento por cada euro invertido. 
Rentabilidad de una inversión

Si estás decidiendo entre invertir en inmuebles o en un fondo inmobiliario, podrías mirar la rentabilidad histórica de ambos tipos de inversión. Si los inmuebles han ofrecido una rentabilidad anual del 4%, y los fondos inmobiliarios del 8%, podrías inclinarte más por la segunda opción (aunque, ojo, porque faltaría considerar también el nivel de riesgo asumido por cada opción).

  • Conocer la rentabilidad que puedes esperar de una inversión te ayuda a establecer metas financieras más realistas y alcanzables. Te da un objetivo numérico al que aspirar, lo cual es útil tanto para planificar tus finanzas como para mantenerte motivad@.

Supongamos que tienes un objetivo de ahorro de 10.000 euros en 5 años. Si sabes que una cierta inversión te dará, en promedio, una rentabilidad del 6% anual, puedes hacer cálculos para saber cuánto tendrás que invertir cada año para alcanzar tu objetivo en ese plazo.

¿CUÁLES SON LOS DIFERENTES TIPOS DE RENTABILIDAD?

Existen muchos tipos de rentabilidad. Te vamos a explicar los más comunes:

Rentabilidad bruta o simple

Es el dinero que has ganado sin descontar gastos o impuestos. Si invertiste 100€ y obtuviste 110€, la rentabilidad bruta es de 10€, o del 10%.

Se calcula dividiendo el beneficio bruto entre la inversión total y multiplicando el resultado por 100 para expresarlo como un porcentaje. La fórmula general es la siguiente:

Fórmula rentabilidad bruta | ChatGPT

Rentabilidad neta

La rentabilidad neta evalúa la rentabilidad de una inversión teniendo en cuenta todos los costes asociados, incluidos los impuestos. A diferencia de la rentabilidad bruta, que solo considera los ingresos y costes directos, la rentabilidad neta ofrece una visión más completa al restar todos los gastos adicionales para determinar la verdadera utilidad o retorno de una inversión.

Siguiendo con el ejemplo anterior, imagina que de los 10€ que ganaste, 2€ se fueron en comisiones. Entonces, la rentabilidad neta sería de 8€ (110-2-100) o del 8%.

Fórmula rentabilidad neta | ChatGPT
YouTube video

Rentabilidad acumulada

La rentabilidad acumulada se refiere al rendimiento total o acumulada de una inversión a lo largo del tiempo. En lugar de medir el rendimiento en un periodo específico, la rentabilidad acumulada considera el rendimiento total desde el inicio de la inversión hasta el momento actual.

Esta medida es útil para evaluar cómo ha evolucionado el valor de una inversión a lo largo del tiempo, teniendo en cuenta todos los rendimientos y pérdidas acumulados.

Supongamos que decides invertir 8.000 euros en un fondo de inversión en el año 2024. Al final del año, el valor de tu inversión ha aumentado a 9.200 euros. Al año siguiente, en 2025, el valor de la inversión sube a 10.500 euros y en el tercer año (2026) llega a 10.000 euros.

¿Quieres calcular la rentabilidad acumulada al final de estos tres años?

Fórmula rentabilidad acumulada | ChatGPT

La rentabilidad acumulada en este ejemplo es del 25%. Esto significa que tu inversión inicial de 8.000 euros ha aumentado en un 25% después de tres años, teniendo en cuenta todas las fluctuaciones en el valor del fondo de inversión a lo largo de ese período.

La rentabilidad acumulada es una métrica útil para evaluar el rendimiento total de la inversión a lo largo del tiempo, independientemente de las fluctuaciones anuales.

Rentabilidad anualizada

Es una medida que calcula el rendimiento promedio anual de una inversión a lo largo de un periodo de tiempo específico. Es especialmente útil cuando se trata de evaluar inversiones que han experimentado variaciones significativas en su rendimiento a lo largo del tiempo.

