Invertir en Bolsa con Éxito: Claves para Evitar Pérdidas y Multiplicar tus Opciones de Ganar a Largo Plazo

Lo primero que deberías tener claro antes de invertir en bolsa es la importancia de NO perder dinero, y en el supuesto que te suceda, que la pérdida la entiendas, la tengas cotejada, y puedas recuperarla lo antes posible.

¡Qué sentido tiene que la codicia y las malas prácticas de inversión te hagan perder lo que has ahorrado trabajando duro, tal y como le sucede a miles de personas que, «totalmente engañadas», compran acciones confiando en «forrarse casi sin esfuerzo»!

Por eso, tras muchos años de pruebas, éxitos y fracasos, hemos creado esta guía definitiva de inversión en bolsa con toda la información que debes saber antes de lanzarte.

Para ponerte en situación empezamos hablándote de la bolsa y los índices bursátiles. A continuación entramos en temas más técnicos, que te explicamos con teoría y vídeos, junto con enlaces a otros artículos y a libros de inversión indispensables.

Tómate tu tiempo, y no dejes de leer ningún capítulo. Al acabar, sabrás qué pasos seguir para invertir en acciones multiplicando tus opciones de ganar dinero a largo plazo.

myinvestor

¿QUÉ ES LA BOLSA DE VALORES?

La bolsa de valores es un mercado organizado y regulado donde se compran y venden acciones, bonos, ETFs y derivados. Es el lugar donde se encuentran los compradores y vendedores interesados en negociar estos instrumentos financieros.

En la bolsa de valores las transacciones se realizan a través de intermediarios entre los inversores que desean comprar o vender valores. Estos intermediarios facilitan las transacciones y aseguran que se cumplan las reglas y regulaciones establecidas.

El objetivo principal de la bolsa es proporcionar un ambiente seguro y transparente para la negociación de valores. Al ofrecer un mercado organizado, permite a los inversores comprar y vender con facilidad, brindando liquidez y estableciendo precios de mercado en función de la oferta y la demanda.

La bolsa de valores desempeña un papel crucial en la economía, y además, brinda a los inversores la oportunidad de participar en el crecimiento de las empresas y generar ganancias a través de la compra y venta de valores.

¿Cuáles son las principales bolsas del mundo?

Sabiendo qué es la bolsa, lo siguiente es conocer cuáles son las principales y más conocidas bolsas del mundo por número de operaciones y por capitalización bursátil (o tamaño):

Bolsa de Nueva York (NYSE) – Estados Unidos

Es la bolsa más grande del mundo y es conocida por su icónico edificio en la calle Wall Street. En la NYSE cotizan una amplia gama de empresas cuyas acciones están listadas. Además, son famosos sus índices como el Dow Jones o el S&P 500.

NASDAQ – Estados Unidos

Es la segunda bolsa más grande de Estados Unidos. Destaca por su enfoque en empresas de tecnología y en las de alto crecimiento. Es el hogar donde cotizan importantes empresas como Apple, Amazon, Microsoft y Alphabet (Google).

Bolsa de Tokio – Japón

Es la bolsa más grande de Asia y la tercera más grande del mundo. Es conocida por su importancia en la economía global y cuenta con una amplia gama de empresas japonesas e internacionales cotizadas.

Bolsa de Shanghái (SEE) – China

Es la bolsa más grande de China y la cuarta más grande del mundo en términos de capitalización bursátil. La bolsa de Shanghái se ha convertido en un mercado clave para los inversores interesados en el crecimiento económico de China.

Bolsa de Londres – Reino Unido

Es una de las bolsas más antiguas del mundo y se considera un centro financiero global. En la Bolsa de Londres cotizan muchas empresas internacionales y es conocida por sus índices bursátiles, como el FTSE 100.

Bolsa de Hong Kong – Hong Kong

Hong Kong es un importante centro financiero en Asia y una de las bolsas de valores más grandes del mundo. La bolsa de Hong Kong es un mercado popular para inversores internacionales debido a su acceso a los mercados chinos y asiáticos.

Las anteriores son algunas de las principales bolsas del mundo, pero existen muchas otras importantes en diferentes países, como la Bolsa de Frankfurt en Alemania, la Bolsa de Toronto en Canadá, la Bolsa de Sídney en Australia, y la Bolsa de Madrid en España, entre otras.

¿Qué quiere decir que una empresa cotiza en bolsa?

Cotizar en bolsa se refiere al proceso mediante el cual una empresa pone sus acciones a disposición del público en general, para que sean negociadas en una bolsa de valores determinada. Viene a ser lo mismo que trocear la propiedad de la empresa en cientos o miles de trozos pequeños, que podrán ser comprados y vendidos por quien quiera.

Al cotizar en bolsa, la empresa se convierte en una entidad pública, y sus acciones se vuelven accesibles para que los inversores las compren (y se hagan copropietarios) y/o vendan cuando quieran.

invertir en bolsa, como invertir en bolsa
NYSE – Wall Street

Cuando una empresa cotiza en bolsa se somete a ciertas regulaciones y requisitos de divulgación de información para garantizar la transparencia y protección de los inversores. Esto incluye la presentación regular de informes financieros y otra información relevante que pueda afectar el valor de las acciones.

La cotización en bolsa proporciona a las empresas la oportunidad de recaudar capital adicional al poder vender acciones y emitir deuda, y ofrece a los inversores la posibilidad de hacerse accionistas y participar en el crecimiento de las empresas, ya sea a través del aumento del valor de sus acciones, o de los dividendos distribuidos.

Los precios de las acciones cotizadas en bolsa fluctúan constantemente al alza o a la baja debido a la oferta y la demanda en el mercado. Estas fluctuaciones pueden reflejar la confianza o desconfianza de los inversores en cada empresa, en las condiciones económicas generales, y en otros factores externos. Los inversores pueden comprar y vender acciones cotizadas a través de intermediarios financieros como brókers online.

En resumen, cotizar implica ofrecer las acciones de una empresa al público para facilitar su negociación en una bolsa de valores, lo que brinda beneficios tanto a las empresas como a los inversores.

¿Cuántas acciones cotizan?

El número de acciones que cotizan en bolsa varía dependiendo del país, la bolsa de valores y el momento específico.

No es posible dar un número exacto de cuántas acciones hay en el mercado, ya que este dato cambia constantemente debido a factores como nuevas salidos a bolsa de empresas (IPO, por sus siglas en inglés), fusiones y adquisiciones, empresas que dejan de cotizar.

En general, en las principales bolsas de valores del mundo, como el New York Stock Exchange (NYSE) en Estados Unidos, la Bolsa de Valores de Tokio en Japón, la Bolsa de Londres en el Reino Unido o la Bolsa de Valores de Hong Kong en China, cotizan decenas de miles de acciones.

Habiendo tantas, ¿te ves capaz de saber elegir las mejores acciones para invertir tu dinero? Nada fácil, ¿verdad? De ahí la importancia de seguir las prácticas que te vamos a ir explicando.

¿Qué tipo de empresas cotizan?

En las bolsas cotizan acciones de empresas de diversos sectores y tamaños. Veamos primeros algunos de los tipos de empresas por sectores, cuyas acciones se negocian:

  • Empresas de tecnología: Son aquellas que se dedican a la investigación, desarrollo, producción y comercialización de productos y servicios relacionados con la tecnología. Ejemplos serían Apple, Amazon, Microsoft, o las relacionadas con inteligencia artificial.
  • Empresas financieras: Incluyen bancos, aseguradoras, compañías de gestión de inversiones y otras instituciones financieras. Ejemplos en España serían el Banco de Santander, o el BBVA.
  • Empresas de consumo: Compañías que fabrican y venden productos de consumo, como alimentos y bebidas, productos de cuidado personal, productos electrónicos de consumo, etc. Ejemplos serían Coca Cola, Unilever, Danone.
  • Empresas de atención médica y farmacéuticas: Incluyen empresas de investigación y desarrollo de medicamentos, fabricantes de equipos médicos, proveedores de servicios de atención médica, entre otros. Ejemplos serían Pfizer, Sanofi, Johnson & Johnson.
  • Empresas energéticas: Compañías relacionadas con la exploración, producción y distribución de energía, incluyendo empresas de petróleo y gas, energías renovables y servicios públicos. Un ejemplo serían las acciones de Repsol, Siemens Gamesa.
  • Empresas industriales: Compañías que se dedican a la fabricación y distribución de productos industriales, maquinaria, materiales de construcción, productos químicos, etc. Ejemplos serían Acciona, ArcelorMittal, Ferrovial.
  • Empresas de servicios públicos: Compañías que proporcionan servicios esenciales como electricidad, agua, gas y servicios de telecomunicaciones. Ejemplos serían empresas como Iberdrola o Endesa.
  • Empresas inmobiliarias: Incluyen desarrolladores, propietarios y gestores de bienes inmuebles comerciales y residenciales. En España el ejemplo claro son las SOCIMIS (sociedades de inversión inmobiliaria) como Colonial o Lar.

¿Qué tamaños de empresas cotizan?

Las empresas que cotizan en bolsa se pueden clasificar atendiendo a su capitalización o valor de mercado. Este valor se calcula multiplicando el precio de cada acción por el total acciones cotizadas.

Imagina que una acción tiene un precio de 10€ y que de esa compañía cotizan 2 millones de acciones. Su capitalización será de 20 MM. de euros (10 * 2.000.000).

Empresas de gran capitalización (Large Cap)

Son empresas que tienen un valor de mercado grande. Generalmente son empresas muy establecidas, con una presencia significativa en su industria. Suelen ser empresas reconocidas a nivel nacional e internacional.

Empresas de mediana capitalización (Mid Cap)

Son empresas que tienen una capitalización bursátil intermedia, ubicada entre las grandes y las pequeñas empresas. Estas empresas pueden tener un potencial de crecimiento considerable y a menudo operan en industrias en expansión.

Empresas de pequeña capitalización (Small Cap)

Son empresas más pequeñas en términos de capitalización bursátil. Pueden ser empresas emergentes o empresas más especializadas que operan en nichos de mercado específicos. Las empresas de pequeña capitalización suelen tener un mayor potencial de crecimiento, pero también pueden ser más volátiles y tener una menor liquidez en comparación con las empresas de mayor tamaño.

Empresas de micro capitalización (Micro Cap)

Son las empresas más pequeñas en términos de capitalización bursátil. Estas empresas suelen tener un alcance operativo más limitado y una menor exposición a los mercados internacionales. Las empresas de micro capitalización a menudo se encuentran en etapas tempranas de su desarrollo y pueden tener un mayor riesgo asociado.

Es importante que tengas en cuenta que la clasificación de una empresa en una determinada categoría de capitalización puede variar según los criterios utilizados por cada bolsa de valores y los índices de referencia correspondientes. Además, es posible que una empresa cambie de categoría a medida que su capitalización bursátil fluctúa con el tiempo.

Como veremos más adelante, no asumes el mismo riesgo al comprar acciones de grandes que de pequeñas empresas.

¿Quién se encarga de vigilar el correcto funcionamiento de la bolsa?

Todos los países cuenta con organismos que vigilan el buen hacer de los respectivos mercados de valores.

En España, la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), es el organismo encargado de regular y supervisar que el mercado funciona de acuerdo con unas normas, que las empresas publican sus cuentas con la periodicidad a la que están obligadas, y que todos los componentes del mercado, inversores, empresas y brókers operan con total transparencia e integridad.

¿QUÉ SON LOS ÍNDICES BURSÁTILES?