Proporciona una perspectiva más fácilmente comparable del rendimiento anual promedio, y a diferencia de la rentabilidad acumulada, que ofrece una visión general del rendimiento total, la rentabilidad anualizada proporciona una medida más específica y comparativa.

Supongamos que inviertes 10.000 euros en un fondo de inversión al principio del año 2020. Al final del año, el valor de tu inversión ha aumentado a 11.500 euros. La rentabilidad acumulada al final del año será del 15%.

Ahora, supongamos que continúas manteniendo esa inversión en el mismo fondo durante tres años y el valor pasa a ser 13.000 euros al final del tercer año. La rentabilidad anualizada será de un 9,04%.

Rentabilidad anualizada | ChatGPT

Rentabilidad ajustada al riesgo

La rentabilidad ajustada al riesgo es una medida que evalúa cuánto ganas con una inversión, considerando también la cantidad de riesgo que has asumido para obtener esas ganancias. Es como evaluar si lo que ganas vale la pena en comparación con los posibles problemas o pérdidas a los que podrías enfrentarte.

Por ejemplo, si dos inversiones en fondos te dan ganancias similares, pero una de ellas tiene menos riesgo que la otra, la rentabilidad ajustada al riesgo dirá que la inversión con menos riesgo es mejor, porque obtuviste esas ganancias sin exponerte tanto a posibles problemas en el camino.

Imagina que estás eligiendo entre dos coches: uno va muy rápido pero no tiene frenos buenos, y el otro va a una velocidad decente pero tiene excelentes frenos. 

¿Cómo eliges? Aquí es donde entra en juego la rentabilidad ajustada al riesgo. Este concepto te ayuda a entender no solo cuánto puedes ganar (la velocidad del coche), sino también cuánto podrías perder (la calidad de los frenos). 

La rentabilidad ajustada al riesgo te ayuda a comparar diferentes formas de invertir tu dinero. No solo miras cuánto puedes ganar, sino también cuánto riesgo estás asumiendo. Así puedes elegir la opción que mejor se adapte a ti.  

William Sharpe, creador del ratio que lleva su mismo nombre.

Para calcularla se utiliza el Ratio de Sharpe. No te preocupes por el nombre complicado; es básicamente una fórmula que toma la rentabilidad de una inversión, le resta lo que se podría haber ganado en algo súper seguro (como un bono del gobierno) y luego lo divide por una medida del riesgo. 

Veamos un ejemplo práctico con dos fondos de inversión supuestos.

Fondo C: Este fondo que invierte en acciones de empresas grandes y conocidas de todo el mundo. El fondo ha obtenido una rentabilidad del 10% anual. Tiene un riesgo medido en 12% (imagina esto como el nivel 12 en una escala del 1 al 100 de “peligrosidad”).

Fondo D: Este fondo también invierte en empresas grandes de todo el mundo pertenecientes al sector tecnológico. Gana un 14% al año. Y tiene un riesgo del 18% (nivel 18 en nuestra escala imaginaria de “peligrosidad”)

Usando nuestra fórmula del Ratio de Sharpe:

  • Fondo C: (10% – 1%) / 12% = 0.75
  • Fondo D: (14% – 1%) / 18% = 0.72

Estos números 0.75 y 0.72 son como las “puntuaciones” de qué tan buenos son estos fondos cuando tienes en cuenta el riesgo. El Fondo C tiene una puntuación un poco más alta (0.75 comparado con 0.72), lo que significa que, considerando el riesgo, podría ser una mejor opción.

¿Por qué es esto importante?  

Sabes, es como elegir un coche pensando tanto en la velocidad como en los frenos. No solo quieres algo que vaya rápido (alta rentabilidad), sino que también quieres algo seguro (bajo riesgo). Este número, el Ratio de Sharpe, te ayuda a encontrar ese equilibrio.

Si quieres saber más sobre este ratio y otros para analizar fondos, aquí tienes una guía actualizada.

Rentabilidad ponderada por tiempo

La rentabilidad ponderada por tiempo es como una “foto” de cómo ha funcionado una inversión en un periodo de tiempo específico. No importa cuánto dinero hayas metido o sacado durante ese tiempo; lo único que importa es cómo ha crecido o disminuido su valor. 

Esta medida es útil para comparar el rendimiento de diferentes inversiones o para ver cómo se compara tu inversión con el mercado en general. 

Rentabilidad ponderada por dinero

La rentabilidad ponderada por dinero tiene en cuenta cuánto dinero has invertido y cuándo lo has hecho. Imagina que pones más dinero en tu inversión a mitad de año; la rentabilidad ponderada por dinero considerará eso.

Esta rentabilidad es más “personal”, y te da una imagen más precisa de cómo TÚ, con tus propias decisiones de inversión o desinversión, has influido en tu rendimiento.

¿Cuál es la diferencia entre las dos rentabilidades anteriores?

La rentabilidad ponderada por tiempo te da una idea de cómo se ha comportado la inversión en sí, sin importar cuándo o cuánto has invertido. En cambio, la rentabilidad ponderada por dinero es más “a medida”, reflejando tus propias decisiones de inversión. Ambas son importantes, pero sirven para cosas diferentes. 

  • Si quieres saber cómo ha funcionado tu inversión en comparación con otras, la rentabilidad ponderada por tiempo es tu amiga.
  • Si quieres saber cómo tus propias decisiones han afectado tus ganancias, echa un vistazo a la rentabilidad ponderada por dinero.

LA RENTABILIDAD DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN

La rentabilidad de un fondo de inversión es la ganancia o pérdida que genera a lo largo del tiempo. Es una medida que muestra cómo ha crecido o disminuido el valor de tu inversión desde que la hiciste.

En el caso de los fondos de inversión, es vital observar la rentabilidad histórica, así como la comparativa con su índice de referencia (también conocido como Benchmark), y la comparativa con la media de rentabilidades de fondos similares comercializados en Europa. Los datos de rentabilidad los puedes ver en publicaciones como Morningstar.

Detalle de rentabilidades en la ficha de un fondo de inversión publicada por Morningstar. En la primera fila debajo de cada ño, lees el dato de rentabilidad de ese año. En la segunda y tercera filas, te muestra las diferencias respecto a la media de fondos similares y respecto al Benchmark. Al final ves una tabla con rentabilidades en diferentes periodos.

La rentabilidad te dice qué tan bien o mal está funcionando tu inversión. Sirve para evaluar el rendimiento del fondo y compararlo con otros, y con ello, ayudarte a tomar decisiones con la mayor objetividad posible.

¿Cómo se calcula?

La rentabilidad se calcula dividiendo la ganancia total del fondo (o la pérdida) por el capital invertido inicialmente.

¿Qué indica?

Una rentabilidad positiva significa ganancias, mientras que una negativa indica pérdidas. Muestra el éxito relativo de tu inversión en términos porcentuales.

¿Qué tipos hay?

Son varias las rentabilidades que se publican sobre los fondos de inversión. Veamos las más importantes:

  • Rentabilidad Anual (o Rentabilidad del año en curso): Es la ganancia o pérdida, expresada como un porcentaje, obtenida durante un tiempo específico del año. Se calcula dividiendo el cambio en el valor de la participación del fondo entre el valor inicial, y multiplicando por 100.
  • Rentabilidad Anualizada: Es la tasa de rendimiento promedio anual de una inversión durante un período específico. Se utiliza para proporcionar una visión más precisa del rendimiento en términos anuales, especialmente cuando hay fluctuaciones significativas en el camino.
  • Rentabilidad de los últimos 12 Meses (o rendimiento a 1 año): Muestra la ganancia o pérdida durante los últimos 12 meses, sin tener en cuenta el año calendario. Es útil para observar el rendimiento en un período móvil.
  • Rentabilidad a 3, 5, 10 años, etc.: Estas cifras representan el rendimiento promedio anualizado durante los periodos respectivos. Proporcionan una visión a más largo plazo del desempeño del fondo y ayudan a evaluar su consistencia a lo largo del tiempo.
Buscador de fondos del banco Myinvestor. Indica rentabilidades de fondos en distintos periodos.