Los índices bursátiles representan el rendimiento de un grupo específico de acciones o valores negociados en un mercado de valores. Los índices se utilizan para medir el desempeño general del mercado y proporcionar una referencia para comparar el rendimiento de una cartera de inversiones o de una acción en particular.

Por ejemplo: cuando se dice que la bolsa española sube, generalmente se está hablado de que lo que ha subido ha sido índice IBEX 35 (que aglutina las 35 mayores empresas de España).

¿Qué tipos hay?

Existen varios tipos de índices bursátiles, pero los más comunes son:

  • Índices bursátiles de mercado y globales: Representan el desempeño general del mercado y están compuestos por una amplia gama de acciones de diferentes sectores y tamaños de empresas. Un ejemplo sería el índice global de acciones MSCI World Index.
  • Índices bursátiles sectoriales: Reflejan el rendimiento de un sector económico específico, como la tecnología, la energía, las finanzas, etc. El Nasdaq en tecnología es el más conocido.
  • Índices bursátiles regionales: Se centran en un mercado financiero específico de una región geográfica determinada, como el S&P 500 en Estados Unidos, el FTSE 100 en el Reino Unido, o el IBEX 35 en España.

¿Cuáles son los más importantes del mundo?

Los índices bursátiles más utilizados en el mundo occidental son los siguientes:

  • Dow Jones Industrial Average (DJIA): Es uno de los índices más antiguos y conocidos en Estados Unidos. Incluye a 30 grandes empresas industriales y se utiliza como referencia para el mercado estadounidense en su conjunto.
INVERTIR EN BOLSA INDICES MUNDIALES
Evolución de una inversión en Bolsa
  • S&P 500: Es un índice amplio que abarca 500 de las mayores empresas cotizadas en bolsa en Estados Unidos, cubriendo aproximadamente el 80% de la capitalización total del mercado.
  • NASDAQ Composite: Representa el rendimiento de todas las acciones cotizadas en el mercado Nasdaq, que se centra en empresas de tecnología y de crecimiento.
  • FTSE 100: Es el índice principal de la Bolsa de Valores de Londres y representa las 100 empresas más grandes por capitalización bursátil del Reino Unido.
  • Nikkei 225: Es el índice de referencia de la Bolsa de Tokio y está compuesto por las 225 empresas más grandes que cotizan en el mercado japonés.

¿Para qué se utilizan?

Los índices bursátiles se utilizan como indicadores del rendimiento del mercado en su conjunto. También se usan para comparar y evaluar el rendimiento de una cartera de inversiones o de un fondo de inversión, o como base para la creación de fondos indexados que replican el rendimiento de un índice en particular.

También, como referencia para los inversores y operadores al tomar decisiones de inversión, y para evaluar la salud y dirección de la economía en general.

Un ejemplo: los gestores de fondos de inversión siempre comparan la rentabilidad que obtienen con la de un índice en concreto. Lo interesante es elegir gestores que consistentemente ganan más que el índice con el que se comparan.

¿Se puede invertir en ellos?

La práctica de invertir en índices bursátiles es cada vez más común en todo el mundo tanto por parte de inversores institucionales como gobiernos o compañías de seguros, así como por parte de inversiones particulares que finalmente han entendido sus muchas ventajas.

Para invertir en índices puedes recurrir a fondos de inversión indexados (también llamados fondos índice), ETFs (fondos de inversión cotizados), y a derivados financieros.

¿Por qué son importantes?

Los índices te ayudarán a saber cuán bien o mal lo están haciendo tus inversiones respecto al índice o índices que elijas para comparar tu buen o mal hacer como inversor.

Imagina que por tu cuenta te montas una cartera con acciones de empresas de tecnología. Lo suyo sería medir la rentabilidad de tu cartera con la de un índice de tecnología como el NASDAQ.

Invertir en bolsa. Ejemplo de cartera de acciones tecnológicas.
Invertir en bolsa. Ejemplo de cartera de acciones tecnológicas.

Si al compararlas te das cuenta de que tu cartera de acciones gana menos que el índice, entonces te sería mejor y más sencillo invertir en un buen fondo indexado que replique el índice.

Haciéndolo te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza y seguirás apostando por ese sector.

¿POR QUÉ INVERTIR EN BOLSA?

Invertir en bolsa te ofrece varias oportunidades que otro tipo de inversiones no te dan. Veamos algunas de ellas.

Para ganar dinero

Históricamente, la bolsa mundial ha mostrado potencial de crecimiento a largo plazo. A medida que las economías y las empresas prosperan y crecen el valor de sus acciones tiende a aumentar, lo que genera ganancias para sus accionistas que con el paso de los años pueden llegar a multiplicarse.

Para conseguir ingresos pasivos

Hay empresas que reparten entre los accionistas un porcentaje de sus beneficios. A este reparto se le llama dividendos, y suelen ser una cantidad anual, semestral, trimestral o mensual de dinero por acción (*).  Al comprar acciones de empresas que pagan dividendos, dispondrás de una fuente de ingresos anuales, llamados pasivos, por que tú no tienes que trabajar para conseguirlos.

(*) Otra forma de retribuir es mediante la emisión de nuevas acciones las cuales se reparten entre los accionistas, según el número de acciones que tengan.

Para ser propietario de empresas

Al comprar acciones de una empresa cotizada, aunque sean pocas, automáticamente te conviertes en copropietario (accionista) de una parte de esa empresa. Este detalle es clave a la hora de invertir en bolsa con una visión empresarial de largo plazo, y muy distinto de quienes compran acciones pensado en ganar dinero inmediatamente, algo que como verás más adelante no es nada fácil.

«Los inversores en bolsa con mentalidad de propietarios, no toman decisiones de inversión pensando en cuál será el precio de las acciones el próximo año» (Tony Deden).

¿CUÁNTO DINERO SE NECESITA?

La cantidad de dinero necesaria para invertir en bolsa varía y no hay un monto mínimo establecido. En teoría, puedes comenzar a invertir con casi cualquier cantidad de dinero, incluso con tan solo unos pocos euros, dependerá del precio de las acciones que quieras comprar.

Si bien algunos brókers permiten hacer inversiones mínimas muy bajas, es recomendable tener una cantidad de dinero suficiente para diversificar (repartir tus inversiones entre varias acciones) y cubrir los costes asociados como las comisiones de compra y venta, tarifas de mantenimiento de la cuenta y posibles impuestos.

Como regla general mejor que NUNCA inviertas en bolsa dinero que puedas necesitar a corto plazo, o que esté destinado a cubrir gastos esenciales de vida, y si estás empezando, mejor hazlo inicialmente con poco, y ves aumentando el dinero invertido a medida que aprendas.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

Invertir en bolsa conlleva riesgos que pueden suponer que pierdas parte o la totalidad del dinero invertido.

El valor de las acciones fluctúa (se mueve al alza o a la baja) debido a condiciones económicas, noticias, cambios de sentimiento en el mercado, eventos geopolíticos, entre otros. Por eso, como inversor debes estar preparado/a para asumir pérdidas ya que 9 de cada 10 personas que empiezan a invertir en bolsa pierden dinero.

Si tu objetivo es ser del 10% selecto de inversores que ganan, tendrás que aceptar los riesgos que vas a asumir, y conocer técnicas para proteger tu cartera de acciones.

Veamos alguno de los riesgos que vas a asumir, para más tarde explicarte técnicas de protección.

De mercado

El valor de las acciones se verá afectado por factores externos, como noticias económicas, eventos políticos, guerras, crisis. Por ejemplo, si compras acciones de Apple a 200 euros por acción y el mercado en general se vuelve inestable, es posible que el valor de esas acciones caiga a 180 euros por acción. En este caso, podrías experimentar una pérdida del 10% (20 euros) si decides vender tus acciones a ese precio más bajo.

De pérdida de capital

Si inviertes en acciones de una empresa, y esta se enfrenta a desafíos financieros, el valor de tus acciones puede disminuir. Por ejemplo, si compras acciones de Apple a 300 euros por acción y la empresa sufre una disminución en sus ventas cuando el mercado esperaba otra noticia, el valor de las acciones podría bajar a 250 euros por acción. Si decides vender en ese momento, sufrirías una pérdida del 16.7% (50 euros) por cada acción que poseas.

De falta de diversificación

Si por ejemplo concentras todas tus inversiones sólo en acciones de Apple, te expones a un mayor riesgo en caso de que la empresa enfrente dificultades. Para «reducir el riesgo», es mejor repartir tu cartera de inversiones en acciones de diferentes empresas y sectores. Más abajo entramos en más detalle sobre este riesgo y cómo reducirlo.

De divisa

Si compras acciones de empresas cotizadas en otras monedas distintas al euro, como el dólar americano, el franco suizo, o la libra esterlina, a los riesgos anteriores tendrás que añadir el de la evolución de estas divisas con el Euro. Si el euro baja respecto al dólar, por ejemplo, el valor de tus acciones en euros se reducirá.

De liquidez

Si decides vender tus acciones, la facilidad para encontrar compradores puede verse afectada por lo que se llama la liquidez del mercado. Las grandes empresas como Apple son generalmente muy líquidas, lo que quiere decir que cotizan muchas acciones y se intercambian miles de ellas cada día, así que no tendrás problemas en comprar o vender cuando quieras.

Pero con empresas pequeñas, de poca capitalización bursátil, pocos compradores y pocos vendedores, la falta de liquidez puede limitarte la capacidad para realizar operaciones cuando quieras, y además puede resultar en una ejecución a precios menos favorables para ti.

¿CUÁNTO PUEDES PERDER EN BOLSA?

La cantidad de dinero que puedes perder en bolsa dependerá de factores como si solo has comprado una acción o si repartes tu dinero en varias de ellas, el período de tiempo, la estrategia utilizada para comprar (de golpe o poco a poco), y las condiciones del mercado.

La inversión en bolsa conlleva riesgos, y por lo tanto, las pérdidas son una posibilidad que debes tener muy presente. Pueden llegar a ser enormes, incluso del 100% del dinero invertido.

perdidas en la bolsa
Pérdidas en la bolsa

Un ejemplo: Imagina que inviertes en acciones de una sola empresa, y que además las compras caras en un momento en el que todo el mundo quiere comprar esas acciones. Si a posteriori la empresa tiene dificultades financieras, caída de la demanda de sus productos, problemas de mala gestión, u otros factores adversos, podría pasar que las acciones caigan fuertemente.

Durante los años 2000, 2001 y 2002, se produjo una caída significativa en acciones de las principales empresas del sector tecnológico, conocida como la burbuja puntocom. Algunas acciones que llegaron a valor cientos de dólares, acabaron valiendo sólo unos pocos céntimos, antes de desparecer.

Veamos algunos ejemplos:

  • Cisco Systems (CSCO): es una empresa líder en tecnología de redes y comunicaciones. Durante la burbuja puntocom, las acciones de Cisco alcanzaron precios muy altos, pero luego experimentaron una caída drástica. Desde su máximo en marzo de 2000, las acciones perdieron más del 80% de su valor en los años siguientes.
  • Intel Corporation (INTC): es uno de los principales fabricantes de procesadores para ordenadores. Durante la burbuja puntocom, las acciones también alcanzaron niveles muy elevados, pero luego perdieron alrededor del 80% de su valor.
  • JDS Uniphase Corporation (JDSU): era una empresa de dispositivos ópticos y de comunicación. Sus acciones alcanzaron niveles exorbitantes. Sin embargo, posteriormente sufrieron una caída pronunciada y perdieron más del 95% de su valor. La empresa acabó desapareciendo, y los accionistas lo perdieron todo.