Las rentabilidades de un fondo de inversión se puede encontrar en los informes periódicos del fondo, en sus fichas, en plataformas financieras online que comercializan fondos, o a través de la entidad financiera que comercializa el fondo. Es esencial revisar estos datos regularmente para evaluar el desempeño.

Consejo de Oro: Siempre consulta la ficha del fondo para obtener todos los detalles relacionados con la rentabilidad, incluidas las comisiones y el rendimiento pasado, que, aunque no es garantía de rendimientos futuros, ofrece un indicativo. 

¿QUÉ ERRORES COMETE LA GENTE AL HABLAR DE RENTABILIDAD?

Para acabar, queremos explicarte alguno de los errores más habituales que la gente comete cuando creen que hablan de rentabilidad.

  • Confunden la rentabilidad con los ingresos totales: A más dinero invertido, más dinero ganado, pero eso no significa que la inversión sea más rentable.
  • Se olvidan del impacto de las comisiones: Las comisiones pueden comerse una buena parte de tu rentabilidad.
  • Comparan rentabilidades de periodos diferentes: Comparar la rentabilidad de un mes con la de un año no tiene sentido. Siempre compara períodos similares.
  • Comparan rentabilidades de inversiones con diferentes riesgos. No tiene ningún sentido comparar la rentabilidad de un fondo monetario, con la de un fondo de renta variable.
  • Se lanzan a elegir inversiones, por ejemplo, en fondos de inversión, a partir de la rentabilidad del último año. Esto es una verdadera temeridad. Como mínimo elige fondos de inversión de calidad, que puedan demostrar rentabilidades de 5 o más anos.
  • Eligen inversiones en los fondos que más están ganando. Los que salen en prensa. Esta es otra temeridad.
  • Se olvidan de mirar las rentabilidades negativas, y lo que una inversión puede tardar el recuperar las pérdidas.
  • No comparan las rentabilidades de un fondo con las de su Benchmark.

— xxx —

¿Te ha sido interesante la guía? Recuerda que si tienes alguna duda, nos la puedes preguntar a continuación. Así mismo, recuerda registrarte para recibir nuevas guías de inversión.

¿Lo valoras del 1 al 5?
product image
Valoración
1star1star1star1star1star
Valoración
5 based on 1 votes
Nombre
¿Qué es la rentabilidasd?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simula tu inversión en finizens. Click en la imagen y pruébalo.
simulador de inversiones finizens, simulador de ahorro finizens
en MYINVESTOR encuentras los mejores fondos de inversión

Temáticas

¿Qué inversiones propone el RoboAdvisor líder en España?↓Clic en la imagen para averiguarlo↓

Toda la información que leas en esta página web, es meramente informativa, y en ningún caso supone una recomendación de inversión o desinversión, ni tampoco de invitación, asesoramiento, oferta, solicitud, u obligación, para que realices algún tipo de transacción financiera. Lo que exponemos son opiniones estrictamente informativas. Para proporcionar la máxima transparencia a nuestros lectores, nos gustaría explicarte cómo y de quién generamos ingresos. Lo puedes leer en el pie de página, dentro del menú quiénes somos y cómo mantenemos esta página web.

Invertir en fondos de inversión 2024 © | c/ Búho Real 16, 11500, Puerto de Santa María, Cádiz | Lunes a viernes: 10 a 17 hr. Tel: (34) 670 29 30 55

Política de privacidad Aviso Legal – Política cookies Condiciones de UsoContacto