¿Cuánto deberás ganar para recuperar las pérdidas?

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de invertir en bolsa es evitar las pérdidas, y en caso de tenerlas, que no sean muy grandes y que puedas recuperarlas lo antes posible.

Imagina que has invertido 2.000 € en acciones de la empresa X , pagando 20 € por acción. Después de un tiempo, revisas tu cartera y ves que las acciones cotizan a 10 € por acción, lo que te supone una pérdida del 50% si vendieras en ese momento.

Inicialmente pensarás que necesitas que las acciones suban 10 € más para alcanzar los 20 € por acción. Pero, ¿qué ocurre si lo evalúas en términos porcentuales?

Si crees que las acciones deben subir un 50% para recuperar el 50% perdido, estás muy equivocad@. El 50% del valor actual de las acciones que es 10 € es 5 €. En ese caso, si las acciones subieran un 50% tendrían un precio de 15 € por acción (10 € + 5 €), cinco euros menos de los 20 € que tú pagaste.

Por eso, para recuperar lo perdido, el precio por acción tendrá que aumentar el doble (es decir, un 100%) en relación con el valor actual.

Este ejemplo te demuestra lo fácil que es perder la perspectiva al hablar en términos porcentuales. Para comprender cuánto debes ganar para recuperar el dinero invertido en función del porcentaje de pérdidas tienes la siguiente tabla.

PérdidaPorcentaje que ha de subir para recuperar
5%5,26%
10%11,11%
20%25%
30%42,86%
40%66,67%
50%100%
60%150%
70%233,33%
80%400%
90%900%

Según ves en la tabla, suponiendo que tus inversiones en bolsa cayeran un 50%, necesitarías que subieran un 100% para recuperarte, y eso, es algo que no suele suceder de la noche a la mañana.

De ahí la importancia de entender perfectamente el negocio en el qué estás invirtiendo, invertir sin precipitarte y con una visión de largo plazo, comprando acciones de buenas empresas a buenos precios, y aceptando las caídas como una oportunidad para comprar más de lo mismo pero más barato.

¿CUÁNTO SE PUEDE GANAR?

No existe una única respuesta para la pregunta de cuánto se puede ganar invirtiendo dinero en bolsa. Depende de muchos factores. Veamos varios ejemplos.

En bolsa ganas cuando, por ejemplo, compras una acción por 10€ y la vendes por un precio superior pasado un tiempo. Los motivos por los que el valor de una acción sube pueden ser muchos:

  • Una mejora de la situación financiera de la empresa (ej: más ventas y más beneficios);
  • O bien, un aumento de sus beneficios o recompra de sus acciones;
  • O por que aumenten las expectativas de que su futuro será mejor;
  • O bien, por rumores y/o noticias no contrastadas de que la empresas puede ser adquirida por otra empresa, o salir beneficiada de un cambio de legislación, o cualquier otra situación de carácter más especulativo.

Ejemplos de cuánto se gana

Oscilacion de las acciones en un año
Oscilación de acciones en un año. De media se han movido un 44,3% desde su precio máximo a su precio mínimo

Lo que sí sabemos, por ponerte un ejemplo, es que el precio de muchas acciones que cotizan en bolsa puede llegar a oscilar un 50% en un mismo año. Así que, si las compras en el momento más bajo y las vendes en el momento más alto, puedes obtener un suculento beneficio. Pero claro, si fuera tan fácil todo el mundo lo haría, ¿verdad?.

Otro dato que sabemos es que a largo plazo las bolsas como la americana (la más desarrollada del mundo) no ha perdido valor en plazos de 20 o más años en el 99,99% de las veces; y que de media ha dado beneficios medios anuales de entre un 8,5% y un 12% (*):

  • la rentabilidad media anual a 5 años ha sido del 11%;
  • la rentabilidad media a 10 años del 12%;
  • la obtenida a 20 años ha sido de un 10,05%;
  • y la conseguida en un periodo de 30 años ha sido algo superior al 9%.

Los datos anteriores varían en función los años que tomas en cuenta. Incluso hay épocas, y a veces de varios años, en los que la rentabilidad pasa de positiva a ser negativa.

evolucion s&p500 desde 1929, perdidas s&p500 desde 1929
Evolución histórica S&P500 (1929 – 2022). Las flechas indican el inicio de periodos bajistas. La duración de cada uno es diferente.

Otro dato que también conocemos es que hay inversores muy respetados, como los que te enseñamos en un momento, que han sido capaces de conseguir rentabilidades anuales medias entre el 15% y el 20% durante muchos tiempo, y que con el paso de los años y el bonus del interés compuesto, han acumulado grandes fortunas.

Sea la cantidad que sea la que puedas ganar en bolsa, para tener las máximas opciones de conseguirlo será bueno que sigas muchas de las pautas que te mostramos en esta guía.

(*) La bolsa siempre sube de valor a largo plazo, por que el valor de las empresas cotizadas también lo hace. En cambio, en el corto plazo puede pasar de todo.

Ganar dinero rápido

Existe una creencia sobre todo por parte de quienes empiezan a invertir en bolsa sin formarse, de imaginarse ganando dinero rápido sin apenas esfuerzo. Pues bien, la realidad dista mucho de ser así, y de hecho, la inmensa mayoría de gente pierde dinero en bolsa y abandona.

Los inversores exitosos han tenido que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a educarse y aprender a invertir. El éxito lo han conseguido implementando estrategias de inversión consistentes, con una gestión de riesgos adecuada, y una mentalidad de inversión a largo plazo, sin olvidar que el mercado de valores puede generar pérdidas significativas por el camino.

ciclo de compras en la bolsa
Ciclo típico que siguen quienes invierten en bolsa sin conocimientos | Invierte y Gana

Así que, ¡mejor apártate de quienes animan a que inviertas en bolsa (o en cualquier otro tipo de inversión, como por ejemplo las criptomonedas) prometiéndote suculentas ganancias si sigues sus métodos infalibles!

Siempre habrá alguien que sea la excepción a la regla, pero recuerda que la inmensa mayoría de inversores pierde, y en cualquier caso, ¿de verdad crees que ese alguien va a enseñarte a ti como ganar dinero sin más?

Si estás buscando ganancias rápidas sin esfuerzo, es incluso posible que te expongas a mayores riesgos, como invertir en acciones de bajo valor o participar en actividades especulativas, y que como consecuencia aumentes tus opciones de perder más.

¿De verdad estás dispuesta/o a perder el dinero, o parte de él, que tanto te ha costado ahorrar?

Cuanto antes domines tu codicia, tengas expectativas realistas, y comprendas que ganar dinero rápido en bolsa es muy poco probable que te suceda, antes verás la bolsa con los ojos de un verdadero inversor y más opciones tendrás de rentabilizar realmente tus inversiones.

«Para invertir bien en bolsa debes saber valorar una empresa, e intentar pagar menos de lo que valen sus acciones» (Joel Greenblat)

Vivir de la bolsa

Querer vivir de los rendimientos de tus inversiones en bolsa es un propósito posible de alcanzar (hay quien lo ha logrado), pero no fácil, ni mucho menos rápido.

Para empezar a invertir, además de formarte, tendrás que hacer tus cuentas personales, y definir qué capital necesitarás para poder vivir de los rendimientos de ese capital, y cuánto tardarás en amasarlo.

calculadora interes compuesto gobierno americano
calculadora interés compuesto

Veamos un ejemplo: Supón que con 30.000€ anuales vives correctamente. ¿Qué capital necesitas para conseguir estos 30.000 euros anuales?

Pues bien, si asumes que la bolsa te da un rendimiento medio anual cercano al 8,5% (*), necesitarás tener casi 353.000€ invertidos (o lo que es lo mismo, 30.000 dividido entre 8,5%). (*)

Pero claro, ¿cuánto tardarás en conseguir los 353.000 €? Para poder hacer estos cálculos, necesitarás utilizar tablas como las varias que te proponemos en el artículo sobre la magia del interés compuesto.

En estas tablas (como la de la imagen), tu pones el capital del que partes, el dinero que aportarás cada año, el número de años que lo harás, el interés anual que esperas conseguir, y la máquina te dice cuánto dinero llegarás a acumular pasado es tiempo.

A partir de ahí, puedes ir cambiando los datos para visualizar distintos escenarios posibles.

(*) El rendimiento medio del 8,5% es una cifra supuesta. Para simplificar, no hemos tenido en cuenta los impuestos que hay que pagar cada año por los beneficios en bolsa, ni el hecho de que el rendimiento anual de la bolsa nunca será el mismo. Habrá años muy buenos, y años malos de pérdidas.

¿Qué impuestos se pagan?

Como en cualquier inversión que hagas, es importante saber qué impuestos pagarás por los beneficios que obtengas. Los beneficios de las acciones tributan como ganancia patrimonial.

Pagarás por la diferencia entre el valor de venta y el valor compra. Las comisiones que te cobren aumentarán tu precio de compra y disminuirán tu precio de venta. La cantidad restante, tributará en la base del ahorro de tu IRPF de acuerdo con el siguiente escalado:

  • 19%, hasta 6.000 euros.
  • 21%, entre 6.000 y 44.000 euros.
  • 23%, a partir de 50.000 euros
  • 26% a partir de 200.000 euros.

Imagina que compras unas acciones por 3.000€, las vendes por 4.000€, y que las comisiones fueron de 10€ en la compra y 10€ en la venta.

Para saber qué impuestos pagarás, tienes que restarle 10 a los 4000 de la venta, sumarle 10 a los 3000 de la compra, y restar las cantidades resultantes: 3.990 – 3010 = 980€, que al 19% supondrán: 186,2€ en impuestos.

En cuanto a los dividendos, sean en dinero o en acciones, tributan como rendimiento de capital mobiliario dentro de las rentas del ahorro, y lo hacen en el momento en el que te los pagan de acuerdo con el siguiente escalado:

  • Entre 0 y 6.000 euros de la base liquidable del ahorro: 19%
  • Entre 6.000,01 y 50.000 euros: 21%
  • Entre 50.000,01 y 200.000 euros: 23%
  • Lo que supere 200.000 euros: 26%

Y una cosa más, los dividendos de acciones extranjeras también pagan impuestos en sus respectivos países de origen. (*)

(*) España tiene convenios con algunos países para evitar esta doble tributación.

¿MEJOR COMPRAR ACCIONES O INVERTIR EN FONDOS DE RENTA VARIABLE?

La respuesta a esta pregunta la tienes en este otro artículo en el que abordamos los pros y cons de invertir directamente en acciones o hacerlo utilizando fondos de renta variable.

¿QUIÉNES SON LOS INVERSORES MÁS FAMOSOS?

Los inversores en bolsa más importantes del mundo son personas que han logrado acumular grandes fortunas a través de sus inversiones en los mercados financieros.

Hablamos de gente muy preparada, que han dedicado su vida a invertir, han perdido mucho dinero cometiendo errores de los que han aprendido, y que además de a invertir se dedican a explicar sus experiencias y tesis de inversión.

A continuación, te hablamos de algunos de los más destacados. (*)

(*) Junto a los famosos y mediáticos, también existe un número de inversores menos conocidos cuyas estrategias de inversión en bolsa han generado muy buenos resultados. Más adelante te recomendamos un libro que debería leer, el cual te descubre a varios de ellos.

Warren Buffett

Considerado uno de los inversores más exitosos de todos los tiempos, el americano Warren Buffett es conocido por su enfoque de inversión a largo plazo, su habilidad para identificar empresas con alto potencial de crecimiento, y por haber obtenido una rentabilidad media anual cercana al 20%.

warren buffet
Warren Buffet con Barak Obama

Según Forbes, su patrimonio neto supera los 100.000 millones de dólares. Buffett ha generado gran parte de su riqueza a través de su empresa holding cotizada Berkshire Hathaway, la cual invierte en sectores como el de seguros, las finanzas, el consumo, las energías renovables, y la tecnología, entre otros.

De Warren Buffett hay innumerables libros escritos, y son famosas muchas de sus frases, así como las cartas a los accionistas que escribe y publica cada año.

Te dejamos unos trozos de estas cartas a continuación:

«Busco entender los mejores negocios del mundo y estar alerta cuando el mercado me los quiere vender a precios atractivos».

«Mantendremos la mayoría de nuestras inversiones en acciones durante muchos años. La evaluación de nuestras decisiones la determinarán los resultados empresariales a lo largo de ese periodo, y no los precios en un día determinado. Así como sería imprudente centrarse excesivamente en las perspectivas a corto plazo al adquirir toda una empresa, consideramos igualmente insensato dejarse llevar por las ganancias a corto plazo previstas, o las tendencias recientes en las ganancias al comprar pequeñas partes de una empresa, es decir, acciones negociables en el mercado»

«Seleccionamos nuestras inversiones de manera muy similar a como evaluaríamos una empresa para adquirirla en su totalidad. Deseamos que el negocio (1) lo entendamos, (2) tenga buenas perspectivas a largo plazo, (3) lo lleven personas honestas y competentes, y (4) podamos invertir a un precio muy atractivo. Normalmente, no intentamos comprar acciones esperando un comportamiento favorable del precio de las acciones a corto plazo. De hecho, si la experiencia empresarial continúa satisfaciéndonos, entendemos los precios de las acciones más bajos como una oportunidad para adquirir aún más de algo bueno a un mejor precio»

Charlie Munger

Charlie Munger fue un inversor y empresario estadounidense, nacido en 1924. Fue vicepresidente y socio de Berkshire Hathaway, la empresa de inversión dirigida por Warren Buffett.

charlie munger
Charlie Munger

Munger es conocido por su sabiduría y perspicacia de sus planteamientos en el mundo de los negocios y las inversiones. Es considerado un experto en el enfoque de inversión en valor y ha sido una figura clave en el éxito de Berkshire Hathaway.

«La clave del éxito como inversor es saber comprar buenos negocios pagando muy buenos precios por ellos». (Charlie Munger).

Munguer, tras desarrolar una destacada trayectoria que lo consagró como una guía resplandeciente para inversores en todo el mundo, falleció en noviembre de 2023 a la edad de 99 años.

Joel Greenblat

Joel Greenblat es un afamado inversor y gestor de fondos americano, famoso por haber obtenido una rentabilidad del 40% durante casi veinte años, superando por mucho la rentabilidad conseguida por la bolsa americana en ese mismo periodo.

joel greenblatt
Joel Greenblatt

Es conocido por su enfoque en la inversión en valor y su estrategia denominada «Magic Formula» (fórmula mágica). Greenblatt ha tenido un gran éxito como gestor de fondos de cobertura y es ampliamente respetado en la comunidad de inversores.

También es muy conocido por las clases que da en la Universidad de Columbia en EEUU, y por los varios libros sobre invertir que ha escrito.

«Hay que comprar acciones de empresas que sean capaces de reinvertir sus beneficios a tasas de retorno altas» (Joel Greenblat).

George Soros

Soros es un inversor y filántropo nacido en Hungría y reconocido a nivel mundial. Se le atribuye haber ganado aproximadamente mil millones de dólares en un solo día en 1992, apostando contra la libra esterlina en lo que se conoce como «Black Wednesday».

George Soros
George Soros

Soros ha utilizado estrategias de inversión basadas en análisis macroeconómicos y tendencias del mercado para obtener beneficios significativos.

«No importa si estás en lo correcto o en lo equivocado, sino cuánto dinero ganas cuando estás en lo correcto y cuánto pierdes cuando estás equivocado.»» (George Soros).

Carl Icahn

Icahn es un inversor activista y empresario estadounidense que ha acumulado una gran fortuna a través de inversiones en gran número de empresas cotizadas y no cotizadas. Es conocido por su enfoque agresivo en la toma de decisiones y su capacidad para influir en el rumbo de las empresas en las que invierte.

Icahn ha obtenido ganancias sustanciales al identificar oportunidades de inversión y buscar cambios en la gestión y la estrategia de las empresas.

«Cuando nadie quiere algo, eso crea una oportunidad.» (Carl Icahn).

Peter Lynch

Lynch es reconocido por su éxito como gestor de fondos de inversión, especialmente durante su tiempo como gestor del fondo Fidelity Magellan. Durante su mandato de 13 años, el fondo logró un rendimiento anualizado de alrededor del 29%. (más de un 3500% acumulado). Imagina, si invertiste 1000€ a los 13 años tenías 3.500.000€.

Peter Lynch
Peter Lynch

Lynch es conocido por su enfoque de inversión en acciones de empresas que conocía y entendía, y por su énfasis en la investigación exhaustiva y la selección de empresas sólidas.

Lo curioso de la historia de Peter Lynch, fue que el inversor medio del fondo no solo no ganó tanto como la rentabilidad del fondo, sino que perdió dinero.

«Las personas exitosas invirtiendo en bolsa también aceptan pérdidas periódicas, contratiempos y eventos inesperados. Las caídas catastróficas no les asustan ni les hacen abandonar el juego.» (Peter Lynch)

Ray Dalio

Dalio es el fundador de Bridgewater Associates, uno de los mayores fondos de cobertura (hedge fund) del mundo. A través de su enfoque basado en principios y su enfoque sistemático de inversión, Dalio ha generado ganancias sustanciales con el paso de los años.

«El que vive según la bola de cristal, comerá vidrio roto.» (Ray Dalio).

Philip Fisher

Philip Fisher fue un renombrado inversor y autor estadounidense, nacido el 8 de septiembre de 1907 y fallecido el 11 de marzo de 2004. Es conocido por su influyente trabajo en el campo de la inversión y la filosofía de inversión. Fisher fue uno de los primeros inversores en promover un enfoque fundamentalista de la inversión en acciones, centrándose en la investigación detallada de las empresas en las que invertía.

mas ricos mas sabios mas felices
Más Ricos, Más Sabios, Más Felices.

Si quieres inspirarte conociendo cómo invierten y piensan algunos de los más exitosos inversores de las últimas décadas, te gustará leer el libro Más Ricos, Más Sabios, Más Felices, en el que el escritor William Green comparte valiosas lecciones de inversores con los que pasó muchas horas hablando.

Un libro que te relata el pensamiento estratégico de iconos famosos como Charlie Munger, Howard Marks o Sir John Templeton, y que también te descubre a nuevas estrellas de la inversión como Monnish Pabrai, Nick Sleep y Laura Geritz.

Acaba esta introducción, entremos de lleno en temas más técnicos y prácticos.

ANTES DE EMPEZAR A INVERTIR

Antes de empezar a buscar acciones para invertir debes tener claros los siguientes conceptos.

¿Cuál es tu situación financiera personal?

En la guía de ahorro e inversión te lo explicamos con más detalle, pero básicamente antes de invertir deberías examinar tus ingresos, gastos, activos y deudas para poder determinar cuánto puedes invertir y qué nivel de riesgo puedes asumir.

¿Cuánto dinero vas a invertir al principio?

Lo sensato es que empieces por cantidades pequeñas, aquellas que no te importe «perder», y que a medida que aprendas aumentes tu inversión.

Recuerda que uno de los mejores aliados de quienes invierten en bolsa es la paciencia. Paciencia para buscar empresas en las que invertir, paciencia para no precipitarte y esperar a comprarlas a precios sensatos, paciencia para aguantar e incluso invertir más en momentos de caídas, y paciencia para no vender a la primera de cambio, siendo capaces de mantener la inversión muchos años.

¿Qué es la diversificación?

La diversificación es una estrategia de inversión que consiste en distribuir el dinero en diferentes activos o clases de activos para reducir el riesgo y maximizar las oportunidades de obtener rendimientos consistentes.

En el caso de la inversión en acciones, una cartera diversificada es aquella que tiene acciones de diferentes sectores y tamaños, por ejemplo. La diversificación te permite tener opciones de haber elegido alguna de las acciones que mejor se comporten.

Aquí tienes una explicación breve de las ventajas y desventajas de la diversificación:

Ventajas de la diversificación

  • Reducción del riesgo. Al invertir en una variedad de acciones, disminuyes la exposición al riesgo específico de cada una. Si una acción tiene un mal desempeño, otras pueden compensarlo.
  • Protección contra eventos adversos: La diversificación permite mitigar el impacto de eventos negativos que afectan a un sector, país, o clase de activo específico.
  • Potencial para obtener rendimientos consistentes: Al distribuir las inversiones en diferentes acciones, tienes la oportunidad de conseguir beneficios al haber invertido en alguna de las acciones ganadoras.

Desventajas de la diversificación

  • Rendimiento promedio: Al diversificar es posible que no obtengas el máximo beneficio posible. Imagina que en vez de invertir todo tu dinero en una sola acción (llamémosla acción X), lo divides en 10 acciones, y pasado un tiempo te das cuenta que la única acción que ha aumentado su valor es la acción X.
  • Pérdida de enfoque: La diversificación excesiva puede llevarte a tener una cartera de acciones demasiado dispersa, lo que dificulta un seguimiento adecuado de cada inversión individual. Hay inversores que se pasan comprando acciones individuales, y también están quienes hacen lo propio comprando fondos de renta variable. Al tener tantos valores en cartera, llega un momento en el que la gestión se hace muy complicada.

Es importante que tengas en cuenta que la diversificación no garantiza la eliminación total del riesgo, ni asegura ganancias en todos los escenarios. Es una estrategia que busca el equilibrio entre el riesgo y el rendimiento.

¿Sabías que son millones los inversores que invierten una gran parte de sus ahorros en fondos indexados, de cara a beneficiarse de las ventajas de la diversificación y los bajos costes? Con el resto de su dinero, una pequeña parte, algunos se divierten invirtiendo en acciones individuales.

¿Qué es el perfil de riesgo?

El perfil de riesgo inversor se refiere a la relación entre el riesgo que estás dispuesta/o a asumir, y el beneficio que esperas obtener de tus inversiones.

perfil de riesgo para invertir en bolsa
Pregunta del perfil de riesgo que hace Indexa Capital

Hay tres perfiles comunes de inversores: conservador, medio o equilibrado, y agresivo; y es lógico pensar que a mayor perfil de riesgo, mayor potencial de beneficio.

Es INDISPENSABLE que conozcas tu perfil de riesgo inversor. Te servirá de punto de partida para determinar si una inversión es adecuada para ti o no lo es.

Existe la creencia equivocada de considerar que la inversión en bolsa es sólo para personas con perfiles arriesgados. Pero eso no es cierto ni mucho menos.

Si aun no conoces tu perfil, te puede ser muy útil entrar en la página web de Indexa Capital (un gestor de carteras de fondos indexados líder en España), y probar su herramienta gratuita de definición de perfiles de riesgo.

¿Qué es el horizonte temporal y cuál es el tuyo?

El horizonte temporal de una inversión es el período que prevés mantener invertido el capital sin necesidad de utilizarlo para otros fines. Es una variable clave en la planificación de objetivos de inversión, ya que determina qué tipo de inversiones y enfoque de riesgo puedes elegir.

  • El tiempo es un buen aliado para los inversores en bolsa, ya que un horizonte temporal más amplio brinda mayor flexibilidad para manejar el movimiento de las acciones y asumir niveles de riesgo más altos en busca de mayores rentabilidades.
  • El horizonte temporal se expresa en años, pero también se puede clasificar de: corto plazo (hasta un año), medio plazo (entre uno y cinco años) y largo plazo (más de cinco años).
  • El horizonte temporal variará según la persona y sus objetivos de inversión. Por ejemplo, la planificación de la jubilación puede requerir un horizonte temporal de varias décadas, mientras que otros objetivos pueden tener plazos más cortos. En el corto plazo, la prioridad es proteger el capital, evitando riesgos significativos.

Si tus objetivos son de corto plazo, mejor decántate por opciones de inversión más conservadoras como depósitos, cuentas corrientes bien remuneradas o fondos de inversión monetarios. En cambio, si tu horizonte es de muchos años y tu objetivo es obtener la mayor rentabilidad, la inversión en acciones ha demostrado ser el instrumento más rentable, superando las oscilaciones durante el camino.

¿Qué es mejor, time in the market o timing the market?

Time in the market se traduce como tiempo en el mercado, o tiempo que permaneces invertido, mientras que timing de market se traduce en buscar el mejor momento para comprar o vender.

como invertir en bolsa timing the market
Market timing vs Time in The market | Cobas AM

Pues bien, son innumerables los estudios que ratifican que se obtiene mayor y más seguro beneficio a largo plazo manteniéndote invertido/a siempre, incluso los días de caídas, que buscado invertir o desinvertir en los mejores momentos.

Mira la tabla publicada por Cobas AM, te explica cuánto dinero tendrías en distintos escenarios. Como que las subidas de la bolsa nunca son constantes ni sabemos cuándo se van a producir, fíjate bien cuánto dejas de acumular a medida que te pierdes los mejores días de subidas.

¿Qué impuestos se pagan en bolsa?

Las inversiones en bolsa pagan impuestos. Pagarás por aquellas acciones que hayas vendido en el ejercicio fiscal, y con las que hayas obtenido beneficios. Para determinar si tuviste beneficios o pérdidas, has de calcular la diferencia entre el precio de venta y el de compra, teniendo en cuenta también los gastos asociados.

En la declaración del IRPF (impuesto de la renta), se suman las ganancias y se restan las pérdidas por la venta de acciones durante el ejercicio fiscal.

El impuesto sobre la venta de acciones se aplica según la siguiente escala de gravamen:

  • 19% hasta 6.000 euros de beneficios.
  • 21% entre 6.000 y 50.000 euros.
  • 23% entre 50.000 euros y 200.000 euros.
  • 27% para entre 200.000 euros y 300.000 euros.
  • 28% para más de 300.000€.

¿Qué es para ti invertir en bolsa?

Antes de empezar sería conveniente que, a diferencia de quienes se mueven inconscientemente por ambición, modas, o para copiar lo que hacen otros, tú tuvieras claro qué es para ti la inversión en bolsa.

¿Qué persigues con ello? ¿Es solo ganar dinero, o es algo más? ¿Quieres ser propietario de negocios que te interesen, conocerlos bien, y participar de su evolución positiva con el paso del tiempo, o lo único que te interesa es comprar para ganar lo antes posible, por poco que sea, y salirte de la inversión sin más para buscar otra?

Sea lo que sea que buscas, cuanto más claras sean tus intenciones más opciones tendrás de hacerlo mejor pues te prepararás bien para ello, sin distracciones, evitando la gran cantidad de «ruido» que vas a encontrarte por el camino.

Un truco que hacen algunos inversores es escribir sus intenciones, y volver a ver ese documento cuando les surgen dudas de para dónde tirar.

Voy a comprar acciones que…

Un aspecto fundamental es que definas un criterio (un método) en base al cual buscarás, elegirás y comprarás acciones para tu cartera. Tienes innumerables opciones, no hay un método mejor que otro, y lo más probable es que sea la práctica y el paso del tiempo el que te ayudará a definir el método que más se ajuste a lo que tú buscas.

Ejemplos de métodos pueden ser los siguientes:

  • Voy a comprar acciones de empresas de gran tamaño, multinacionales, que paguen dividendos anuales, y que su beneficio por acción lleve X años subiendo.
  • Voy a invertir en acciones de empresas del sector X, con un mínimo de 20 años de historia, en las que los directivos tengan acciones, y que su PER no sea superior a 15 veces.
  • Voy a adquirir acciones de empresas familiares, cotizadas, europeas, de mediana capitalización, que reinviertan todos sus beneficios, con ventajas competitivas muy sólidas, ratios de endeudamiento muy bajos, y potencial de ser adquiridas por empresas más grandes.

Otra forma de definir tu criterio, es leyendo las experiencias y criterios que aplican otros. Hacerlo es realmente interesante. Hoy en día puedes acceder a cientos de libros de inversión, en los que los más y los no tan notorios inversores explican sus métodos y trucos.

En el siguiente vídeo, el inversor, escritor y profesor de finanzas y valoración de empresas en la Escuela de Negocios Leonard N. Stern de la Universidad de Nueva York, Aswath Damodaran, explica cuáles son cinco variables importantes para valorar empresas. Además, merece la pena escuchar lo que cuenta sobre errores de inversores, sobre evitar las pérdidas, sobre crear un criterio propio, junto a sus reflexiones finales sobre la importancia de darte cuenta, antes de empezar, si debes o no, invertir activamente en bolsa.

La entrevista está en inglés pero puedes verla subtitulada en español. Es de lo mejorcito que hemos encontrado. Merece la pena que te tomes tu tiempo y la veas.

YouTube video

¿Qué harás si empiezas a perder dinero?

Algo que también deberías reflexionar antes de empezar a invertir en bolsa, es qué harás si la cosa no sale como esperabas y resulta que en vez de ganar pierdes dinero.

¿Sabías que, saber qué puede salir mal es a veces mucho más importante que saber lo que puede ir bien?

Imagina que tienes 2.500€ ahorrados con mucho esfuerzo. Mes a mes. Hora a hora de trabajo. Decides invertirlos en bolsa y, pasados 6 meses, tus 2.500€ se han convertido en 1.950€, o sea que pierdes 550€, un -22%.

¿Qué harás entonces? ¿Te mantendrás tranquil@ por que conoces bien las empresas en las que has invertido y sabes que una cosa es el valor de la empresa, y otra es el precio de su acción sometido a los va y benes del mercado? ¿Aprovecharás para comprar más acciones a mejor precio, o bien te empezarás a inquietar, a ponerte nervioso/a sin saber qué hacer, e incluso cuestionarás tu decisión inicial de invertir?

Sea lo que sea, si quieres tener mejores opciones de que te salga bien, lo importante es que antes de empezar a invertir reflexiones fríamente sobre estos temas y leas artículos como el que explicamos qué hacer cuándo pierden las bolsas.

«Si no estás preparad@ para ver caer tu inversión un 50% sin entrar en pánico, no deberás invertir en bolsa». (Warren Buffet)

¿Invertirás de golpe o en varias veces?

¿Tienes pensado invertir tu dinero de golpe, o hacerlo en varias veces? A continuación te explicamos cada opción, con sus ventajas y desventajas.

Invertir de golpe (Lump sum en inglés)

Consiste en invertir todo el dinero disponible de una sola vez. Las ventajas principales es que si tu acción o acciones elegidas suben rápidamente, experimentarás un beneficio significativo.

Como desventajas destaca el mayor riesgo que asumes, ya que si el mercado o tu acción se desploman poco después de la inversión, las pérdidas serán significativas y no tendrás dinero para promediar.

Inversión periódica (Dollar – cost averaging en inglés)

Implica invertir una cantidad fija de dinero en intervalos regulares (semanal, mensual, trimestral, etc.) sin importar el precio de las acciones en cada momento. Con este método promediarás el coste de compra a lo largo del tiempo, y reducirás el riesgo de invertir grandes sumas de dinero en momentos desfavorables del mercado. Además, te facilita comprar más acciones cuando los precios han caído.

Como desventajas destaca que puedes perderte ganancias potenciales si el mercado experimenta un crecimiento sostenido, ya que irás comprando acciones cada vez más caras.

Supongamos que decides invertir 1000 € en acciones de una empresa cada mes durante un año. Si el mercado está en una tendencia bajista, podrías comprar más acciones cuando los precios sean más bajos, y menos acciones cuando los precios sean más altos.

Es importante que sepas que la elección entre ambos enfoques depende de factores como el apetito que tengas por el riesgo, los objetivos financieros y la disponibilidad de fondos. Algunos inversores optan por combinar ambos métodos, realizando una inversión inicial de golpe y luego invirtiendo periódicamente.

Vistos todos los puntos anteriores, ya estarás preparado/a para pasar a la acción y empezar a buscar acciones en las que invertir.

¿DÓNDE BUSCAR ACCIONES PARA INVERTIR?

Este es el primer paso para invertir en acciones. En el mundo existen decenas de miles de acciones cotizadas en las que puedes invertir, y son muchas las fuentes de las que obtener ideas. Además, una vez te metes en este mundo verás que las fuentes son inagotables. Tanto, que incluso te puedes colapsar.

Acciones calientes o «recalentadas»

Somos de la opinión que el mercado de valores es eficiente, por lo que todas las noticias y previsiones publicadas sobre cualquier acción suelen estar recogidas en el precio al que cotiza. Siendo esto así, cuidado con comprar acciones llamémoslas «calientes», de empresas de las que la prensa esté hablando sin parar.

No te vayas a creer que lo que tú piensas, no lo piensa o ha visto nadie más. Cuando se publican las noticias, el precio de la acción ya las tiene en cuenta.

Entonces, ¿dónde puedes encontrar acciones interesantes para invertir?

Acciones de empresas cuyos productos consumes

Una cosa que hacen algunos inversores con éxito es fijarse en las cosas que consumen/compran ellos mismos y sus allegados. A partir de ahí, se enteran de quiénes son los fabricantes, buscan si cotizan en bolsa, y en caso que sí, se ponen a estudiar las empresas.

Junto a esta opción, también puedes encontrar acciones utilizando buscadores o screeners de acciones. Morningstar tiene uno que no está mal y mucha gente utiliza.

buscar acciones para invertir
Buscador de acciones de Morningstar

Te mostramos esta captura de su buscador de acciones.

Una vez encuentras la acción o acciones que buscas, el buscador te ofrece datos de la cotización a distintos plazos, la rentabilidad, ratios, y datos económicos.

Junto a este buscador también hay otros.

Vete a Google, escribe «mejores buscadores de acciones» y verás que varias publicaciones te hablan sobre screeners y buscadores.

Acciones recomendadas en redes sociales

Hoy en día la información vuela en redes sociales. Sin ir más lejos, en Twitter y en grupos de Telegram son muchas las personas que hablan de las acciones que compran. De ahí puedes sacar ideas que luego tendrás que analizar por tu cuenta. De nuevo, no te creas nada. Siempre analiza primero.

A lo anterior se suman publicaciones en internet, comunicados de entidades financieras y brókers que constantemente dan ideas a sus clientes y no clientes, y también podcasts de donde puedes sacar muchas ideas.

En cualquier caso, recuerda que no debes tener prisa por invertir. Es fundamental que te tomes tu tiempo de análisis antes de hacer ningún movimiento. Conocemos inversores que al año pueden estudiar de 50 a 60 empresas, para acabar invirtiendo en sólo una.

Acciones incluidas en índices bursátiles y fondos de inversión

Hay dos fuentes de información para buscar acciones que nosotros hemos utilizado en varias ocasiones.

Una de ellas es fijándonos en los índices bursátiles. Ya verás, busca en Google las acciones que tiene el índice S&P 500 americano. De ahí puedes sacar ideas. Pero claro, al haber tantas será necesario que previamente definas los criterios del tipo de acción que buscas.

Estos criterios pueden tener en cuenta: el sector al que pertenece la empresa, datos relacionados con su solvencia financiera, con la evolución del beneficio por acción, con los dividendos que pagan, u otros aspectos que para ti sean importantes.

La otra opción es mirando con detenimiento qué acciones tienen las carteras de los mejores fondos de inversión.

Una vez hayas encontrado tus posibles acciones en las que invertir, te tocará analizarlas, y para eso tienes las estrategias que te explicamos a continuación.

¿QUÉ ES EL ANÁLISIS BURSÁTIL Y QUÉ TIPOS HAY?

El análisis bursátil es un proceso para evaluar la información económica relacionada con una empresa cotizada en bolsa. El objetivo principal del análisis bursátil es poder tomar decisiones de inversión con conciencia.

Existen dos enfoques principales en el análisis bursátil: el análisis fundamental, utilizado por inversores con un horizonte temporal de largo plazo, y el análisis técnico, utilizado habitualmente por especuladores y traders con un horizonte temporal de corto plazo.

Veamos qué es cada uno.

¿Qué es el análisis fundamental?

El análisis fundamental de acciones es un enfoque utilizado para evaluar cuál es el valor de una empresa y el de sus acciones, basado en sus datos financieros y económicos. Algunos de los aspectos clave que se analizan en el análisis fundamental de acciones son los siguientes:

Estudio de los estados financieros de una empresa

Se examinan el balance de situación, la cuenta de resultados, y la de flujos de caja entre otros documentos, para ver cuál es la evolución y situación actual de la salud financiera de una empresa. Debes analizar indicadores como los beneficios, los ingresos, las deudas, la estructura de capital, los márgenes.

Lo importante es ver la evolución a largo plazo, y no a corto, e intentar «predecir» cómo evolucionarán los resultados futuros, algo que es más fácil decir que hacer.

Ratios Financieros

Los ratios financieros son medidas numéricas que se utilizan para analizar y evaluar la salud financiera de una empresa. Se calculan a partir de datos sacados del balance y de la cuenta de resultados.

Ejemplos muy usados serían los ratios de liquidez de una empresa, como el Current Ratio o el Quick Ratio, que ayudan a saber la capacidad de una empresa para pagar sus deudas a corto plazo.

También están los ratios que miden la rentabilidad de una empresa. Ejemplos serían: el de rentabilidad (que divide el beneficio por acción entre el precio de una acción), el ROI (retorno de las inversiones), el ROE (que mide la rentabilidad de una empresa en relación con el capital invertido por los accionistas), el ROA (que mide la rentabilidad de una empresa en relación con sus activos), o el ROCE o ROIC (que mide la rentabilidad de una empresa, su capacidad de generar beneficios en relación con el capital invertido y los recursos empleados.

Te ponemos un ejemplo práctico.

  • El ROIC se calcula dividiendo el beneficio operativo después de impuestos por el capital invertido, y multiplicando el resultado por 100 para expresarlo en porcentaje.
  • Fórmula del ROIC: ROIC = (Beneficio Operativo Después de Impuestos) / (Capital Invertido) * 100
  • Ejemplo 1: Supón que una empresa tiene un beneficio operativo después de impuestos de 500,000€ y que su capital invertido es de 2,000,000€
  • ROIC = (500,000) / (2,000,000) * 100 = 25%. Lo que significa que la empresa genera un 25% de retorno sobre el capital invertido.

Los ratios se utilizan para comparar empresas de un mismo sector, y también para analizar la evolución de una empresa año tras año.

Valoración de empresas

Se utilizan métodos de valoración de empresas, como el descuento de flujos de caja (DCF), la ratio precio/beneficio (PER), el ratio precio/valor contable (P/B) y otros, para determinar si una acción está sobrevalorada o infravalorada.

Si una empresa está sobrevalorada, el precio al que cotiza la acción estará por encima del que vale según los estudios de valoración. Si está infravalorada, su precio en bolsa estará por debajo de su teórico valor real.

En principio, siempre te interesará invertir en acciones infravaloradas con potencial de aumentar su valor, y evitar comprar acciones sobrevaloradas pues es probable que, tarde o temprano, caigan hasta llegar a un precio más sensato.

«Si haces un buen trabajo de valoración de empresa y pagas menos por el valor real de una acción, tarde o temprano el mercado te dará la razón!. (Joel Greenblat)

Análisis sectorial y macroeconómico

En este tipo de análisis se revisa el entorno macroeconómico y el sector en el que opera la empresa. Factores como la competencia, la regulación, los ciclos económicos y las tendencias del mercado se tienen en cuenta para evaluar las perspectivas futuras de la empresa.

Eventos corporativos y noticias

Se analizan eventos corporativos, como fusiones y adquisiciones, lanzamiento de nuevos productos, cambios en la dirección, inversiones puestas en marcha, y se considera cómo pueden afectar a la empresa y a su evolución futura.

modelo de inversion value, libro el inversor inteligente
El inversor inteligente – Benjamin Graham

Análisis cualitativo de una empresa

Además de los datos financieros, se tienen en cuenta aspectos como la calidad de la gestión y de los gestores, la visión de los principales accionistas, la estrategia empresarial, las ventajas competitivas también conocidas en el argot con el nombre de moat (*), y la reputación de la empresa.

Es importante que tengas en cuenta que el análisis fundamental no es una ciencia exacta y que por lo tanto, puede tener diferentes interpretaciones. En cualquier caso, es vital hacerlo antes de decidir invertir en una acción.

Mejor olvídate de invertir en acciones sin conocer bien la empresa por dentro y por fuera. Sería una temeridad, la cual te convertiría en especulador en vez de en inversor, con el mayor riesgo a perder que ello te supondría.

¿Te imaginas la cara de susto que se pondría si tras comprar una acción, esta perdiera un 20% o más de su valor durante las siguientes semanas, y tu no entendieras nada, más allá de lo que se dijera en las noticias y en redes sociales?

Por eso, para saberlo todo sobre el análisis fundamental de empresas e invertir con conciencia, hay dos libros que hemos leído y están considerados las biblias de la valoración de empresas. Ambos los escribió Benjamin Graham, padre de la conocida con el nombre de inversión en valor o value investing. Uno de los libros es el Inversor Inteligente, y el otro es la Interpretación de los estados financieros.

(*) El moat (en inglés) o foso (en español), es un término acuñado por el inversor Warren Buffet, para describir una ventaja competitiva sostenible que una empresa tiene sobre sus competidores. La analogía del «moat» proviene de la imagen de un castillo rodeado por un foso que lo protege de los atacantes.

¿Cómo saber si una acción está cara o barata?

Una vez hechos tus deberes de análisis e investigación, llegará el momento en el que tendrás que comparar varias acciones para saber con cuál o cuáles te quedas.

En estos casos puede serte muy útil utilizar tablas comparativas como la que hemos preparado. La tabla compara tres acciones imaginarias de un mismo sector. Para ello, se calculan y se ponen algunos de los ratios más habituales (*). Tras la tabla te damos una explicación de cada ratio.

AcciónPERPrecio valor en libros (P/VL)Precio/Ventas (P/V)Beneficio por acción Crecimiento de beneficios a largo plazo (PEG)Crecimiento histórico de beneficiosRentabilidad por dividendo Pay Out Precio actual Valor intrínsecoPrecio Objetivo
Acción 1151,50,85€1,28%2,5%40%50€55€60€
Acción 22021,24€1,510%3%50%60€52€65€
Acción 3251,80,96€1,86%2%35%70€62€75€
  • PER (Price-Earnings Ratio): Es el cociente entre el precio actual de la acción y los beneficios por acción. Indica cuántas veces el beneficio está contenido en el precio de la acción. Se utiliza para determinar si una empresa está cara o barata. Generalmente se considera que un PER más alto que la bolsa, un índice, o acciones del mismo sector, indica que una empresa está cara, mientras que un PER más bajo sugiere que está barata.
  • Precio Valor en libros P/VL: Es el cociente entre el precio actual de la acción y el valor contable por acción. Muestra cuántas veces el precio de mercado excede al valor contable de la empresa. Un ratio alto puede indicar una sobrevaloración de la acción.
  • Precio Ventas (P/V): Es el cociente entre el precio actual de la acción y los ingresos por acción. Indica cuántas veces los ingresos están contenidos en el precio de la acción. Un ratio bajo puede indicar que la acción está infravalorada.
  • Beneficio por acción: Es el beneficio neto total de la empresa dividido por el número de acciones en circulación. Representa la porción de beneficios atribuible a cada acción.
  • Crecimiento de beneficios a largo plazo (PEG): Es el cociente entre el PER y el crecimiento anual de beneficios por acción. Muestra la relación entre el precio de la acción y el crecimiento esperado de los beneficios. Un PEG bajo puede indicar que la acción está infravalorada en relación a su crecimiento.
  • Crecimiento histórico de beneficios: Es el crecimiento promedio anual de los beneficios de la empresa en un período determinado. Muestra la tendencia de crecimiento pasada de la empresa.
  • Rentabilidad por dividendo: Es el dividendo anual por acción dividido por el precio actual de la acción. Indica el retorno que se obtiene a través de los dividendos en relación al precio de la acción.
  • Pay Out: Es el porcentaje de los beneficios que se distribuyen como dividendos. Muestra la proporción de beneficios que la empresa destina a pagar dividendos.
  • Precio actual: Es el precio actual de la acción en el mercado.
  • Valor intrínseco: El valor intrínseco de una acción es una estimación del valor real o verdadero de una acción, basado en el análisis de los fundamentos de la empresa. Representa el valor subyacente de la acción, independiente de su precio de mercado. Se determina evaluando factores como los flujos de efectivo futuros, los activos, las ganancias y el potencial de crecimiento de la empresa. El objetivo es determinar si la acción está sobrevalorada o infravalorada en relación a su valor intrínseco.
  • Precio objetivo: Es el precio al que el mercado estima que la acción podría llegar en el futuro según los análisis y proyecciones realizados por agencias de valores, bancos de inversión, y otros participantes. Mucho ojo por que suelen ser muy pocos quienes lo aciertan. Así que tenlo como un indicador más.

(*) Si sabes leer balances y cuentas de resultados, muchos ratios financieros los puedes calcular sin problemas. También los puedes mirar en portales de acciones y mercados. Los que hemos utilizado son una muestra. Existen otros muy útiles para conocer y comparar la salud financiera de empresas.

¿Qué es el análisis técnico?

El análisis técnico es una disciplina utilizada para evaluar y predecir, generalmente a corto plazo, los movimientos de precios de los activos financieros, como acciones, divisas, materias primas y criptomonedas, entre otros, basándose en el estudio de patrones históricos y datos del mercado.

En lugar de analizar los fundamentos subyacentes de una empresa o un activo, como sus ingresos, beenficios o ratios financieros, el análisis técnico se centra en el estudio de gráficos y datos de precios pasados para identificar patrones, tendencias y señales que puedan ayudar a predecir los movimientos futuros del mercado.

analisis tecnico para invertir en bolsa
Gráfico de análisis técnico de acciones

El análisis técnico se basa en una serie de supuestos:

Los precios de las acciones descuentan toda la información

Según esta premisa, toda la información relevante sobre un activo financiero ya está reflejada en su precio. Esto significa que el análisis técnico se enfoca en analizar y comprender la acción del precio y la psicología de los participantes del mercado.

Los precios tienden a seguir tendencias

El análisis técnico asume que los precios de los activos financieros tienden a moverse en tendencias, ya sea alcistas, bajistas o laterales. Los analistas técnicos intentan identificar estas tendencias y aprovecharlas para realizar operaciones rentables.

La historia se repite

El análisis técnico sugiere que los patrones y comportamientos que ocurrieron en el pasado pueden repetirse en el futuro. Al estudiar y reconocer estos patrones técnicos, los analistas buscan averiguar la dirección futura de los precios.

Para llevar a cabo un buen análisis, los analistas técnicos utilizan diversas herramientas y técnicas:

  • Gráficos: Se utilizan diferentes tipos de gráficos, como gráficos de líneas, gráficos de barras y gráficos de velas japonesas, para visualizar la acción del precio y los patrones.
  • Indicadores técnicos: Son fórmulas matemáticas aplicadas a los datos del mercado para proporcionar señales de compra o venta. Algunos indicadores técnicos comunes incluyen las medias móviles, el RSI (Relative Strength Index), el MACD (Moving Average Convergence Divergence), entre otros.
  • Patrones de precios: Se analizan patrones gráficos, como los triángulos, banderas, doble techo, cabeza y hombros, para identificar posibles puntos de inversión o continuación de la tendencia.

El análisis técnico no garantiza resultados precisos ni elimina el riesgo de inversión. Es una herramienta utilizada por inversores y traders experimentados para tomar decisiones de compra y de venta de acciones.

El siguiente vídeo te lo explica con más detalle.

YouTube video

¿CÓMO COMPRAR ACCIONES?

Existen varias formas de invertir en bolsa, y cada una tiene sus propias características, pros y cons.

Comprar acciones individuales

La forma más directa de invertir en bolsa es comprar acciones de empresas individuales. Ahora bien, como te hemos ido explicando, hacerlo y que te salga bien no es sencillo ni mucho menos. Más bien todo lo contrario, y sabemos que la gran mayoría de personas que lo intentan pierden dinero.

El paso a paso que deberás seguir, suponiendo que hayas hecho bien todos los deberes previos que te hemos explicado en esta guía, es el siguiente:

  • Abre una cuenta de bolsa: Necesitarás abrir una cuenta en un bróker online o en una entidad bancaria que tenga servicios de bróker. Investiga las diferentes opciones. Elige la que mejor adapte a tus necesidades en términos de comisiones, tipo de plataforma de negociación, datos que ofrecen de cada valor, servicio al cliente, opiniones favorables de clientes, información fiscal que ofrecen, interfaz, velocidad, y otros factores relevantes.

Varios de nosotros tenemos cuenta abierta en Myinvestor, por sus buenas condiciones. Esta entidad también tiene un bróker con el que puedes comprar varios miles de acciones de todo el mundo, pagando comisiones excepcionalmente bajas.

  • Envía dinero a tu cuenta: Una vez que hayas seleccionado un bróker, deberás depositar fondos en tu cuenta.
  • Realiza la orden de compra: Con dinero en la cuenta, podrás elegir las acciones que deseas comprar, ingresa a la plataforma de negociación de tu bróker y pon una orden de compra. Especifica la cantidad de acciones que deseas adquirir y el precio límite (precio máximo) al que estás dispuesto a comprar.
  • Confirma tus compras/ventas: la propia plataforma te informará de las operaciones que se han cerrado.
  • Monitorea y administra tu cartera de acciones: Después de realizar las compras/ventas, es importante estar encima de tus acciones y hacer un seguimiento. Ahora bien, si este seguimiento te das cuenta que lo estás haciendo cada día, entonces es probable que no estés invirtiendo siguiendo las pautas que te hemos explicado, y lo que hayas hecho sea especular con la esperanza de que el precio de las acciones compradas suba lo antes posible.

¿Cómo crear una cartera de acciones?

Si te decantas por invertir en bolsa por tu cuenta, podrás hacerlo con una visión de corto plazo (lo que muchos llaman trading y es muy arriesgado), o bien con una visión de medio y largo plazo, como si fueras un emprendedor que quiere ser en accionista de buenos negocios, y beneficiarse de su evolución positiva.

Imaginemos que has tomado la decisión de invertir en acciones para construirte una cartera que te permita entrenarte y aprender. Como eres inteligente, entiendes la importancia de evitar costosos errores y prefieres cometerlos al principio para no repetirlos en el futuro.

Si te encuentras en esta situación, te gustará descubrir los valiosos y sensatos consejos prácticos de este video.

YouTube video

Con fondos de inversión

Si como tantos millones de inversores, no tienes el tiempo ni el conocimiento para comprar acciones por tu cuenta, entonces lo óptimo es invertir en bolsa utilizando fondos de acciones, que son vehículos gestionados por especialistas, en los que se aglutina el dinero de muchos inversores.

Cada fondo invierte en una cartera diversificada de acciones siguiendo una política de inversión  o un estilo muy concreto. También llamados fondos de renta variable, pueden estar gestionados de forma activa o pasiva, y existen diferentes subtipos:

  • Fondos de renta variable por región: puedes elegir fondos que invierten en acciones nacionales, internacionales o globales. Ej: Fondos de renta variable europea, o fondos de renta variable americana.
  • Por estilo de gestión: los fondos de acciones pueden tener enfoques de gestión estilo value (valor), growth (crecimiento) o blend (mezcla de los anteriores).
  • Por divisa: puedes optar por fondos que invierten en acciones denominadas en euros o en otras divisas.
  • Por tamaño de las acciones: hay fondos que se enfocan en comprar acciones de empresas de diferentes tamaños, como small cap (pequeñas empresas), mid cap (medianas empresas) o big cap (grandes empresas).
  • Sectoriales: algunos fondos se especializan en sectores específicos, como la tecnología, la salud, la energía, la inteligencia artificial, o las megatendencias.
  • Socialmente Responsables: existen fondos de renta variable que aplican criterios de sostenibilidad y responsabilidad social en sus inversiones.
  • Fondos indexados: Son fondos que replican la composición de índices bursátiles. Una tipología de fondos de acciones que continuamente captan nuevos adeptos/as en todo el mundo por sus grandes ventajas.
myinvestor fondos de inversion
Myinvestor

Una vez elegido el o los tipos de de fondos de inversión de renta variable en los que quieras invertir, tendrás que buscar los que estén considerados como mejores.

En el banco online Myinvestor se comercializan muchos de los mejores fondos de renta variable en la actualidad, tanto de gestión activa como de gestión pasiva.

Por último, cuando hayas comprado los fondos de renta variable, te tocará aprender a monitorizar tu cartera de fondos.

Delegando la gestión de carteras a bancos

Las entidades financieras ofrecen a sus clientes lo que se llama gestión de carteras de fondos. Con este servicio, puedes tener tu dinero invertido en fondos de renta variable. Es la entidad quien elige los fondos, y te cobran una comisión por la gestión que te realizan.

A nosotros este servicio no nos gusta por que son muchas las entidades que invierten únicamente en sus propios fondos de inversión, en vez de buscar los mejores, y además las comisiones totales que se pagan, directas e indirectas, suelen ser muy altas, mermando el potencial de beneficio.

Con los mejores roboadvisors

También tienes la opción de delegar la inversión de tu cartera de fondos a empresas especializadas, llamadas roboadvisors, que buscan los mejores fondos indexados adaptados a tu perfil de riesgo, se encargan de las compras y ventas, te ayudan con la supervisión de la cartera, y por sus servicios te cobran muy bajas comisiones.

A nosotros nos gusta el servicio que ofrecen, y por eso somos clientes de dos roboadvisor, Indexa Capital y Finizens, que son los mejor valorados actualmente por sus clientes.

Utilizando un mix de opciones

Como que nada es blanco o negro, también puedes invertir en acciones mediante una mezcla de las opciones anteriores. Una modalidad sería concentrar la parte más importante de tu dinero en fondos de renta variable, y con el resto, un pequeño porcentaje, comprar directamente acciones.

Hay quien dice que para evitar riesgos innecesarios, este mix debería hacerse en una proporción 90 – 10 (90% fondos y 10% acciones individuales), y que dentro del 90% de los fondos, incluir también los de renta fija para diversificar más y mejor la gran parte de tu dinero ahorrado.

Con planes de pensiones

En este caso el criterio es el mismo que en el caso de los fondos de inversión, pero cuando eliges planes de pensiones para invertir tus ahorros en bolsa, el dinero se quedará cautivo hasta que llegue tu jubilación.

Invertir en bolsa por tu cuenta o con fondos de inversión (pros y cons)

Tras explicarte las opciones para invertir en bolsa, nos ha parecido interesante mostrarte la siguiente tabla que te resume los pros y contras de cada opción:

AspectosComprar accionesInvertir en fondos
Diversificación La capacidad de diversificar es reducidaLos fondos de inversión te permiten acceder a una amplia diversificación en una única inversión, ya que agrupan diferentes acciones en una cartera gestionada por profesionales.
Concentración de la inversiónPuedes tener una cartera reducida de acciones, apostar fuerte y ganar más.Concentrar no es posible porque las carteras de los fondos suelen tener varias decenas de acciones. A cambio, el riesgo de perder es menor que en una cartera con pocas acciones
Costes y ComisionesIncurres en comisiones de compra y venta de acciones, así como en la posible necesidad de pagar por servicios de asesoramiento.Las comisiones en los fondos de inversión suelen ser más bajas, ya que se comparten entre los inversores y se gestionan de forma colectiva.
Conocimiento, tiempo y ExperienciaRequiere un mayor conocimiento y seguimiento de los mercados y de las empresas en las que se invierte.No se requiere un conocimiento profundo de los mercados, ya que la gestión de la cartera se delega en profesionales.
LiquidezLa liquidez puede variar según la disponibilidad de compradores y vendedores en el mercado, lo que puede llevar más tiempo para realizar operaciones.Los fondos de inversión suelen ofrecer una mayor liquidez, ya que se pueden comprar y vender participaciones directamente al valor liquidativo del fondo.
GestiónEl inversor tiene el control directo sobre las decisiones de compra, venta y seguimiento de las acciones en su cartera.La gestión de los fondos de inversión recae en manos de gestores profesionales, quienes toman las decisiones de inversión y seguimiento de la cartera.
Supervisión de la CarteraEl inversor es responsable de supervisar y ajustar regularmente su cartera de acciones, lo que implica un seguimiento activo y toma de decisiones.En los fondos de inversión, la supervisión de la cartera es realizada por profesionales de gestión, quienes se encargan de realizar los ajustes necesarios según la estrategia del fondo.
Acceso a MercadosPermite invertir directamente en acciones de empresas cotizadas en cualquier mercado bursátil.A través de los fondos de inversión, accedes a una amplia gama de mercados y acciones, incluso a los que sería muy difícil acceder a título personal.

¿QUÉ ERRORES EVITAR?

Aunque siempre hay quien dice saber cómo ganar dinero en bolsa, la realidad contrastada es que la inmensa mayoría de inversores que se aventuran a ello acaban perdiendo. Salen escaldad@s y más pobres de su aventura como gurús del mercado de acciones.

Son miles de millones de euros los que personas de todo el mundo pierden cada año, y todo porque deciden que a ellos o ellas les va a salir bien y van a ganar en bolsa.

Pero la realidad es otra, y según datos publicados por el bróker EToro, el 80% (8 de cada 10) de las cuentas pierde dinero en 12 meses. Por eso, si quieres que no te pase, mejor no hagas oídos sordos a los siguientes puntos:

Invertir a partir de rumores

No inviertas basándote en rumores, corazonadas o consejos no fundamentados. No confíes en información no verificada. Por ejemplo, evita invertir en una empresa solo porque alguien dijo que sus acciones van a dispararse, sin tener una base sólida para respaldar esa afirmación.

Dejar que las emociones te dominen

No dejes que las emociones dominen tus decisiones. Mucho ojo con las decisiones impulsivas o las basadas en el miedo o la codicia. Por ejemplo, mejor no vender tus acciones en pánico cuando haya una caída repentina en el mercado, ya que podrías perder la oportunidad de obtener ganancias a largo plazo.

Intentar adivinar qué hará la bolsa

No trates de intentar adivinar qué hará el mercado. Predecir los movimientos del mercado es extremadamente difícil y arriesgado. Por ejemplo, no compres y vendas acciones con frecuencia basándote en supuestos cambios inmediatos en los precios, ya que esto puede suponerte altas comisiones y una estrategia muy poco efectiva.

Comprar una acción por que ha caído

Antes de comprar tienes que tener claro qué negocio estás comprando, y cuál es el valor de la acción que vas a comprar. No asumas que una acción está barata simplemente por que haya caído recientemente su cotización. Una cosa es el valor de algo, y otra bien distinta es el precio.

Querer ganar mucho en poco tiempo

Mucho cuidado con imaginar que vas a ganar mucho dinero en poco tiempo, y sin casi esfuerzo. Las estadísticas hablan por sí solas y demuestran que eso no es así. No te engañes!

Invertir en lo que no entiendes

No inviertas en acciones de empresas cuyos negocios no entiendas. Es importante comprender el negocio y la industria en la que estás invirtiendo. Recuerda que al comprar acciones de una empresa te estás convirtiendo en propietario/a, por lo que lo lógico sería que antes de querer ser dueño sepas muy bien en qué vas a invertir tu dinero.

No diversificar

Mucho cuidado con poner todos tus huevos en la misma cesta. Para reducir el riesgo, diversifica y reparte tus inversiones. Por ejemplo, no inviertas todo tu dinero en una sola acción o sector, ya que, si esa empresa o sector sufre problemas, puedes perder la mayor parte de tu inversión.

Invertir más dinero del que puedes perder

No inviertas dinero que no puedas perder. Para invertir en bolsa no utilices dinero destinado a necesidades básicas o a pagar deudas. Ni se te ocurra pedir préstamos para invertir en bolsa, o utilizar ahorros de emergencia, ya que esto puede llevarte a tener graves problemas financieros si tus inversiones no salen como esperabas.

Ignorar la importancia del análisis fundamental de empresas

No ignores la importancia del análisis fundamental. El análisis técnico tiene “sus defensores”, pero el análisis fundamental implica evaluar los fundamentos financieros de una empresa antes de invertir en ella. No te limites a seguir tendencias sin tener en cuenta los aspectos fundamentales. Por ejemplo, no inviertas en una empresa solo porque sus acciones están en alza sin considerar la evolución de sus ingresos, beneficios y perspectivas futuras.

Seguir las modas

No te dejes influir por el comportamiento de la multitud (típico de redes sociales, o cuando se declara una crisis de mercados y las noticias no dejan de hablar de ello metiéndole miedo a los inversores menos experimentados). No sigas a la multitud sin hacer tu propia valoración e investigación.

Una mala gestión del riesgo

Vete con mucho cuidado con olvidarte de la gestión del riesgo. Es importante tener un plan de gestión de riesgos para proteger tus inversiones. Por ejemplo, no ignores establecer órdenes de stop-loss (pérdida máxima en español) para limitar las posibles pérdidas en caso de que el mercado se mueva en tu contra. O bien, tener muy claro que ante caídas, lo que harás será aprovecharlas para invertir más con el objetivo de ganar más en un futuro cuando el mercado se recupere.

Vender cuando todo cae

Si te coge una caída de bolsa con tu cartera invertida en acciones o en fondos de renta variable, recuerda qué fue lo que te hizo invertir cuando tomaste la decisión inicial. No te precipites a vender tus acciones a la primera de cambio, y menos con pérdidas que nunca recuperarás si te sales del mercado. Ganar en bolsa cuando todo sube es muy fácil. Lo difícil es hacerlo en ciclos de subidas y bajadas, algo que la gran mayoría de inversores olvida.

Dejar de formarte

No dejes de seguir aprendiendo. En el mundo de la inversión hay muy buenos libros, blogs, podcasts, y publicaciones diversas que te ayudarán a aprender lo que todavía no sabes y a mantenerte siempre actualizad@.

Tener prisa por comprar o vender

Y no tengas prisa. Los grandes inversores tienen desarrollada una gran capacidad para esperar el momento adecuado, sin precipitarse. Una capacidad que solo te la da la experiencia. Recuerda también, que para beneficiarte de la magia del interés compuesto van a tener que pasar años.

Elegir un mal bróker

Ojo con elegir brókers de reciente creación que no estén registrados en España, o con utilizar el primero que tengas a mano sin mirar qué comisiones te cobrará. Antes de elegir uno mira siempre las opiniones en internet de sus clientes. Si tienen menos de 3 estrellas en Google, mejor buscar otro.

PSICOLOGÍA PARA GANAR DINERO

La psicología es fundamental si lo que quieres es ganar dinero en bolsa. A menudo, las decisiones emocionales e irracionales pueden tener un impacto negativo en los resultados de inversión.

Controla tus emociones y la toma de decisiones

En el mundo de la inversión, las emociones pueden jugar un papel perjudicial. El miedo y la codicia son dos emociones comunes que pueden llevar a decisiones impulsivas y poco racionales.

Para tener éxito es fundamental mantener un control emocional adecuado y tomar decisiones basadas en fundamentos y análisis en lugar de en reacciones emocionales. Algunas estrategias que pueden ayudarte incluyen:

  • Realiza un análisis exhaustivo antes de tomar decisiones de inversión.
  • Evita dejarte llevar por el pánico o la euforia del mercado.
  • Establece reglas claras y sigue un plan de inversión predefinido.
  • Mantente informado/a y actualizado/a.

Disciplina en momentos de volatilidad

La volatilidad es una característica inherente al mercado de valores, y puede generar incertidumbre y emociones intensas. Mantener la disciplina durante períodos de volatilidad es fundamental para evitar tomar decisiones precipitadas que te pueden perjudicar a largo plazo. Algunas estrategias útiles pueden ser:

  • Mantén una perspectiva a largo plazo.
  • Establece límites y reglas para la compra y venta de acciones, basadas en una estrategia de inversión bien definida.
  • Diversifica para reducir el riesgo y minimizar el impacto de la volatilidad en una sola posición.
  • Realiza revisiones periódicas, evitando cambios drásticos en respuesta a movimientos a corto plazo.

Gestionar las pérdidas y las ganancias

El manejo adecuado de las pérdidas y ganancias es esencial para el éxito a largo plazo en la inversión en bolsa. Algunos aspectos clave a considerar son:

  • Establece niveles de stop-loss para limitar las pérdidas en caso de que el precio de una acción caiga por debajo de un punto determinado.
  • Hazte con los beneficios de forma gradual y no te dejes llevar por la avaricia.
  • Evalúa constantemente el rendimiento de las inversiones y aprende de las decisiones pasadas.
  • Acepta que las pérdidas son parte del proceso y aprende a manejarlas emocionalmente, ajustando la estrategia en consecuencia.

En resumen, la psicología es fundamental para tener éxito invirtiendo en bolsa. Mantener tu control emocional, seguir estrategias con disciplina, y gestionar adecuadamente las pérdidas y ganancias son elementos clave si lo que quieres es obtener resultados exitosos.

LOS MEJORES CONSEJOS PARA INVERTIR EN BOLSA

Muchos de los grandes y afamados gurús han dejado escritos sus mejores consejos para quienes quieren invertir en bolsa y tener opciones de ganar dinero.

Uno de ellos fue Philip Fisher, un respetado inversor bursátil estadounidense, conocido por su sagaz orientación sobre cómo invertir en acciones. Sus enseñanzas pueden resultar inmensamente valiosas para quienes están dando sus primeros pasos en el mundo de las inversiones.

Veámoslas.

  • Una de las lecciones más cruciales de Fisher es la necesidad de investigar a fondo una empresa antes de invertir en sus acciones. Él sostenía que lanzarse a invertir en una empresa sin entender profundamente su modelo de negocio, ventajas competitivas y perspectivas de crecimiento, equivale a un acto de azar. Esto nos recuerda que la educación financiera y el análisis meticuloso son herramientas esenciales para los inversores principiantes.
  • Fisher también enfatizaba la importancia de adoptar una visión a largo plazo. En lugar de obsesionarse con las fluctuaciones de precios a corto plazo, instaba a los inversores a mantener sus inversiones durante años, lo que les permitiría cosechar los frutos del crecimiento y la rentabilidad a lo largo del tiempo. Este enfoque a largo plazo es sinónimo de capitalización, donde el dinero tiene el potencial de crecer de manera significativa con el tiempo.
  • La paciencia fue otro pilar fundamental en su filosofía. Él creía que esperar la oportunidad adecuada, incluso si eso implicaba mantener efectivo sin invertir durante un largo período, era esencial. La paciencia contrarresta las decisiones impulsivas motivadas por el miedo o la codicia, que a menudo resultan en pérdidas.
  • La diversificación fue un concepto clave defendido por Fisher. Distribuir sus inversiones en diferentes industrias y sectores puede reducir el riesgo. Aunque como inversor novel, tu capital disponible puede ser limitado, seguro que puedes diversificar dentro de tus posibilidades.
  • Además, alentaba a los inversores a ser selectivos y enfocarse en empresas de alta calidad con un sólido potencial de crecimiento. Él sostenía que invertir en un puñado de empresas destacadas es preferible a una distribución excesiva de recursos.

— xxx —

Con estos consejos acabamos la guía.

Esperamos que la lectura te sea muy útil. Cualquier duda nos la puedes preguntar a continuación. Recuerda registrarte para recibir por email y en primicia nuevas guías para invertir.

Fuentes: Berkshire, CNMV, Allianz, varios libros y blogs de inversión en bolsa.
¿Lo valoras del 1 al 5?
product image
Valoración
1star1star1star1star1star
Valoración
4.5 based on 50 votes
Nombre
Cómo invertir en Bolsa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simula tu inversión en finizens. Click en la imagen y pruébalo.
simulador de inversiones finizens, simulador de ahorro finizens
en MYINVESTOR encuentras los mejores fondos de inversión

Temáticas

¿Qué inversiones propone el RoboAdvisor líder en España?↓Clic en la imagen para averiguarlo↓

Toda la información que leas en esta página web, es meramente informativa, y en ningún caso supone una recomendación de inversión o desinversión, ni tampoco de invitación, asesoramiento, oferta, solicitud, u obligación, para que realices algún tipo de transacción financiera. Lo que exponemos son opiniones estrictamente informativas. Para proporcionar la máxima transparencia a nuestros lectores, nos gustaría explicarte cómo y de quién generamos ingresos. Lo puedes leer en el pie de página, dentro del menú quiénes somos y cómo mantenemos esta página web.

Invertir en fondos de inversión 2024 © | c/ Búho Real 16, 11500, Puerto de Santa María, Cádiz | Lunes a viernes: 10 a 17 hr. Tel: (34) 670 29 30 55

Política de privacidad Aviso Legal – Política cookies Condiciones de UsoContacto